:)

Baja California

Baja California Sur reactivará en agosto el turismo de cruceros

El gobierno de Estados Unidos autorizó los viajes de prueba a Ensenada con turistas que viajarán gratis la próxima semana

Published

on

Foto: Gobierno de Baja California Sur

LA PAZ, Baja California Sur. El agente naviero Arturo Mussi Ganem confirmó que para finales de agosto llegarán a Cabo San Lucas los primeros cruceros con pasajeros a bordo, que la próxima semana reinician en Cozumel, mientras que para La Paz y Loreto no hay fecha.

En esta primera etapa, los buques van a operar con 70 por ciento de su capacidad de pasaje y con 80 por ciento de éstos vacunados contra el Covid-19; al 20 por ciento restante que son niños menores de 12 años para los cuales aún no hay vacunas, pero se les aplicarán pruebas todos los días.

Anunció que la oficina sanitaria de Estados Unidos autorizó los viajes de prueba con voluntarios, mismos que iniciarán en Ensenada la próxima semana, con turistas que viajarán gratis y donde se verificará la aplicación de los protocolos de sanidad, de limpieza y de capacitación para el personal de los buques relacionado con las medidas preventivas contra el Covid-19, de acuerdo a las condiciones impuestas por el gobierno norteamericano.

Lee: Huyen los cruceros de la bahía de La Paz por presiones de los ambientalistas

Aclaró que este esquema de viajes gratis, no aplicará para puertos de Baja California Sur. Asimismo, Musi Ganem dio a conocer que hay muy buenas expectativas para la reactivación de las rutas de cruceros y que varias navieras tienen lleno total en sus reservaciones para el próximo año, y algunas ya están navegando en Europa, Asia, El Caribe y Las Galápagos.

Con relación a los precios, informó que en los primeros viajes que recién inician, los boletos se venden a un 60 por ciento de su costo, aunque para el próximo año estarán en los niveles de antes de la pandemia.

Por otra parte, pescadores de Laguna San Ignacio, municipio de Mulegé, registran desde hace aproximadamente cuatro meses la presencia de varios cruceros que se fondean a unas 15 millas de la boca de la Laguna, sitios donde permanecen entre cuatro y cinco días para posteriormente seguir navegando.

Aunque hasta el momento no hay ni manifestaciones de rechazo a la presencia de estas embarcaciones, sí existe preocupación debido a que ninguna autoridad ha informado al respecto.

En febrero pasado, la tripulación de uno de los buques bajó una lancha rápida al agua, pero al ver a la panga de los pescadores que se acercaban, inmediatamente la subieron y les pidieron con señales que se retiraran, según informó Obed Torres, vecino del ejido Luis Echeverría y pescador ribereño de esa zona, ubicada en la Reserva de la Biosfera de Vizcaíno.

Lo único que queríamos era platicar con ellos para saber el motivo de su presencia, explicó Obed Torres, quien tomó fotos y video de los barcos, uno de éstos emitiendo grandes cantidades de humo blanco por sus chimeneas; hace aproximadamente 20 días se registró la presencia de otro crucero fondeado en el mismo sitio.

No se descarta que se trate de las de las mismas embarcaciones que desde el pasado mes de febrero permanecieron fondeados en la Bahía de La Paz por espacios de entre cuatro o cinco días, sin pasajeros y con una minina tripulación a bordo, en espera de que se reactiven las rutas que se suspendieron a causa de la pandemia de Covid-19.

Lee: La 4T funda una empresa estatal de cruceros para detonar el turismo en el Pacífico y Mar de Cortés

Las gigantescas embarcaciones permanecieron abrigadas en la Bahía hasta la primera semana de julio, cuando por presiones de grupos ambientalistas que acusaron a las navieras de generar contaminación y realizaron varias protestas, ocho de los 10 buques se retiraron a otros puertos quedando solo dos en La Paz.

Según informó en su momento el agente naviero Arturo Mussi Ganem, cinco se fueron a Ensenada, tres a Puerto Vallarta y los dos que quedan en La Paz, se habrán de retirar en agosto, cuando se reactiven sus rutas comerciales; esta retirada fue por decisión propia de las empresas y no por solicitud de ninguna autoridad, ya que siempre contaron con los permisos correspondientes.

Los buques llegaron procedentes de Los Ángeles, debido a que requieren de estar en movimiento para mantener sus sistemas operando, y los barcos vienen en código verde, es decir libres de Covid-19.

Uno de los buques fondeados en la Laguna que fue captado en fotografías y video por los pescadores es el Nieuw Amsterdam, barco que a principios de julio se fue a resguardar a Puerto Vallarta; otro fue el Royal Princess que habría salido de La Paz el pasado 4 de julio con rumbo a Ensenada. Pescadores de San Ignacio aseguran que los barcos siguen llegando a la zona, y que el último que se vio fue hace aproximadamente dos semanas.

Elías Medina | El Sudcaliforniano