:)

Inteligencia Artificial

Pensaba que la industria musical no me quería: Adan Jodorowsky

A propósito de su reciente nominación al Grammy Latino, el músico dice que se le han abierto puertas; “Tal vez ya no caigo tan mal como antes”, dijo

Published

on

Foto: Universal Music

Hace unos días, el músico franco-mexicano Adan Jodorowsky recibió una nominación al premio Latin Grammy en la categoría de Mejor Álbum Pop/Rock, por su reciente producción Mis Grandes Éxitos.

Agradece que lo hayan tomado en cuenta, porque durante mucho tiempo pensó que la industria no lo quería: “Me sentía como una especie de rechazado por la industria, que no querían nada de mí y que tal vez daba rabia por mi lado excéntrico… Así que no me sentía amado”, confiesa.

Sin embargo, el artista dice que saber que varias personas de la industria votaron por él para conseguir esta nominación, le da gusto y que tal vez eso significa que finalmente las cosas han cambiado para él: “Quizás ya no caigo tan mal como antes y ya me empezaron a aceptar”.

Lee: Adan Jodorowsky pasa de la música al cine, alista guion de terror

Tanto Adan como su personaje de Adanowsky -como originalmente se dio a conocer en México hace poco más de una década- también contaba con su cuota de detractores, quienes lo consideraban demasiado petulante o simplemente no vieron con buenos ojos los constantes cambios de estilo que llevó a cabo durante los primeros años de su carrera musical.

Me han dicho de todo: Que cómo me atreví a hacer muchas cosas, muchas locuras; me han insultado, me han dicho blasfemo… He recibido tantos insultos y críticas, que ya ni me acuerdo, porque al final no les prestaba atención. Sólo decía: No importa, es mejor que hablen de ti, sea bueno o malo…. Ya no importa.

En el caso de la nominación al Grammy Latino, Adan Jodorowsky dice que como premio, “creo que es más útil para los productores que para los cantantes, pero sí te da un poco de notoriedad”.

“Pero no es mi finalidad, pero agradezco que me hayan nominado, porque me tardé muchos años en entrar al sistema, entre comillas, porque hacía cosas raras y porque cada disco era muy diferente, entonces era muy difícil captar mi música, pero así ha sido mi carrera”, indica.

Expone que antes intentaba provocar a la gente con cosas un poco incómodas, pero ahora le interesa provocar con cosas bellas, esa es la diferencia. “Quizá los años me sentaron un poco y tal vez tengo menos esa furia de la juventud. Ahora me interesan mucho más la creatividad, el arte. Todo esto es raro porque antes, cuando tenía delirios de grandeza y soñaba con ser conocido y nominado, pues no llegaba, y cuando dejé de soñar con eso y empecé a concentrarme sólo en el placer de crear, pues ahí fue cuando se me empezaron a abrir otras puertas”.

Grabado en París y México y producido por él mismo junto con la banda The French Kiss, Mis Grandes Éxitos es un disco que retoma canciones francesas procedentes de varias décadas, las cuales Adan adaptó al español con el objeto de dárselos a conocer al público latino.

“Como ya había hecho muchos discos, quería tener un descanso y estando con unos amigos dijimos: ¿Por qué no hacemos un disco donde interpretemos nuestras canciones favoritas del pasado? Entonces fue un trabajo de ser fiel a lo que ya se había grabado en el pasado y al mismo tiempo readaptar las letras. Me tardé mucho, porque fue un trabajo muy laborioso… Pero nunca esperé ser nominado a los Grammy por ese disco”, señala.

Lee: Helado Negro es el concepto musical de un hijo de inmigrantes crecido en Brooklyn

Indica que este disco es como un grito, sin pensarlo mucho. “Voy a hacer un disco así y listo… Creo que sólo lo hice para descansar la mente y tener el tiempo de componer cosas nuevas para futuro, esa fue la razón… Sobre todo, lo abordé así. Además, hay músicos franceses involucrados en este disco que son increíbles, por lo que la ejecución es muy rica”.

Comenta que siempre fue fanático de Prince y me gustaba que firmara como Prince and the Revolution. Así que encontré a estos dos productores que son de The French Kiss, y les pedí que además de tocar en el disco también coprodujeran conmigo y guiaran un poco mi voz, así que me hicieron cantar… Yo siempre produzco sólo en el estudio, pero siempre es bueno tener a alguien que te guíe. De hecho ellos también tocaron conmigo en la gira del disco ADA, y como este disco también lo vamos a tocar juntos, pues decidí englobar todo bajo el concepto de “Adan Jodorowsky and the French Kiss”.

Adan Jodorowsky reconoce que con los años se dio cuenta de que la música realmente es para colaborar, “y que puedes lograr cosas muy buenas colaborando. Eso de expresar el ego haciéndolo todo tú solo puede salir muy bien, hay quienes lo hacen muy bien, pero yo me dí cuenta de que mi fuerza está en la colaboración”.

Menciona que en Francia todas sus canciones son éxitos, “pero quizá la más reciente y la que la gente conoce más es la de El solitario amor, de Juliette Armanet. La gente ha conectado más con esa canción que con las otras, yo creo que porque es la más actual”.

Vanessa Rybicka, especialista en música francesa y colaboradora del sitio musical LaPopLife, ve en este disco una característica innegable: que la mayoría de estas nuevas versiones son prácticamente iguales a las originales, lo cual sabemos que puede ser una virtud o un defecto, dependiendo de lo que cada escucha busque en la nueva versión de una canción conocida.

“Estos covers están muy bien hechos, pero Adan no les ha puesto algo propio, ni trató de reinventarlos. Incluso trata de imitar a los cantantes originales, como en el caso de Alain Bashung, Les Rita Mitsouko y -M-. Pero son canciones tan populares, que cuesta escuchar una versión idéntica con otra voz”, asegura.

Escucha aquí una playlist con las canciones del disco Mis Grandes Éxitos, junto con las versiones originales.

Al final, la última palabra sobre estas versiones la tiene el escucha. Antes de despedirnos, Adan nos cuenta que aprovechó los meses de confinamiento de la pandemia para encerrarse y componer nuevo material.

“Ese tiempo que tuvimos en la pandemia no lo había tenido desde antes mi primer disco. Así que aproveché ese tiempo para componer un nuevo disco, que de hecho acabo de terminar de grabar. Y también lo aproveché para producirle a otros artistas; al estar en México tenía la facilidad de salirme en la bicicleta, ir y grabar con ellos, ya que por fortuna no nos multaban si salíamos a trabajar”, recuerda.

En 15 o 20 años, Adan Jodorowsky se visualiza en una montaña, rapado y tocando tambores para los elefantes.

Alejandro Castro | El Sol de México

Trends