:)

Guanajuato

La basura tirada en Guanajuato se usará para producirle energía eléctrica a la CFE

En Guanajuato se generan alrededor de tres mil 800 toneladas de basura diariamente por lo que los rellenos sanitarios están a punto de cumplir su vida útil

Published

on

Guanajuato es uno de los 10 estados con mayor generación de residuos.

IRAPUATO, Guanajuato. En Guanajuato, los rellenos sanitarios están prácticamente a punto de cumplir su vida útil, pues diariamente son generadas alrededor de tres mil 800 toneladas de basura en el estado.

Sin embargo, la tendencia ambiental indica que los rellenos sanitarios ya no son una opción por el impacto contaminante que siguen generando, pues muchos cumplen con las normas, enterrar basura significa también seguir contaminando.

La solución a este tema la tiene un guanajuatense, Horacio Zárate Acevedo, presidente del Consejo Nacional de Energía y Petroquímica, quien en Veracruz ha echado a andar una planta procesadora de energía.

La planta de energía no sólo está evitando que la basura sea enterrada, como sucede en los rellenos sanitarios, sino obtiene composta de todos los desperdicios procesados y genera energía eléctrica para venderle a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Hemos pasado de la época primitiva, del tiradero a cielo abierto altamente contaminante, generando gases de efecto de invernadero y además generando contaminación de los cuerpos de agua por el tema de los lixiviados, a este proceso ambiental y autosustentable”, dijo el empresario originario de Irapuato.

Lee: San Miguel de Allende tendrá una escuela de la UNAM, la mejor universidad pública de México: Luis Alberto Villarreal

“¿Qué viene? Ahorita se tienen que generar plantas de tratamiento de basura, que no se estén depositando en ningún espacio y que no haya ninguna situación contaminante”, explicó Horacio Zárate.

El inversionista dijo que Guanajuato tendrá una planta de energía como la construida en el municipio de Cuitláhuac, Veracruz, donde ya le están vendiendo la energía que generan a partir de basura a la CFE.

Horacio Zárate explicó que el proyecto es altamente rentable, pues se trata de plantas modulares que pueden procesar entre 500 mil y mil 500 toneladas de basura. A partir de mil toneladas ya se genera electricidad suficiente para comercializar, pues se usa en ciudades de Veracruz.

El diagnóstico realizado por el empresario de Irapuato dice que con la basura de 46 municipios se pueden crear cinco plantas procesadoras.

Con la edificación de la planta procesadora evita la contaminación del suelo y subsuelo, así como genera ingresos por vender la energía a la CFE, hacer una mejor venta de los plásticos, vidrios y metales y donde Guanajuato podría estar a la vanguardia en este tema.

Horacio Zárate explicó que una planta procesadora de mil toneladas tendría una inversión aproximada de 500 millones de pesos, su construcción sería de dos años. Al primer año se estaría recuperando la inversión de la planta procesadora.

“La basura es el mejor negocio y por eso muchos quieren acaparar el monopolio, pero el objetivo principal no es hacer negocios, sino dejar de contaminar, la tierra nos lo está pidiendo”, comentó.

Guanajuato ocupa el octavo lugar nacional en generación de basura, con tres mil 840 toneladas de residuos generados diariamente.

Aproximadamente 60 por ciento de los 44 sitios de disposición final que hay en el estado ya deberían de estar clausurados o mínimo tendrían que haber sido rehabilitados conforme a las observaciones que las autoridades ambientales han hecho desde 2016.

De acuerdo con el Plan de Gobierno 2018-2024, en el eje Desarrollo ordenado y sostenible se estipula que 15 sitios están controlados, 15 son sitios no controlados y 14 más entran dentro de la categoría de relleno sanitario, donde uno de ellos es regional y da servicio a Abasolo, Huanímaro y Pueblo Nuevo.

Lee: El astronauta José Hernández formará jóvenes para que trabajen en la industria aeroespacial en Guanajuato

La Secretaría del Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial ha identificado que todos los municipios carecen de los reglamentos y el marco legal regulatorio local en materia ambiental y manejo de residuos. O bien en donde sí hay, éstos no se encuentran armonizados con el marco jurídico estatal o nacional e incluso algunos no están actualizados.

Además, otra situación que ha sido identificada es que no ha habido un seguimiento en los instrumentos de planeación que permitan la mejora continua de los sitios de disposición final y donde una de las principales razones detectadas para que esto no se cumpla es que cuando hay cambio de administración municipal, se dejan de lado los proyectos para rehabilitar y mantener los rellenos sanitarios del estado.

Oscar Reyes | Organización Editorial Mexicana.