:)

Negocios

En Acapulco cierran más de 25 restaurantes por la competencia desleal

El comercio informal se ha vuelto tendencia y proliferan carritos denominados food trucks, que no pagan impuestos

Published

on

Foto: Adriana Covarrubias

ACAPULCO, Guerrero. Ante la competencia desleal que ha ocasionado la informalidad, desde que inició la pandemia por Covid-19 a la fecha, más de 25 restaurantes cerraron, cambiaron de giro o traspasaron en este puerto, por no resistir más con el pago de impuestos y servicios.

Enrique Castro Soto, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en este puerto, dijo que el comercio informal se ha vuelto tendencia y no solamente se ha incrementado los puestos de tacos sino también la venta de alimentos en un camión o llamados fast food.

También buscan otro tipo de instrumento de ventas que tienen menos costos de operación y no pagan impuesto, aunque el sector restaurantero establecido es el más afectado, pues paga agua, luz, impuestos y contrata a empleados.

Lee: Los restauranteros de Ciudad Juárez subirán el precio de las comidas para sortear la inflación

Castro Soto refirió que algunos negocios fueron traspasados y otros no han podido echarlos andar y han decidido cerrarlos o cambiar de giro.

Comentó que algunos restauranteros han visto esta estrategia informal de la venta de comida en combis o carros como una medida para poder contener la serie de gastos que tiene un negocio como un restaurante formal.

“Algunos restauranteros han decidido cerrar sus establecimientos y traspasar su negocio a vender arriba de un carrito, que de alguna forma es un instrumento para hacer negocio porque pagan menos impuesto, no paga agua, no paga luz, y si desafortunadamente es una alternativa”, precisó.

El presidente de la Canirac dijo que es un tema que los gobiernos local y estatal tienen que tomar en cuenta, porque cada vez son más ese tipo de negocios o aquellos que no están en la formalidad.

Insistió en que el comercio semifijo está proliferando en el puerto de Acapulco y esto no solamente afecta al sector gastronómico, sino también al propio gobierno, al dejar de recibir impuestos.

Mencionó que de acuerdo con la Canirac, desde la pandemia a la fecha, de los 150 negocios que se llegaron a juntarse cuando formaban parte de la Asociación Civil Aislados pero Unidos, 25 cerraron y cambiaron de giro o traspasaron.

Añadió que afortunadamente otros negocios de la industria restaurantera se han reactivado pero ya con otra administración y otros socios.

Lee: Los restauranteros en el Estado de México registran pocos contagios de Covid-19

“Otros negocios ya no están en la industria restaurantera. Los que traspasaron siguen y siguen teniendo inversión en la industria restaurantera incluso hubo nuevos restaurantes”, apuntó.

En ese sentido, agregó que este mes habrá unos tres o cuatro restaurantes que están por abrir en Acapulco a pesar de la pandemia.

Adriana Covarrubias | El Sol de Acapulco