:)

La Opinión

La prensa se regula con la prensa

Las preguntas realizadas al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador siempre surgen de un análisis y de leer lo publicado por la prensa

Published

on

Carlos Pozos
El periodismo cambió con la llegada del presidente de la República.

“¡Sereno Moreno!” Me solía decir mi abuelita Guadalupe. Esa recomendación la he aplicado últimamente, ante la ola de críticas vertidas hacia mi persona porque a algunos no les gustan las preguntas que realizó en las conferencias de prensa al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Y es que inmediatamente como reacción a una de mis dos preguntas del viernes 17 de abril de 2020 en el salón “Guillermo Prieto” realizadas al jefe de la República, respecto a las declaraciones de dos conocidos periodistas y lectores de noticias famosos sobre la “Guía Bioética”, se me tachó de ser “un personaje raro de la primera fila en las mañaneras”, “un miserable” y “un instrumento, que lee la pregunta que le pasan en la oficina de la Presidencia de la República”. 

No sólo no es cierto, son calumnias y una forma de distorsionar el dicho mismo y como uno de esos periodistas lo comentó al aire: “Le reitero presidente yo no soy su adversario, aunque usted me trate de adversario no lo soy, no lo he sido ni lo seré. Yo informo y opino!”.

Lo mismo le respondo a ese periodista: “Yo opino, yo respondo” y le recuerdo que las preguntas realizadas en la conferencia de prensa se deriva de mi análisis respecto a su columna En Privado del diario Milenio, del día 15 de abril del presente año, titulada: Jugando a ser Dios, la vida en un volado. 

Lee: ¡México es la excepción mundial en el coronavirus!

Al final de esa columna se cuestiona: “Y así, en una moneda al aire, juegan a ser Dios, quién vive y quién muere. ¿Ya lo sabrá el presidente?”. Fue a esas palabras que dirigí mi comentario ante el mismo presidente de la República.

Siguiendo el hilo de esa misma declaración: No soy adversario de nadie, mucho menos de compañeros del gremio, pero que no coincidan con mi trabajo o forma de pensar no les permite insultarme o asegurar que soy o no soy.

Que sepan que no me va lo de “chalán del periodismo”, porque lo que hago y digo es por convicción propia y con la frente en alto puedo decir: Soy un reportero que vive de un salario que honradamente se gana.

Creo que el gremio en estos últimos tiempos en México se ha dividido más que nunca y no logramos entender que el periodismo y las formas de hacerlo también cambiaron.

Yo que soy de la vieja escuela me ha resultado un reto ingresar a los medios de comunicación, justo cuando México vive una transformación de todos los tipos: nos guste o no ni son los mismos modos ni son los mismo medios. 

Quienes hemos trabajado en esto durante años pasados y justo estos compañeros periodistas que menciono, y que saben de esas viejas maneras que otros gobiernos acostumbraban. Tal vez crean que ahora del otro lado se maneja igual (la costumbre), pero la verdad es que ni sé ni me incumbe y no trabajo con el gobierno.

Un periodista como tal no puede reportear siendo parte del mismo hecho, lo cierto es que mi estilo es así, yo respeto a la figura presidencial y lo que significa para cualquier país. Por eso es que me presento con respeto, lo cual a unos les gusta y a otros no -cuestión de enfoques-.

Y es que en el transcurso de mis participaciones en la mañanera no ha sido esta la única ocasión en la que se me ha acusado de lo mismo (y ya me acostumbré, tampoco creo que sea la última). Pero como esa primera y las que vengan: las pruebas no se han presentado y ni las presentarán, porque no existen de lo que me difaman.

¡La prensa se regula con la prensa! ¡Y ésta a su vez cuestiona al gobierno! Yo los invito: ¡Que cada quién haga su chamba, pero a su estilo!

Lee: El Covid-19 se convirtió en la verdadera amenaza para la 4T

Ojalá me dijeran: ¿Cuándo cubrieron una conferencia de prensa con la libertad de expresión como se hacen en el “Salón Guillermo Prieto? ¿Cuándo tuvieron versiones estenográficas sin ser “rasuradas”? Y si opinan lo contrario está bien, pero los exhortó a hacer fila a las tres de la mañana para estar en primera fila o llegar al final y sentarse hasta atrás cada quién, pero lo que sí corroboren y recuerden cómo es el trabajo de un reportero.

Les reitero: las preguntas son totalmente de mi autoría y vertidas por mis análisis de la información. En este caso de la columna y de los comentarios de estos periodistas y es que al no reparar en nombrar a los autores causé que se armara la revolución. Es por esto que expongo el entendimiento de mis razones y reitero la validez de mi cuestionamiento y anunció el respeto de las opiniones de quienes no comparten mi punto de vista.

Les digo estimado lectores no puedo ni quiero compararme con las grandes plumas del periodismo, que llevan años como figuras de opinión y han sido acostumbrados y testigos de otros estilos de relacionarse con el gobierno en turno. 

Mi caso es diferente, llevo años también siendo periodista, pero es ahora con esta apertura que la actualidad nos da, me he colado y he retomado con más auge mi profesión. Se los dice un periodista de la vieja escuela, entendí que hoy se requiere de periodistas independientes, combativos pero respetuosos.

¡La trayectoria de cada uno de nosotros nos condenará o nos pondrá dentro de la confianza de la ciudadanía, a la que nos debemos. Eso ténganlo por seguro y quédense o no tranquilos, tiempo al tiempo! Me despido no sin antes exhortar a la tregua, cordialidad y respeto por las ideas contrarias y estilos de periodismo… 

Pues hasta aquí con Los Pozos de Carlos Pozos, y amigo lector si deseas que sugerirme algún tema o problemática que pueda preguntarse al Presidente de México en la conferencia prensa “mañanera”, por favor házmela llegar al correo: [email protected] vía twitter a: @lordmolecula, o bien visita mi Canal Lord Molécula Oficial en YOUTUBE, Facebook e Instagram. Gracias y hasta mis próximos Pozos!!