:)

Sonora

Los murales de un borrego cimarrón y jornaleros agrícolas le dan vida a una zona abandonada de Hermosillo

Los colectivos Jóvenes en Movimiento y Sangre del Desierto usaron las latas de aerosol para sacar el arte a través de murales en Hermosillo

Published

on

HERMOSILLO, Sonora.- El camellón bajo un puente que permaneció en abandono y descuido ahora tiene cuatro murales. Los ocupados automovilistas voltean a verlos: de la suciedad a los colores, fueron los jóvenes de la ciudad quienes se encargaron del rescate.

Las y los integrantes de los colectivos Jóvenes en Movimiento y Sangre del Desierto tomaron las palas para sacar la maleza y las latas de aerosol para sacar el arte. En medio de un bulevar altamente transitado en Hermosillo -el Luis Encinas Johnson- les bastaron dos fines de semana de trabajo en equipo para lograrlo.

Un borrego cimarrón, un colibrí, las abejas, un par de jornaleros agrícolas, un tabachín y los sahuaros están en los cuatro pilares centrales del puente, todo enmarcado en los colores cálidos del desierto y el atardecer: naranja, rosa, azul, morado.

Lee: Una decena de mujeres sin empleo pintan murales para ganarse su sustento de vida en Xalapa

“Parte de los objetivos del colectivo es la recuperación de los espacios muertos, grises o en olvido”, dijo César Duarte, artista urbano e integrante de Sangre del Desierto, “la expresión, dentro de la urbe, es muy necesaria para el desarrollo social y el avance que tenemos del aprecio en la ciudadanía a este tipo de trabajos está creciendo”.

Jóvenes en Movimiento -el colectivo juvenil del partido Movimiento Ciudadano- decidió adoptar esta zona como parte del programa “Adopta un camellón”, promovido por el Ayuntamiento de Hermosillo. Ellos se encargaron de la limpieza y mantenimiento del camellón e invitaron a Sangre del Desierto -grupo de artistas visuales y digitales- para pintar los pilares al mismo tiempo.

Luis Mario Herrera, regidor de Hermosillo por Movimiento Ciudadano, explicó que el colectivo integrado por cerca de 20 jóvenes, junto a tres artistas urbanos, se plantearon como objetivo la recuperación de este espacio que inició el 31 de octubre pasado.

“Estaba completamente vandalizado, abandonado y por eso decidimos hacer esta pequeña intervención con tres causas específicamente: la recuperación de los espacios públicos, el arte urbano y la promoción y el cuidado del medio ambiente”, sostuvo.

La elección de la temática en los cuatro pilares centrales del puente, tiene que ver con la representación de la flora y fauna sonorense, pero también con un homenaje a las personas trabajadoras del campo que son, ciertamente, un pilar de la sociedad, explicó.

“Por eso se merecen este espacio y están rodeados de colores fríos, porque representa esa frialdad que se ha tenido hacia ellos, pero lo cálido también está en su manto y en su sombrero, donde se representa el ecosistema de Sonora”. 

El Ayuntamiento, por su parte, facilitó los permisos a través de la Coordinación de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Ecología (Cidue), el acompañamiento de agentes de Tránsito, chalecos para los jóvenes y la recolección de la basura acumulada.

“Fue súper fácil”, sostuvo Herrera, “alguien pensaría que es mucho trámite hacer este tipo de proyectos y realmente, Cidue, en este caso el arquitecto Pepe Carrillo, nos dio todas las facilidades para poder comenzar”.

La idea, dijo, es inspirar a otros colectivos que quieran sumarse a esta tarea o presentar sus propias iniciativas al Ayuntamiento.

“Queremos embellecer la ciudad, de cierta manera, dejar un impacto en la sociedad y que ese impacto sea algo cultural, que represente lo que somos nosotros aquí en Sonora”, dijo Juan Pablo Félix, coordinador del colectivo de artistas, “por eso nuestro nombre es Sangre del Desierto, porque estamos abrazados de Sonora”. 

Guadalupe Peñúñuri, arquitecta y directora del Instituto Municipal de Planeación Urbana de Hermosillo (Implan) afirmó que el arte urbano es un componente fundamental para el rescate de espacios residuales y degradados para crear una conexión con la ciudadanía.

Lee: Jóvenes pintan murales para concientizar sobre el uso de cubrebocas en San Miguel de Allende

Por ello, la puerta del municipio está abierta para las agrupaciones y artistas en lo individual que quieran realizar una propuesta, agregó, por eso existe un comité que puede atenderles y brindarles espacios para accionar.

“La intervención es muy buena porque apela a esos valores culturales muy nuestros en Sonora y en Hermosillo”, dijo la arquitecta, “el tema me parece adecuado porque no es político, sino de identidad cultural”.

El tráfico a mediodía es pesado. Algunas personas pasan de largo por debajo del puente, pero otras disminuyen la velocidad para alcanzar a ver las imágenes plasmadas en los pilares. También los transeúntes detienen un poco la carrera y aprovechan para tomar fotos.

Ray Nieblas, una de las personas que habitualmente camina por la zona, rumbo a su trabajo, reconoció el trabajo del equipo.

“Contemplar estos pilares como los dejaron, de una manera artística, con un paisaje bien elaborado, con figuras concernientes a lo que es Sonora, que sobresalen los rasgos del estado, me parece un excelentísimo trabajo: es mejor ver una ciudad de colores que una ciudad gris y llena de basura”, afirmó.

Próximamente el proyecto muralístico se ampliará a los ocho pilares restantes del puente y también se creará un jardín de polinizadores.

“El chiste es recuperar este espacio”, concluyó Luis Mario Herrera, “es un punto donde miles de personas pasan todos los días y qué diferente es para un niño pasar y ver a alguien vandalizando esta zona, a pasar y ver arte urbano. Creo que tenemos que unirnos todos para recuperar Hermosillo y que se siga viendo bonito”. 

Para conocer más sobre el trabajo del colectivo artístico y los murales puedes visitar Sangre del Desierto en Instagram y Facebook.