:)

Guanajuato

Jorge Altamirano es el mimo Christopher de la Feria de León

Son varias las generaciones de leoneses que han crecido con su humor blanco

Published

on

LEÓN, Guanajuato. El maquillaje blanco, prendas oscuras y su característica sonrisa de Jorge Altamirano, conocido como Christopher, el mimo de la Feria de León, son ya parte del inventario de este evento.

Ir a la Feria, comerse una manzana acaramelada, comprar el vaso de la feria y ver al mimo Christopher, se ha vuelto una tradición para los leoneses en su fiesta. Él tiene en su memoria tiene 47 años de visitar la Feria Estatal y 38 de ser reconocido públicamente.

“Era un niño muy travieso que me metía a donde se me daba la gana y en esa oportunidad tuve la oportunidad de conocer a grandes payasos”, uno de ellos fue Paquín le dio la oportunidad de poder participar en la feria.

Lee: Las botanas deshidratas son el antojo más saludable de la Feria de León 2023

Luego, el señor Héctor González, oriundo de Morelia, Michoacán, y que actualmente reside en Guadalajara, le dio todo el apoyo a mimo Christopher.

Por año visita un máximo de cinco ferias al año, León, Durango, Coatzacoalcos, Orizaba y Saltillo, año con año se han vuelto su hogar.

Desde pequeño admiraba a Charles Chaplin y, varios personajes del mundo mudo, Desde muy chico abandonó la casa de sus padres y se mudó a la Ciudad de México y en los estudios Churubusco, iba a ver películas de cine mudo, luego descubrió la técnica de Marcel Marceau, tomó talleres con él, de ahí en adelante se ha estado capacitando.

Los dos años pandémicos como para todo el mundo no fueron nada fáciles para Christopher, señala que incluso temió por su vida, se deprimió mucho y tuvo que deshacerse de cosas de valor para él, para poder sobrevivir.

Muchas veces pensó que no volvería a vivir de manera libre y que los espectáculos serían los últimos en regresar. Durante año y medio estuvo sin trabajo y con pocos recursos para salir adelante.

Los años le han dado la experiencia y las ganas de seguir arrancando sonrisas con un estilo único: improvisación a través de la pantomima, indicó que el mimo debe imitar a la persona más no ridiculizar a la gente.

“Yo le agradezco mucho a la gente, por el apoyo que recibo de todos lados. No ocupa de hacer ademanes groseros, ni utilizar palabras altisonantes, ni utilizar el doble sentido, únicamente sigue el arte de su ídolo Chaplin. A mí me traen para divertir con humor blanco a la gente, no para burlarse de la gente”

El mimo Christopher no utiliza equipo de audio, asegura que con el sudor de su actuación se gana el cariño del público. Su inspiración siempre serán los niños, antes de cada función se prepara con tres horas de anticipación y hace ejercicio, más una hora de maquillaje.

Platicó que lo visitó una señora que de niña año con año lo iba a ver y esta edición se presentó no solo, a verlo, sino que le ayudó a recoger dinero para entregárselo y le presentó a sus hijos y nietos.

Lee: La Guardia Nacional tiene un módulo de reclutamiento en la Feria de León

Como este ejemplo hay muchos leoneses que regresan a verlo después de tantos años “más que unos públicos se han convertido en mi familia”.

En varias ocasiones ha pensado que es su último año. Con el paso de los años ha tenido varias pruebas como lo son los nuevos foros, al mimo Christopher es al primero que mandan.

Siempre habrá un antes y un después en la vida de Jorge, a partir que decidió probar suerte en León, donde año con año se dan cita miles de familias, para disfrutar de sus ocurrencias, todos quieren ver al mimo más querido de León.

“No me rajo y voy para adelante, siempre con la mejor actitud, le agradezco al público voy a estar aquí hasta que el público me diga que ya no, y si Dios me presta salud”, finalizó.

El mimo Christopher, que da funciones en Plaza Bicentenario y Plaza las Fuentes, y cuya frase es “cada año digo, éste ya la libré”, en 2018 logró ser la imagen de la Feria de León.

Vanessa Hernández | El Sol de León

Trends