:)

La Opinión

Lula tomará el poder con presión desde el primer día

Lula tiene que utilizar el apoyo que recabó en las urnas para promover su agenda ambiental

Published

on

La semana pasada la calle le mostró a Luiz Inácio Lula da Silva, que las cosas han cambiado de manera muy importante y que tendrá que hacer las cosas muy bien y con mucho cuidado si no quiere sentir el poder opositor en el Congreso de Brasil, que dicho sea de paso utilizará todos sus recursos para frenar hasta la más mínima propuesta que lance o proponga el nuevo Presidente.

Como se dieron los resultados, todo parece indicar que Lula tiene en sus manos una papa caliente que de entrada le exigirá mejoras económicas urgentes, más fuentes de trabajo, bajar los altos índices de violencia y lo más importante bajar los altos niveles de hambre en amplias zonas del gigante sudamericano.

Según la FAO, más de 60 millones de brasileños viven alguna situación de inseguridad alimentaria, comen una vez al día en el mejor de los casos, respecto a esto Lula dijo que era algo inconcebible cómo en una potencia agropecuaria tantísima gente pase hambre. También resaltó que su gobierno sería un gobierno más de coalición, no un gobierno del Partido de los Trabajadores.

Lee: El Día de Muertos reactiva la actividad turística y económica de Mazatlán

“Gobernaré para 215 millones de brasileños, somos un país, un pueblo, hay que bajar las armas, el pueblo está cansado de ver al otro como enemigo”, dijo el Presidente electo en en una entrevista, donde marcó un antes y un ahora en materia en el control armas para consumo civil.

Lula habló también de que su próxima gestión retomaría la protección de la selva amazónica. Este es otro desastre que deja la gestión del saliente presidente Jair Bolsonaro: durante estos últimos cuatro años la deforestación de la Amazonía ha batido récords en beneficio de las corporaciones extractivistas, madereras y de grandes capitales.

Si el mandatario electo habla en serio, la tarea será inmensa. El área deforestada en la Amazonia de Brasil alcanzó su mayor nivel en 15 años de agosto de 2020 a julio de 2021, según cifras oficiales. El monitoreo vía satélite muestra que la tendencia de 2022 se encamina a superar la del año previo.

Sin duda, Lula tiene que utilizar el apoyo que recabó en las urnas para promover su agenda ambiental, según Caetano Scannavino, coordinador de Health & Happiness (Salud y Felicidad), una organización sin fines de lucro que apoya proyectos sustentables en la cuenca del río Tapajós.

Pero todo esto está en el plano de las buenas intenciones, no olvide que la oposición de derecha en Brasil tiene mayoría en el Congreso, el Partido Liberal (PL) tendrá la mayor bancada desde 1998, con 99 de los 513 escaños (23 más que en la actualidad). Con el Partido Popular (PP) y Republicanos, partidos que apoyan a Bolsonaro, sumarían casi 190 diputados.

En el Senado, de 81 asientos, el PL aumentó seis escaños hasta 13, y en total los partidos de derecha controlarán el 53% por ciento del poder legislativo, entonces las cosas no serán tan sencillas como en la primera oportunidad que fue Presidente, ahora hay una oposición mejor estructurada y con poder para combatir.

Lo cierto es que la salida de Bolsonaro del poder es simbólica también para la región porque se trataba del último integrante aún en funciones del ya muerto grupo de Lima, fundado con el único objetivo de sacar a Nicolás Maduro del poder y colocar a Juan Guaidó al que ahora no saben cómo desechar, se volvió un aliado incómodo hasta para Estados Unidos.

Se está viralizando una fotografía en la que aparecen los líderes del antes importante y ahora inexistente organismo juntos, tachados todos: El expresidente de Ecuador, Lenin Moreno, el colombiano Iván Duque, el chileno Sebastián Piñera, el argentino Mauricio Macri y, finalmente, el brasileño Jair Bolsonaro, todos ellos están fuera de la jugada y Maduro sigue.

También es verdad que a nivel regional, la marea rosa cree que el retorno de Lula va a dar cohesión a la izquierda y lo colocará como líder latinoamericano, de hecho se habla de que el mandatario electo vendrá a nuestro país con la idea de fortalecer ese liderazgo, pero el buen juez por su casa empieza. O usted ¿qué cree?

Trends