:)

Inteligencia Artificial

A los adultos mayores les prohibieron comprar en los supermercados de Jalisco

La prohibición para que adultos mayores ingresen a tiendas de autoservicio afecta a personas que no tienen quién les haga las compras

Published

on

adultos mayores autoservicios

GUADALAJARA, Jalisco.- Los adultos mayores sin familia son un grupo vulnerable y olvidado por el botón de emergencia en la zona metropolitana de Guadalajara, ya que hacen largas filas para pagar en recaudadoras y en las tiendas de autoservicio no se les permite el ingreso.

No hay nadie hasta ahora que les ayude a los adultos mayores en municipios como Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá , pese a que los ciudadanos se organizan para ayudar a sus vecinos en algunas colonias. Martha, maestra jubilada, tiene 73 años de edad y perdió hace ocho años a su única hija.

Lee: Las tiendas de autoservicio viven un año de pérdidas por la pandemia de Covid-19

La jubilada no quiere dar mayores datos, pero pone en evidencia un problema generalizado a partir de que se prohibió el ingreso de adultos mayores a las tiendas de autoservicio en Jalisco.

Don Francisco N. asegura que tiene hijos en Estados Unidos y allá hasta les han puesto horario: “para que podamos ir seguros, abren la tienda de 8 a 10 de la mañana solo para gente como nosotros, me han platicado”.

Los encargados de algunas tiendas que restringen el acceso aseguran que fue parte del acuerdo y que no pueden ingresar personas de la tercera edad ni niños o personas con alguna discapacidad.

Sin embargo, estas personas tienen que pagar impuestos como el predial o el refrendo vehicular y se les ve haciendo filas en dependencias del gobierno.

En el SIAPA, aseguran, hicieron “campaña” desde el otro año y no les exigieron demostrar “la supervivencia” para otorgarles el descuento de la tercera edad o para pensionados o jubilados.

Cualquier esquema planteado los ha olvidado y han salido adelante organizándose, por ejemplo, en la zona de Chapultepec y hacia Chapalita, para ayudarles, ofreciéndose a hacerles los mandados, pagar por ellos algunos servicios o traerles lo que pidan de algunas de estas tiendas donde no les permiten ingresar.