:)

Política

Nos hubiera gustado ganar más, dice Marko Cortés tras la caída en las elecciones

El líder nacional del PAN no tiene una respuesta para explicar lo que sucedió en Baja California Sur, donde ganó Morena

Published

on

Foto: Archivo

Tras las elecciones del domingo pasado, el Partido Acción Nacional (PAN) dejará de gobernar Baja California Sur y Nayarit, entidades que le fueron arrebatadas por Morena, y sólo conservará Chihuahua y Querétaro. A su dirigente Marko Cortés le hubiera gustado ganar más.

Y aunque su bancada será más grande en la próxima legislatura de la Cámara de Diputados, al final no se cumplió el objetivo de impedir que los partidos afines al lopezobradorismo se quedaran de nuevo con la mayoría absoluta de 251 legisladores.

Al hacer un balance de los resultados, el dirigente nacional panista, Marko Cortés Mendoza, aseguró que no fue un fracaso la alianza de Acción Nacional con los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y el de la Revolución Democrática (PRD).

Lee: AMLO debe reconocer los resultados de la elección: Marko Cortés

Aunque panistas como el senador Gustavo Madero y el gobernador Javier Corral, ambos de Chihuahua, consideran que hay muy poco que celebrar porque la coalición electoral de los tres partidos recibió una paliza en los comicios del 6 de junio, Cortés ve de forma distinta los resultados que logró la alianza Va por México.

Consideró que los dichos de sus correligionarios son equivocados, dado que “el triunfo se cuenta solo”. Sin embargo, aunque insiste en que lograron estropear la hegemonía de Morena, confesó que le hubiera gustado haber ganado más.

“México amaneció más plural, ése es el gran logro, por eso vemos con mucha satisfacción el resultado. ¡Claro!, nos hubiera gustado tener contundencia como tenemos en Querétaro y como tenemos en Chihuahua, pues obvio”, expresó.

No obstante, resaltó que “Morena se frotaba las manos por tener una consolidada mayoría calificada en la Cámara de Diputados y pues no la van a tener, porque la oposición de la coalición Va por México -encabezada por el PAN, PRI y PRD-, vamos a tener de 40 a un 42 por ciento (de las curules)”.

La crítica de Madero y Corral es que la alianza se había planteado impedir que Morena y sus aliados alcanzaran la mayoría de 251 legisladores para arrebatar al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador el control del presupuesto federal.

Sin embargo, al no lograrlo, los partidos aliancistas ahora se “autoengañan” al afirmar que le quitaron la mayoría calificada a Morena y sus aliados (de 334 diputados), cuando en realidad jamás la tuvieron.

Al justificar el resultado electoral de este domingo, Marko Cortés señaló que se debe tomar en cuenta que en 2018 el PAN quedó en la lona. Dijo que tras ese descalabro, en diciembre de ese año se mandó a hacer una encuesta que le daba al albiazul sólo 7.0 por ciento de la intención del voto ciudadano.

Lee: AMLO está destruyendo a México: Marko Cortés

Partiendo de esa referencia, el dirigente panista sostuvo que el partido volvió a crecer, y aunque Morena conserva la mayoría en la Cámara de Diputados, el PAN tendrá cerca de 114 legisladores, es decir, poco más de la quinta parte del Congreso.

Esta cifra, abundó, es mayor a sus actuales 78 diputados e incluso a los 107 que logró en la elección intermedia de 2015.

En ese año el PAN sólo pudo tener 40 diputados federales de mayoría (relativa) y  hoy nuestro piso son 73 diputados de mayoría, lo que significa un crecimiento de 83 por ciento.

“Nuestro crecimiento en la Cámara de Diputados es muy importante y sólo para ponerlo como referencia, vamos a tener más diputados que en la antepasada legislatura que yo fui coordinador. Esto significa que de todos los partidos políticos, el PAN es el que más crece”, resaltó.

Respecto a las derrotas en Baja California Sur y Nayarit, Marko Cortés dijo que aún ignora lo que sucedió en el primer caso, mientras que en Nayarit consideró que se trató de una traición del actual gobernador Antonio Echevarría García, quien entregó la plaza a Morena.

“Había tres gubernaturas del PAN en la contienda, porque Nayarit ya no era del PAN. Toño Echevarría ya hacía sus informes color Morena, lo perdimos hace tres años y entonces había sólo tres gubernaturas de Acción Nacional que había que refrendar (Baja California Sur, Querétaro y Chihuahua)”, mencionó.

Resaltó que a pesar de todo, refrendaron Chihuahua y Querétaro, aunque “en el caso de Baja California Sur no entendemos qué pasó ahí, porque en las encuestas de salida nos daban arriba y hoy por hoy, estamos en el conteo de votos y en una de esas el PAN refrenda las tres de tres”.

El dirigente nacional panista afirmó que los logros obtenidos son loables, considerando que “en todo momento” del proceso electoral el presidente Andrés Manuel López Obrador “fue el jefe de campaña de su partido”.

Habló del Congreso de Tamaulipas, donde Morena le arrebató la mayoría a Acción Nacional, dejando la puerta abierta para que la nueva legislatura finalmente avale el proceso de desafuero contra el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca impulsado desde San Lázaro.

Lee: Cuando se cambian las reglas del juego se van las inversiones y llega la devaluación: Marko Cortés

Ante el riesgo de que el mandatario panista pierda su inmunidad, Cortés agregó que sólo les queda confiar en las autoridades y que la verdad salga a la luz.

Rafael Ramírez | El Sol de México