:)

El Extranjero

Joe Biden desaparece la deportación de migrantes a un Tercer País Seguro

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden suspendió el Acuerdo de Cooperación de Asilo con los países del Triángulo Norte para migrantes

Published

on

Con el ACA los migrantes solicitaban asilo en otros países. / Foto: Archivo

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden suspendió el pasado fin de semana el Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA) con los países del Triángulo Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala), el cual facilitaba la deportación migrantes de estos países.

Aproximadamente 700 migrantes hondureños y salvadoreños fueron deportados desde Estados Unidos a Guatemala bajo el marco del ACA, según informó el gobierno guatemalteco.

La Iglesia católica de El Salvador saludó la decisión del gobierno del presidente Joe Biden de poner fin a acuerdos que obligaban a Guatemala, Honduras y El Salvador a otorgar asilo a migrantes que buscaban llegar en forma irregular a esa nación.

Lee: “Sin unidad, no hay paz”, dijo Biden

“Celebramos el hecho de que Estados Unidos haya finalizado el acuerdo de Tercer País Seguro con El Salvador y con nuestros vecinos Guatemala y Honduras”, señaló en una rueda de prensa el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

En una orden ejecutiva, el presidente Biden permite dar los “primeros pasos concretos” para lograr una mayor “colaboración” con sus socios regionales en aras de una migración “ordenada, segura y humana”, señaló el secretario de Estado, Antony Blinken.

El anuncio se refiere a la cancelación del acuerdo que tenía la intención de que los migrantes centroamericanos solicitaran asilo en los países considerados “seguros”, y no en la frontera estadounidense.

“De acuerdo con la visión del Presidente, hemos notificado a los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras que Estados Unidos está tomando esta acción a medida que comienzan los esfuerzos para establecer un enfoque cooperativo y mutuamente respetuoso para gestionar la migración en la región”, explicó Blinken.

Guatemala ya había anticipado, que EU había puesto fin a dicho tratado migratorio firmado en julio de 2019. La iniciativa de Joe Biden para frenar la deportación de migrantes fue recibida con “beneplácito” por parte del Gobierno del mandatario guatemalteco, Alejandro Giammattei.

En los hechos, el ACA fue implementado solamente por Guatemala, firmado en julio de 2019 por Trump y el presidente del país centroamericano en ese momento, Jimmy Morales.

En el caso de El Salvador y Honduras el tratado no llegó a hacerse efectivo y las transferencias entre EU y Guatemala estaban suspendidas desde mediados de marzo de 2020 por la pandemia de Covid-19, explicó el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Blinken también dejó claro que, “estas acciones no significan que la frontera de Estados Unidos estará abierta” y recalcó que todos “aquellos que intentan emigrar de forma irregular se están poniendo a sí mismos y a sus familias en riesgo”.

“Abordaremos las causas profundas de los desplazamientos forzados y la migración irregular, entre otras cosas combatiendo la corrupción y la impunidad, cumpliendo nuestras obligaciones de proteger a los refugiados y trabajando en colaboración con nuestros socios para promover las oportunidades y la prosperidad de las personas y las comunidades de toda la región”, agregó el funcionario.

Lee: AMLO avala el plan migratorio y la estrategia de reactivación económica de Joe Biden

El anuncio se produce semanas después de que una caravana de migrantes que partió de Honduras rumbo a EU fuera detenida en Guatemala. En esa multitud, se encontraba población vulnerable que ha sido golpeada por la situación económica e incluso niños que emprendieron el peligroso viaje solos.

También se dio a conocer que la Administración de Biden, destinará 4 mil millones de dólares a Honduras, El Salvador y Guatemala en concepto de ayuda para atender la migración.

Un informe en el Senado de Estados Unidos, publicado el 18 de enero, pidió al entonces presidente electo Joe Biden terminar “inmediatamente” con ACA, impulsados por el ahora expresidente republicano Donald Trump.

Los críticos de la política migratoria de Trump han señalado que el Memorando de Protección de Migrantes (MPP) y los acuerdos ACA forzaban a los migrantes a esperar por el trámite de sus solicitudes de asilo en territorios donde están expuestos a la violencia y, en muchos casos, a la subsistencia en campamentos con escasa protección y atención sanitaria.

De acuerdo con una promesa de campaña, Joe Biden ha establecido la cuota anual de refugiados que pueden ser admitidos bajo el programa de reasentamiento en 125 mil, en comparación con 15 mil para el año presupuestario actual, y así dejar de ser migrantes.

Lee: Migrantes esperan que Joe Biden cumpla su promesa para dejar los campamentos de Matamoros