:)

Negocios

Ventajas y desventajas de ser totalero en el uso de la tarjeta de crédito

Los tarjetahabientes no deben rebasar el 30 por ciento de su línea de crédito, ya que ocupar un monto más alto le sugiere a los bancos un posible endeudamiento.

Published

on

Ventajas y desventajas de ser totalero en el uso de la tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito es un producto que permite a los usuarios financiar sus compras sin tener que pagar intereses, siempre y cuando se utilice de manera inteligente. Para esto, es importante que los tarjetahabientes conozcan y tengan en cuenta cuál es su fecha de corte, su fecha límite de pago, su pago mínimo y el monto para no generar intereses.

Con base en estos elementos, los usuarios de tarjetas de crédito pueden presupuestar su gasto mensual, además de realizar los pagos correspondientes en tiempo y forma para evitar sanciones.

Lee: No arruines tus finanzas, evita estos 5 errores que cometes con tu tarjeta de crédito

En el rubro de los pagos, los usuarios se dividen en dos: totaleros y no totaleros. Los primeros son aquellos que cubren los pagos mensuales para no generar intereses, mientras que los segundos abonan cualquier cifra que no sea el pago del saldo total del corte (excepto compras a MSI).

Ser totalero tiene varias ventajas para los usuarios. El más grande beneficio es que al cubrir su deuda al cierre del mes estos clientes no pagan intereses”, dijo Daniel Rojas, CEO de Rocket.la, plataforma de asesoría financiera.

“En pocas palabras, pueden financiar sus compras a plazos sin tener que pagar ni un peso más. No obstante, los usuarios también deben tener en consideración otros aspectos que pueden dañar su historial crediticio aunque sean totaleros”, destacó.

De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), en junio de 2021, la cartera comparable de todos los clientes, totaleros y no-totaleros estuvo conformada por 18.7 millones de tarjetas de crédito, las cuales representan un saldo de 319.3 miles de millones de pesos. 

De éstas, 61.3 por ciento correspondió a clientes totaleros y 38.7 por ciento a no totaleros, de estos 27.6 por ciento realizó el pago mínimo exigido por su institución financiera y 72.4 por ciento efectuó un pago mayor al pago mínimo exigido en el periodo. No obstante, se trata de usuarios que acarrean una deuda por la que pagan intereses.

¿Qué piensan los bancos cuando somos totaleros?

Los tarjetahabientes tienen diversos beneficios al pagar de manera puntual y cubriendo los pagos para no generar intereses. Por una parte, permite que los usuarios tengan mayor control sobre sus deudas, un mayor saldo disponible en su línea de crédito y puedan mantener un historial sano.

Este último punto les dará acceso a mejores productos y servicios financieros, más accesibles y con mejores condiciones. Para las finanzas personales de los usuarios, ser totalero es una gran opción; sin embargo, el negocio de las entidades financieras se reduce cuando los tarjetahabientes cubren sus obligaciones de pago sin pagar intereses.

En el mismo sentido, aunque pueda sonar incongruente, ser totalero puede impactar la calificación crediticia de los usuarios de este tipo de productos.

Si una persona usa sus tarjetas de crédito al límite de su capacidad mes con mes, aun cubriendo el pago para no generar intereses, sufrirá un daño en su historial crediticio debido a que las entidades financieras desconocen si está sobreendeudada o realmente puede pagar sus deudas.

Para los usuarios que tienen sus líneas de crédito al tope mes con mes, es probable que necesiten un segundo producto financiero o un aumento de línea, para que esto mejore la percepción que los bancos tienen de él.

“Para tener mejores finanzas personales y evitar este tipo de situaciones es recomendable pagar a tiempo y en forma, conocer las condiciones de nuestro producto y no abusar de este tipo de financiamiento”, señaló el CEO de Rocket.la.

“Los tarjetahabientes no deben rebasar el 30 por ciento de su línea de crédito, ya que ocupar un monto más alto le sugiere a los bancos un posible endeudamiento, lo cual impacta su historial y baja su calificación para acceder a otros productos o aumentar su línea de crédito”, puntualizó.

El especialista también recomendó a los usuarios no destinar más del 15 por ciento de su salario mensual al pago de deudas si no se tiene una hipoteca.

Te recomendamos: Los bancos discriminan la piel morena al ofrecer créditos: Fintech Cash

Trends