:)

Baja California

Los colectivos buscadores enfrentan crisis forense en Baja California

Hay un alto porcentaje de cuerpos, restos óseos y osamentas que no han sido identificados

Published

on

TIJUANA, Baja California. Debido a la falta de personal y de equipo en la Fiscalía General del Estado (FGE), las pruebas forenses de ADN y la identificación de restos óseos encontrados se retrasan que los cuerpos no tengan justicia, dijeron madres buscadoras.

El comisionado de búsqueda de personas en Baja California, Rafael Hernández Murrieta, refirió que actualmente existe una crisis forense no sólo en Baja California, sino en todo el país, donde la fase de identificación de los restos óseos encontrados queda pendiente de resolver.

Apuntó que para poder dar justicia a la persona desaparecida y a sus familiares es necesario cumplir con dos etapas: la primera es la búsqueda e identificación y la segunda la aclaración de lo que sucedió.

Lee: Más de 2 mil 500 cuerpos de migrantes permanecen en fosas comunes en la frontera

La primera no se realiza de manera inmediata debido a que es un proceso muy tardado, además en la Unidad de Servicio Periciales de la FGE están escasos de personal y de equipamiento.

Después de localizar un cuerpo, osamenta o restos óseos, se inicia un protocolo al interior de la FGE para el resguardo de la escena para que los elementos de la misma Fiscalía inicien el procedimiento y a partir de ahí, la comisión ya no tiene injerencia, ya que es un tema de investigación, indicó.

Se solicitó desde noviembre a la Fiscalía General del Estado la información sobre los casos que tienen por personas desaparecidas y aunque por el portal nacional de Transparencia la fecha límite de respuesta fue el 16 de diciembre, la dependencia no ha respondido, incumpliendo la ley nacional y estatal de acceso a la información.

El comisionado de Búsqueda en la entidad mencionó que debería de llegar a Baja California un Centro de Identificación Humana establecido dentro de la Comisión, en donde se fortalezcan los recursos para poder operar la identificación.

En ese proceso vendría la creación de panteones forenses, que serían espacios particulares en donde se pueda extraer el cuerpo localizado de una fosa común para llevarlo a un lugar particular y controlado, en donde se llevaría a cabo el procedimiento técnico de las muestras para dar un resultado y comunicarlo a los familiares.

Es un proyecto que se tiene contemplado para Baja California, pero es un proceso tardado debido a que conlleva la participación de bastantes dependencias, como el Servicio Médico Forense, Fiscalía, panteones de fosas comunes, en ese sentido entraría el tribunal, el Ejecutivo y el municipio, comentó.

Además, implicaría la generación y aplicación de recursos, entre ellos las pruebas genéticas para la identificación del cuerpo, otogramas, entre otro tipo de técnicas de identificación.

La Comisión Local de Búsqueda de Personas ha estado haciendo esfuerzos para fortalecer las acciones de búsqueda, además de reforzar la seguridad de las personas que participan en las mismas con ayuda de las autoridades como los oficiales de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), elementos de la Guardia Nacional o del ejército mexicano, dijo.

Lee: Jalisco exhuma 240 cuerpos de los tráileres de la muerte para identificarlos

“Debería de entrar un sistema humanístico, es decir, no son las familias los que deberían de estar exponiéndose allá afuera en las búsquedas, ahora sí que la responsabilidad es fortalecer las acciones de búsqueda al interior de las instituciones y hacer que el estado asuma esa responsabilidad”, expresó el comisionado.

En otros estados, agregó, ha habido casos en donde madres han sufrido demasiado, incluso les han arrebatado la vida y lo que se tiene que gestar es que las autoridades lleven a cabo esos procesos y disminuir el riesgo de los familiares que participen en las búsquedas.

Celeste Espinoza | La Voz de la Frontera

Trends