:)

Negocios

El negocio de las funerarias muere lentamente en Xalapa, Veracruz

Los servicios funerarios empiezan a relajar las medidas de protección y a atender muy pocos casos de muertes por Covid-19

Published

on

XALAPA, Veracruz. Luego de los millones de decesos registrados desde que inició la pandemia por Covid-19, los servicios funerarios en la ciudad han disminuido drásticamente.

Esto, porque durante los primeros meses de la emergencia sanitaria, las funerarias de la ciudad llegaban a brindar hasta ocho atenciones diarias por muertes a causa del SARS-CoV2, y a la fecha se regresó al promedio de cuatro servicios a la semana y no por el virus.

Iram López, encarhado de Servicios Funerarios Mesa Mesa, indicó que al inicio de la crisis de salud, tuvieron que adquirir todo el equipo de protección para sus trabajadores, aunque había mucho desconocimiento. Al inicio solo se les permitió la cremación, con el paso del tiempo pudieron hacer inhumaciones, pero con ciertos límites.

Lee: Morirse cuesta más caro, el precio de los servicios funerarios aumentaron 70% en León

“De cierta manera fue algo sorprendente porque se hacía el doble de lo que normalmente o por lo general tenemos. En temporada normal pueden ser tres o cuatro en una semana; en semana de Covid, sacábamos hasta 15 cuerpos máximo, sí era mucho el movimiento en cuestión de defunciones por Covid”, dijo.

Recordó que al inicio había un poco de ignorancia y se les había indicado que únicamente se podían realizar cremaciones; sin embargo, al paso del tiempo, se les dijo que se podía hacer sepulturas solo en municipios cercanos como Jilotepec y hasta Coatepec.

“De ahí se puede hacer la inhumación, sepultar dentro de Xalapa y la cremación que era lo más viable. Pero sí podrías hacer lo que es la sepultura”, dijo.

Recordó que en cuestión de cuidados al principio hubo mucha demanda en overoles, equipos, caretas, guantes por parte de la población en general provocando desbaste entre los grupos que sí lo requerían, como en el caso de las y los trabajadores de funerarias.

“La gente compró en exceso y eso es algo que nos afectó también a nosotros porque tenemos nuestro guardado por así decirlo entonces se va acabando y con lo de Covid se acabó mucho más rápido y fue mucho lo que no pudimos cubrirnos. No encontrábamos trajes y no teníamos al 100 por ciento el cuidado”.

Cuando daban un servicio por un caso de Covid-19, cuenta, hacían uso de overol, dobles guantes, goggles y careta, así como líquidos especiales para la fumigación de espacios, lo que siguen manteniendo hasta ahora.

Los costos en esas fechas no subieron, incluso hubo quien para apoyar a las familias hizo descuentos porque tenían mucho trabajo.

Nosotros no subimos los precios porque tenemos algo, que es honestidad. Preferimos dar un servicio justo porque si tú subes el precio del ataúd o la cremación, ese cliente ya no regresa.

Lee: En Tamaulipas hasta las funerarias piden servicio de blindaje

Actualmente, el servicio básico tiene un costo de cuatro mil 500 que incluye el ataúd sencillo, cruz, cirios, equipos de velación completo, carroza, embalsamado, arreglo estético y la cruz de madera rotulada, así como el asesoramiento en trámites. La cremación cuesta alrededor de 12 mil 500 que incluye la urna básica.

Alberto Butrón de Funerales la Paz del Señor expuso que mientras un servicio por cremación tiene un costo de 12 mil 500 pesos, en esos meses se llegaba a tener hasta en nueve mil pesos.

“No se incrementaron costos, de hecho, al contrario, se bajaron un poco con la finalidad de apoyar a las personas y como no es el mismo servicio porque todo era exprés y rápido no tenía caso cobrar más si no se hacía el mismo trabajo”.

Refirió que, en su caso, también se elevaron los servicios hasta en 500 por ciento, puesto que llegaban a tener hasta 5 diarios, cuando actualmente a la semana tienen uno diario.

