:)

El Extranjero

Escala guerra comercial, China ordena cambiar software estadounidense en oficinas

En un plazo de 3 años debe quedar sustituido el software de EU en equipo de oficinas gubernamentales por análogos de China

Published

on

El gobierno de China ordenó a las oficinas estatales y a las instituciones públicas que reemplacen todo su equipo informático y su software extranjero por análogos chinos en un plazo de tres años, informó Financial Times.

La medida forma parte de la iniciativa de Beijing para disminuir la dependencia de China de las tecnologías extranjeras y aumentar el desarrollo del equipo producido en el país.

Compañías como HP, Dell y Microsoft podrían verse afectadas por esta estrategia que actúa como contrapeso y que responde a los intentos de Washington de limitar el uso de tecnologías chinas en Estados Unidos.

Estados Unidos y China han estado involucrados en una guerra comercial por más de un año. En noviembre, la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) votó a favor de prohibir el uso de su Fondo de Servicio Universal, valorado en 8.500 millones de dólares, para comprar equipos y servicios de Huawei y ZTE con sede en China porque, supuestamente, representan una amenaza para la seguridad nacional.

Lee: Fuerza de Siberia: el gasoducto que une a Rusia y China

La orden de la FCC también exige que los operadores que reciben fondos del USF retiren y reemplacen cualquier equipo existente de las compañías chinas.

El Financial Times recuerda cómo el gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, vetó los negocios entre firmas de Estados Unidos y la empresa de telecomunicaciones Huawei a comienzos de año y cómo, el pasado mayo, otros gigantes como Google o Intel anunciaban que congelarían su cooperación con la empresa china.

Según analistas de China Securities, unos 20 o 30 millones de dispositivos electrónicos deben ser reemplazados por análogos chinos. El 30 por ciento de las sustituciones de equipos extranjeros tendría lugar en 2020, el 50 por ciento en 2021 y el 20 por ciento en 2022, según los expertos, que atribuyen la orden al Comité General del Partido Comunista de China.

Paralelamente, las oficinas estatales ya tienden a usar los ordenadores de mesa producidos por la empresa china Lenovo.

Lee: Hay que invertir en infraestructura como lo está haciendo China: Slim

Los analistas dijeron que la orden bajó de la Oficina Central del Partido Comunista Chino hace unos meses y aunque estos mensajes generalmente son secretos, empleados de dos compañías de seguridad cibernética informaron al Times que sus gobiernos habían descrito también la medida.

Los empleados pidieron conservar el anonimato porque la información era delicada.

Los analistas dicen que será difícil reemplazar el software con alternativas domésticas, ya que la mayoría de los productos desarrollados son para sistemas operativos populares como Microsoft Windows y Apple macOS, dice el Times.

Los sistemas operativos chinos, como el Kylin OS, son mucho más limitados en cuanto a los programas creados para ellos.

El diario británico señala también que definir “fabricación doméstica” en China es algo complicado. La marca Lenovo, por ejemplo, que ensambla muchos productos en el país, tiene procesadores fabricados por Intel y sus discos duros y otro software son de Samsung.

Ataques a la tecnología y software

En mayo Washington incluyó a la compañía china Huawei en la lista negra comercial, prohibiendo de esa forma a las empresas nacionales hacer negocios con ella, alegando sospechas de espionaje, aunque sin presentar pruebas.

Dado que algunas empresas de telecomunicaciones en zonas rurales de EU dependen de los productos de Huawei, el Gobierno ha otorgado y extendido excepciones de 90 días de duración, la última promulgada el mes pasado.

Simultáneamente, Washington ha presionado a sus aliados en Europa para que cierren las puertas de sus redes nacionales 5G a las compañías chinas.

Desde Beijing niegan las acusaciones de espionaje, mientras algunos estados europeos, como Alemania, se han negado a prohibir que Huawei entre en su mercado de 5G.

Trends