:)

Inteligencia Artificial

Estudiantes de la UNAM llevan la ciencia a comunidades marginadas con su combi

Cristóbal Miguel, pasante de la carrera de Física y estudiante de Matemáticas en la UNAM, adaptaron aparatos científicos para crear un laboratorio móvil en una combi

Published

on

Con el fin de acercar la ciencia a las comunidades de alta marginación a lo largo del país, un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) decidieron adaptar un combi para acercarse a estas comunidades y llevar sus conocimientos.

Cristóbal Miguel García, pasante de la carrera de Física y estudiante de Matemáticas en la UNAM, y otros compañeros de la Facultad de Ciencias (FC), adaptaron equipo y aparatos científicos para crear un laboratorio móvil en la emblemática camioneta.

El proyecto “Combi de la Ciencia A.C” forma parte del servicio social como Físico del joven universitario y el objetivo es acercar el conocimiento científico a las comunidades y así detonar el interés de los pobladores en las ciencias.

Lee: Alumnas de la UNAM con discapacidad serán becadas por Banco Santander

“No quería hacer algo de oficina, que quedara engargolado en algún cajón, y decidí devolverle un poco al estado de Guerrero. Así nació la ‘Combi de la Ciencia’, porque si la montaña no viene a Pedrito, los aceleradores de partículas van a la montaña”, señaló.

Miguel García aseguró que la “Combi de la Ciencia” es un proyecto que se logró “a punta de coperacha”, y que tras terminar el servicio social quiere continuar con el proyecto y que no se convierta en “una llamarada de petate”.

En el mismo sentido, espera que el proyecto inspire a los universitarios para compartir su conocimientos con estas comunidades que no suelen tener acceso a equipos de este tipo.

Por su parte, Cristobal ya tienen en mente la siguiente meta de la Combi, que será adaptarle un refrigerador que funcione con energía solar, para poder llevar antídoto contra picaduras de alacrán a las comunidades que se encuentras prácticamente aisladas.

El universitario aseguró que la iniciativa a sido bien aceptada y ya tienen planeado visitar las comunidades circundantes de Taxco, Iguala, Chilpancingo y Acapulco. García comentó que quiere demostrar que los estudiantes pueden concretar esta clase de proyectos y devolver a la sociedad un poco del apoyo que brindan a través de los impuestos.

Mientras estudiaba en la Prepa 6, Cristobal Miguel García creó un acelerador de partículas en miniatura para participar en el Concurso Interprepas, pero resultó que su versión del acelerador se convirtió en el proyecto de menor costo y le valió el Premio Nacional de la Juventud 2014.

Ahora, Cristobal consiguió ser aceptado en la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en Suiza, donde participará en la construcción del Colisionador Circular Lepton, que medirá 100 kilómetros de diámetro. “Será la maquina más grande que la humanidad haya construido”, detalló.

Lee: Universidad Johns Hopkins beca a 200 estudiantes de la UNAM para que frenen epidemias y pandemias

Con el financiamiento otorgado por la Fundación Marie Curie, el joven mexicano participará en el desarrollo del sistema experto óptico que se utilizará en futuros colisionadores.

El joven agradeció el apoyo que le brindó su mamá, quien se dedicaba a la cría de puercos para ayudarlo a él y sus dos hermanos. Con este nuevo proyecto en puerta, “me la paso emocionado todo el tiempo, por toda esta oportunidad que me dio mi familia”, concluyó García.

Yahir Fragoso | El Sol de México