“Tan solo del IMSS teníamos cuatro o cinco diarios, a la semana eran como 20 o 25 más o menos. Ahorita ya bajó muchísimo, realmente es muy raro sacar un cuerpo de Covid tan solo del IMSS, lo que pasa mucho es que los están tratando como neumonía. El promedio en una semana normal son como siete u ocho servicios”.

El representante de Funerales la Paz del Señor explicó que el personal de la funeraria, cuando se trataba de un caso de Covid-19, hacía uso de sus equipos de protección con caretas, sanitizantes, trajes especiales, zapatos, guantes y cubrebocas, lo que ahora ya no es tan estricto.

“Los ataúdes se plastificaban para que no hubiera ningún riesgo de contagio (…) hubo cremaciones y también se podía inhumar, pero eran inhumaciones directas, directo al panteón, sin velación, sin misas, sin nada”. Actualmente, expuso, las medidas de protección no son las mismas ni en los hospitales, dado que los casos son muy aislados.

Alejandro de Funerales Huerta señaló que en su caso no hubo un aumento exponencial en su trabajo durante la pandemia. “Aquí no se fue mucho al alza, había días que se hacían hasta tres, pero no fue mucho. En la pandemia había tres servicios más de los normales. Comúnmente tenemos entre tres o cuatro a la semana, y en esos días teníamos tres más, ahorita ya estamos igual”. Agregó que cuando “se suelta el demonio” y se requiere más de su trabajo, llegan a hacer cinco o seis semanalmente.

Iram agregó que es a finales y principios de año cuando se disparan las defunciones y cuando más trabajo tienen. Dijo que las bajas temperaturas hacen que la gente sufra de cuadros de depresión por lo que aumentan los suicidios.

“Se tienen hasta 8 fallecimientos al día, pasa porque a finales de año, la gente tiene depresión y sube la tasa de suicidios. Es lo más visible y más sorprendente ver que, noviembre y diciembre y hasta finales de abril por así decirlo hay muchos suicidios, eso sorprende mucho porque es algo que no esperas”.

Lee: Padecimientos del corazón, Covid-19 y diabetes son las tres principales causas de defunción de los mexicanos en 2021

Alberto Butrón coincidió en que tienen muy establecidos los meses en que las muertes aumentan y ello es año con año. “Existen tiempos en que hay un incremento en las defunciones y otras en las que baja o se estabiliza. Principalmente en los meses fríos, a fin de año, en diciembre que los climas que propician enfermedades y es lo más común, neumonías y gripes”.

Alejandro agregó que además de las enfermedades y los suicidios en estas fechas, también incrementan los accidentes que son otra causa de decesos.

En más del 90 por ciento disminuyen las atenciones por Covid-19 en funerarias de Veracruz

Funerarias de Veracruz reportan que los servicios por Covid-19 han descendido en más del 90 por ciento a casi tres años del inicio de la pandemia que causó la muerte de miles de personas.

Aunque los establecimientos continúan aplicando los protocolos establecidos por la Secretaría de Salud como el uso de cubrebocas y la aplicación del gel antibacterial, los aforos en los velatorios ya no son tan reducidos.

De acuerdo con Daniela Arteaga Berea de la funeraria Olivares, desde hace más de tres meses que no reciben un servicio de Covid-19.

Asegura que desde la puesta en marcha del Plan Nacional de Vacunación contra el Coronavirus el número de fallecimientos por este virus se redujo en un 50 por ciento a 70 por ciento al término del segundo año de contingencia.

Y es que recuerda que durante el pico del Covid se registraban entre 10 a 15 servicios por día, todos eran por Coronavirus y la mayoría eran personas mayores de 60 años con problemas crónico-degenerativos como diabetes, hipertensión o alguna otra enfermedad.

Reconoce que se atendieron algunos servicios por fallecimientos de menores, pero afirma que fueron mínimos y que no se tiene registro.

