:)

El Extranjero

El Covid-19 está enfermando a los jóvenes en Estados Unidos

El promedio semanal de muertes diarias por Covid-19 es más de 660 personas en Estados Unidos, según datos de la Universidad Johns Hopkins

Published

on

Las aceleradas campañas de vacunación en Estados Unidos marcaron la diferencia en la disminución de positivos y muertos en el país más afectado de planeta por el coronavirus (Covid-19), ahora el reto es inocular a los más jóvenes, que son los que están registrando más altos números de contagio.

Los casos y muertes diarios de Covid-19 en Estados Unidos son ahora aproximadamente una quinta parte de lo que eran durante sus picos invernales, expertos señalan que las cifras mejoradas del país tienen mucho que ver con las vacunaciones en aumento.

Antes de los primeros 100 días de gobierno del presidente Joe Biden, ya había inmunizado a más de 200 millones de estadounidenses con al menos una dosis, hoy se registran 100 millones de personas vacunadas en Estados Unidos con las dos intecciones.

El promedio semanal de muertes diarias por Covid-19 es más de 660, según datos de la Universidad Johns Hopkins. A mediados de enero, ese promedio de siete días era de aproximadamente 3 mil 400 muertes diarias.

Lee: Las empresas extranjeras siguen apostando por invertir en Sonora, pese a la pandemia de Covid-19: Jorge Vidal

Y el país ha promediado más de 49 mil 400 nuevos casos de Covid-19 al día durante la última semana. El 8 de enero, el país promedió más de 251.000 casos por día, el promedio más alto de siete días de la pandemia.

“Estamos empezando a ver los efectos de todas estas vacunas”, dijo a CNN el Dr. Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown.

Especialmente, agregó, entre la población mayor del país, que fue priorizada desde el principio para las vacunas. 

Casi el 83% de los estadounidenses de 65 años o más han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el Covid-19 y casi el 70% están completamente vacunados, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Y ahora los líderes estatales y de salud se están enfocando en los estadounidenses más jóvenes, quienes, según las encuestas, tienen menos probabilidades de decir que quieren una vacuna.

“Esta pandemia ahora es realmente entre los jóvenes y es un momento muy peligroso para no estar vacunados en el país porque se está propagando de manera bastante eficiente entre los jóvenes y las personas no vacunadas”, dijo Jha.

La directora de los CDC, la doctora Rochelle Walensky, advirtió el mes pasado que el país estaba experimentando un aumento en los casos y las hospitalizaciones, predominantemente entre los adultos jóvenes no vacunados contra el Covid-19 en Estados Unidos. 

Lee: Los estudiantes de 6 escuelas en Hermosillo regresan a las aulas con protocolos para frenar la pandemia de Covid-19

Y en Michigan, que luchó contra una violenta oleada de primavera, los hospitales atendieron a pacientes con Covid-19 más jóvenes que nunca.

Por lo tanto, es fundamental que los estadounidenses más jóvenes también reciban una vacuna, dicen los expertos, tanto para su propia protección como para ayudar al país a alcanzar una protección generalizada.

Para ayudar a aumentar las cifras de vacunación y suprimir la propagación del coronavirus, los gobernadores ahora están apelando a los residentes más jóvenes.

En Oregon, la gobernadora, Kate Brown, recientemente endureció algunas restricciones en medio de un aumento en los nuevos casos y hospitalizaciones por Covid-19 en Estados Unidos.

“Los más jóvenes en Oregon y no vacunados ahora están apareciendo en nuestros hospitales con casos graves de Covid-19”, dijo Brown. “Necesitamos que los habitantes de Oregón den un paso al frente y asuman la responsabilidad personal de vacunarse”.

El gobernador de Virginia Occidental, Jim Justice, señaló por su parte que el estado está ofreciendo un bono de ahorro de 100 dólares a los residentes de 16 a 35 años que decidan vacunarse.

“Si tenemos que ir de puerta en puerta, iremos de puerta en puerta”, dijo Justice en un comunicado. “Sabemos que estas vacunas son increíblemente seguras y sabemos lo que les puede pasar a quienes están expuestos y lo que está sucediendo en esta tierra”.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, puso fin a todas las medidas y restricciones vinculadas al Covid-19 en el estado del sureste estadounidense argumentando la eficacia de las vacunas, en una decisión criticada por alcaldes demócratas.

DeSantis firmó una ley que invalida a partir del 1 de julio las órdenes de emergencia de condados y ciudades que imponen restricciones debido al Covid-19, y además firmó una orden ejecutiva que “cubre la brecha” de aquí a entonces.

Expertos, entre los que se encuentra el doctor Anthony Fauci, calculan que entre el 70 por ciento y el 85 por ciento de la población en Estados Unidos tiene que ser inmune a Covid-19, mediante la vacunación o una infección previa, para controlar su propagación.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden ha pronosticado que en total morirán más de 600 mil personas en el país a causa del Covid-19.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para el 1 de agosto habrán muerto unas 610 mil personas de Covid-19 en Estados Unidos.

Lee: Blindan las cárceles de Sonora para evitar un brote de Covid-19