:)

CDMX

Los franeleros cobran hasta 200 pesos por apartar y darte un lugar en las calles de la CDMX

El Consejo Ciudadano recibió denuncias de que los llamados “viene, viene” amenazan a automovilistas

Published

on

Foto: Aracely Martínez

Tras regresar a las calles de la Ciudad de México para apoderarse de los lugares para estacionarse, los franeleros cobran tarifas que van de los 20 a los 200 pesos.

Dependiendo de la zona es el precio que cobran por el lugar de estacionamiento, pues en las calles cercanas a estadios o auditorios, donde se celebren conciertos, donde piden hasta 200 pesos.

En épocas de prepandemia, cerca de los hospitales el precio era de 30 pesos por adelantado, ahora son 50 pesos y eso dependerá del tiempo que esté el auto en el lugar.

Lee: Los estacionamientos pierden hasta 40% de sus ventas por la Ruta León

En lo que va del año capitalinos han levantado 36 quejas contra estos “cuidadores de autos”, la más frecuente es que establecen tarifas según sea el sitio y la necesidad de encontrar un lugar para estacionar el vehículo, informó Salvador Guerrero Chiprés, presidente del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México.

Explicó que, de acuerdo con las denuncias presentadas, “25 por ciento es porque (los franeleros) condicionan lugares a cambio de dinero; nueve por ciento no especifica, 11 por ciento porque apartan lugares, aunque no se indique que quieran cobrar; seis por ciento agreden a automovilistas de manera verbal; seis por ciento amenaza con dañar el vehículo si no se les paga su tarifa; y tres por ciento dice ser de la Unión Tepito, que nosotros creemos que es falso, pero así lo dicen”.

Sofía Yáñez, habitante en la alcaldía Gustavo A. Madero, fue víctima el pasado 12 de junio, luego que presuntamente un franelero le rompiera el vidrio de su auto, robara la llanta de refacción y ponchara una llanta porque no dio dinero por estacionarse cerca del Hospital de Especialidades Siglo XXI.

“Llegué a ver a un familiar en Urgencias de Oncología del Siglo XXI. Por las prisas me estacioné rápido, pero finalmente me quedé toda la noche. Este sujeto me gritó a lo lejos, sentado en una silla, que si iba a dejar ahí mi carro, como reclamando el espacio. Sólo le hice una seña porque venía hablando por teléfono por la situación de mi familiar. Me metí al hospital y me quedé ahí pues si salía ya no me dejaban entrar. Tuve que confiar.

“Al salir me encontré con el cristalazo: se llevaron mi llanta de refacción, herramienta y unos lentes. El tipo, como si nada, se acercó burlón diciendo: ‘Te dije que no me hacía responsable’. El auto además tenía una llanta picada y una cubeta de plástico abajo. Para nadie es un secreto que está gente amenaza y actúa con impunidad en toda la Ciudad de México”, señaló en una publicación en redes sociales.

De acuerdo con el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, de enero a la fecha han recibido 36 quejas relacionadas con franeleros, en donde las alcaldías con más reportes son Cuauhtémoc, Azcapotzalco, Coyoacán, Gustavo A. Madero, Iztacalco y Venustiano Carranza.

Actualmente Cuauhtémoc es la única demarcación que cuenta con un programa de regularización de franeleros desde el año pasado, el cual dota de un chaleco verde fluorescente, gorra blanca y credencialización para todas las personas dedicadas a este sector. La alcaldía concentra la mayor parte de las quejas recibidas por el Consejo Ciudadano, 23 por ciento.

Lee: Celaya quiere eliminar el cobro de estacionamiento en las plazas comerciales

“Si no hay avances en algunas alcaldías, en buena parte puede estar relacionada por la calidad de supervisión, o la vigilancia específica del cumplimiento de las instrucciones, porque puede ser que se diga que se va a hacer algo, se instruya a algunas personas, y después no se haga.

Yo creo que lo más importante es que ese instrumento esté funcionando bien”, indicó Salvador Guerrero.

En un recorrido realizado en las inmediaciones del Hospital de Especialidades Siglo XXI, cada dos cuadras hay alrededor de siete franeleros acomodando autos de los visitantes y trabajadores del centro médico, quienes, por confianza, les dan las llaves de sus vehículos.

Ahí, todos los “cuidadores de autos” o franeleros aseguran que ya fueron regularizados por personal de la alcaldía Cuauhtémoc, que tomó sus nombres y les otorgó un chaleco y gorras distintivas, aunque ninguno cuenta con una credencial y no todos portan uniforme.

“Tiene unos dos meses que pasaron los de la alcaldía, nos dieron un chaleco, unas gorras blancas y nos van a dar credenciales, sin costo. Los de la alcaldía pasaron a visitarnos, a pedir datos, me pidieron mi credencial de elector. Aquí no hay tarifa, es lo que gusten dar, a veces 10 o 20 pesos nos dan; a la semana voy ganando como 800 pesos de sólo acomodar autos, más lo que me gane si quieren que los lave”, señaló Miguel Ramírez Vera, franelero desde hace 23 años, ubicado en la calle Doctor Jiménez.

Para Luis, quien se ubica en la calle Antonio M. Anza y que también fue inscrito al padrón de la alcaldía Cuauhtémoc, es mejor trabajar bajo este esquema, pues en algunas ocasiones tenía que pagar hasta 70 pesos al día a oficiales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) para no ser llevado al Juzgado Cívico “por realizar este trabajo (…) Imagínate, trabajábamos para ellos”, señaló.

Desde 2021 el diputado de Morena, Nazario Norberto Sánchez, presentó una iniciativa que está en comisiones para prohibir la práctica de los franeleros. Para ello propone una sanción de hasta 36 horas de trabajo comunitario.

Aabye Vargas | El Sol de México