“Tiene como dos o tres meses que no tenemos un solo deceso de Covid, hace dos años cuando empezó el primer año de la pandemia teníamos entre 10 a 15 servicios de Covid pero en cuanto empezó la vacunación la estadística bajo, los servicios que atendiamos era por decesos que no estaban relacionados al Coronavirus”, explica.

Lee: Aumentar 50% el precio de los cigarros en la próxima década evitará 49 mil muertes prematuras en México

No obstante, menciona que debido a las variantes el personal continúa aplicando las medidas sanitarias, sobre todo el uso de cubrebocas, guantes y el gel antibacterial.

“Las medidas continúan porque hay variantes y no sabemos qué tan fuertes vienen así que por protección del personal seguimos aplicando la utilización del cubrebocas, gel antibacterial en la entrada”, agrega.

Por su parte, Rafael Iglesias Dueñas director general de Tanatorium Recinto Funerario hace referencia que son mínimas las atenciones que se prestan por covid, pues menciona que aunque aún existen la mayoría son decesos por otras circunstancias.

“Son casos muy contados, podríamos decir que ha bajado en más del 95 al 97 por ciento en lo que respecta a mis empresas, gracias a Dios la población ha contribuido y claro que las vacunas también han servido, podríamos decir que casi está erradicado”, considera.

Argumenta que el servicio de cremación es decisión de la familia del difunto. Manifiesta que la única modificación que han hecho es permitir el incremento del aforo en los velatorios, pues durante la contingencia se permitían 10 personas y actualmente ingresan de 20 a 30 dependiendo los espacios.

El servicio funerario por Covid-19 ha bajado considerablemente este año en Orizaba y la disminución ha sido de 1 servicio al mes, dio a conocer el empresario funerario Jesús Vázquez Vázquez, luego de dos años de pandemia. Señaló que en los momentos críticos de la pandemia se llegaron a tener hasta cinco servicios o más por Covid-19, en un día.

Esto lejos de beneficiar los costos al cliente, los afectó al incrementarse en un 50 por ciento. “El sector funerario se vio afectado a partir de marzo de 2020, puesto que al crearse mayor consumo, mucha demanda en todo el mundo, muchas empresas de países como India y China y otros, importaban las maderas buenas y nosotros nos quedamos con las no tan buenas como las que se exportaban”, expresó el inversionista.

Agregó que al existir mayor demanda se incrementaron los precios, la materia prima como el acero, la tela cristal, pintura, tuvieron un aumento desmedido en estos años de pandemia, precisó.

Esto además trajo gastos extras a las empresas funerarias de la región, como el incremento a salarios de trabajadores debido al riesgo que enfrentaban para movilizar los cadáveres contaminados por Covid-19, “ya que nadie se quería exponer por el mismo sueldo”, explicó.

Indicó que a todos los empleados se les proporcionaba el equipo necesario y los productos higiénicos para su seguridad y esos gastos eran cubiertos en su totalidad por la funeraria, generando mayores gastos.

Lee: Sindicalizados del sector salud piden reconocer muertes por Covid-19 como accidente de trabajo

Actualmente la empresa que dirige Jesús Vázquez Vázquez da aproximadamente 50 servicios funerarios por mes, a cualquier parte del país, al contar con un parque vehicular en buenas condiciones, además de contar con las instalaciones adecuadas y los permisos necesarios ante las autoridades correspondientes.

Si las personas quieren un servicio de cremación o un féretro barnizado, lógicamente es caro. “Pero tenemos un paquete de servicio económico que consta de ataúd en madera, preparación cuerpo y carroza para el traslado del cuerpo, y te apoyamos con las gestorías ante el personal del panteón y Registro Civil, en donde pagas los trámites necesarios”, precisa.

Según el entrevistado, en la actualidad las cremaciones y las inhumaciones van a la par, en la región y hay más de 30 empresas funerarias y ante la oferta y la demanda, habrá quienes den diferentes precios.

“A mí no me interesan los precios altos, lo nuestro es atender a nuestros clientes con paquetes accesibles, dentro de sus posibilidades”, afirmó.

Ariadna García |  Diario de Xalapa

Trends