:)

Negocios

Acapulco: Los bares y cantinas llegan al semáforo amarillo de Covid-19 con más deudas

Con la entrada del Semáforo Amarillo en la entidad, la Asociación de Bares, Restaurantes y Discotecas de la Costera Miguel Alemán reinició operaciones con menos empleados, más comercios cerrados y deudas

Published

on

ACAPULCO, Guerrero. Con la entrada del semáforo amarillo de Covid-19 en Guerrero, la Asociación de Bares, Restaurantes y Discotecas de la Costera Miguel Alemán reinició operaciones con menos empleados, más comercios cerrados y deudas.

El presidente de la Asociación, Jesús Rivera Rojas, dijo en conferencia de prensa, que la ampliación de dos horas en el funcionamiento de sus negocios, no es mucha la diferencia para captar más ingresos y sanear las deudas que se vienen arrastrado desde hace un año.

Señaló que mucho menos les ayudará para contratar más personal, “pues el ampliar dos horas extras no se puede contratar doble turno y con el mismo personal pagas las dos horas extras y se acabó el problema”.

Dijo que los restaurantes y bares trabajan sólo con 30 por ciento del personal y mil empleados tuvieron que ser dados de baja.

Lee: El taco y la comida corrida suben de precio en el puerto de Acapulco

Desde este lunes, Guerrero regresó al color amarillo en el semáforo epidemiológico por COVID-19, luego de registrarse un constante descenso de casos activos, hospitalizados y decesos por coronavirus en los municipios de la entidad.

El caso de Guerrero es fuera de lo común, pues, de acuerdo con el anuncio del gobernador Héctor Astudillo, la entidad pasó del color rojo al amarillo del semáforo epidemiológico, “saltándose” el naranja.

Rivera Rojas comentó que no se llegó a denuncia ante la Junta de Conciliación y Arbitraje porque se llegó acuerdos con los trabajadores en su liquidación y ellos saben que no fue culpa de los empresarios de los comercios o bares porque había muchas deudas.

Asimismo, precisó que 70 por ciento de los negocios adheridos a la Asociación regresaron al Semáforo Amarillo y 30 por ciento cerró. “Ya no volverán abrir y son negocios los más reconocidos”.

Algunos empleados con muchas deudas se dedicaron al comercio informal y a la apertura de bares clandestinos, “porque saben que el gobierno siempre va encima del comercio establecido y pago de impuestos, al comercio establecido siempre le cargan la mano y el comercio informal siempre lo sueltan y lo dejan”.