:)

Seguridad

Desde 2020, la Auditoría Superior advirtió riesgos en ciberseguridad de la Sedena

La seguridad de la dependencia fue recientemente vulnerada por el grupo de hackers conocido como Guacamayas

Published

on

Desde hace dos años, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) advirtió de la existencia de deficiencias en la ciberseguridad de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), lo que podría poner en riesgo la operación de la dependencia a cargo de Luis Cresencio Sandoval.

En su análisis de la Cuenta Pública 2020 publicado a inicios de este año, dijo que había riesgos que enfrentaba la Sedena si no existía una mayor inversión para implementar medidas y controles en sus operaciones, las cuales recientemente fueron vulneradas por el grupo de hackers conocido como Guacamayas.

Latinus informó que los activistas cibernéticos atacaron y lograron vulnerar la Sedena, lo que dejó en su poder seis terabytes de correos electrónicos y documentos clasificados por la propia dependencia, algo que también han hecho en otros países como Colombia, Perú, El Salvador y Chile.

Lee: Como parte de la Sedena, la Guardia Nacional debe informar de aseguramientos vinculados a tráfico de personas en el AICM

En enero, la Auditoría Superior advirtió que estas vulneraciones podrían existir, pues del análisis individual desprendido de la Cuenta Pública de 2020, “se identificaron deficiencias en la administración de contratos” relacionados con las Tecnologías de Información y Comunicación.

La ASF identificó deficiencias en la administración de 18 de los 20 controles de ciberseguridad para la infraestructura del Ejército a nivel de hardware y software, lo que “podría afectar la integridad, disponibilidad y confidencialidad de la información, poniendo en riesgo la operación de la Sedena”.

También alerta sobre deficiencias en los controles de seguridad física y lógica del Centro de datos, por lo que en caso de una contingencia −no explica de qué tipo− no es posible garantizar la continuidad de las operaciones de la Secretaría ni la restauración de los sistemas críticos.

A pesar de esto, la Auditoría a cargo de David Colmenares encontró que existe un monto de más de 15 millones de los que la Sedena no aclaró su paradero.

Hasta el momento se desconoce el alcance real de esta filtración, sin embargo, por la mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que la información presentada ayer por la noche en Latinus es verídica. Datos que revelan su verdadero estado de salud, operaciones del Ejército y las vulnerabilidades de las aduanas a su cargo.

Alfredo Fuentes / El Sol de México

Trends