:)

La Opinión

¿Azucena Uresti es una víctima?

En el mes de enero del año 2022 la comunicadora Azucena Uresti publicó en una plataforma de mujeres una carta dirigida a Ana Elizabeth García Vilchis

Published

on

Carlos Pozos

En el mes de enero del año 2022 la comunicadora Azucena Uresti publicó en una plataforma de mujeres una carta dirigida a Ana Elizabeth García Vilchis, la compañera que, en el ejercicio de comunicación circular que se celebra en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, se ha dedicado por cinco años –todos los miércoles de cada semana– a exponer la contrarréplica a las falsas noticias en contra del gobierno de la Cuarta Transformación del presidente de todos los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador.

En su segmento, llamado “Quién es quién en las mentiras”, pone en evidencia y en contexto las mentiras que difunden sistemáticamente los comentaristas, opinólogos, periodistas, reporteros, encuestadores, abogados, intelectuales, cuentachistes, standuperos y una infinidad de personajes que se colaron a esas empresas y se dicen “periodistas” –sin licencia y un título que los acredite– pero que tienen el micrófono o el espacio dentro de esas empresas de manipulación y mercantiles en la radio mexicana, la televisión, la prensa escrita y las redes sociales que existen en nuestro país.

Recuerdo que en el texto de la misiva de Azucena Uresti, se compadecía de la conductora de “Quién es quién en las mentiras”, por estar “parada frente a todos, leyendo un guion que no es tuyo”, y aseguraba –sin presentar pruebas–: “Los hombres le escriben lo que lee”.

Lee: Senadores exigen democratizar las redes sociales y proteger la libertad de expresión

La influyente periodista y hasta el pasado viernes del mes de enero del 2023, lectora de noticias Azucena Uresti, le advirtió –en un tono maternal, según ella–, a la encargada de la sección presidencial “¿Quién es quién en las mentiras?”, Ana Elizabeth García Vilchis, sobre la destrucción de su futuro profesional, con la obligación de cada miércoles, en cadena nacional, hacer difamación, según ella.

Así lo escribió Azucena Uresti: “No, no es un escrito en mi defensa, porque afortunadamente mi trabajo y el de mi equipo está a la luz pública y habla por mí desde hace casi dos décadas. Este es un escrito de lo que quisiera decirte si fuera tu amiga, si fueras mi hermana o mi hija, pues cada semana que te veo ahí parada frente a todos desde Palacio Nacional, leyendo un guion que no es tuyo, siento tristeza. Pues ese guion que, insisto, ni siquiera salió de ti, tampoco lo haces tuyo, pues tartamudeas, sobreactúas, sudas, te tiembla la voz. Y eso me indica que en el fondo no te sientes cómoda con lo que haces.

“Eres demasiado joven para marcar así tu futuro profesional y ser cada semana objetivo de tan brutal violencia, mientras los hombres que te escriben lo que lees se escudan detrás del presidente”, escribió hace dos años la señorita Azucena Uresti, y le recomendó: “Estás a tiempo de cambiar el rumbo, de librar tus propias batallas y no convertirte en un cartucho de un solo uso, de recordar que sus adversarios no son necesariamente los tuyos”.

Pero la compañera Vilchis no tardó en responder en un siguiente miércoles de las conferencias de los miércoles, –que, por el rol del reglamento interno de Comunicación Social, me toca ir solo dos días a semana, que son los martes y miércoles– y pude escuchar en vivo la respuesta; y tajantemente le dijo que en su espacio no se estigmatiza a medios ni a periodistas; y aclaró que lo que se dice tiene fines didácticos, no personales.

Luego de dos años, ahora en su papel de víctima del sistema, el pasado viernes 19 del mes en curso, en la despedida del último programa de conducción en Milenio TV, Azucena Uresti dijo: “Durante 20 años Milenio ha sido la casa en la que crecí profesionalmente, en la que pude aprender de los mejores periodistas y crear lazos de amistad para toda la vida. Los ciclos terminan, dadas las circunstancias actuales, hoy es mi último día en esta empresa y será la última vez que esté frente al noticiario”.

La respuesta fue expedita del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el estado de Durango, en donde le pidió a la periodista Azucena Uresti explicar “las circunstancias” por las cuales dejó su noticiero en Milenio Televisión, porque su gobierno, dijo, no censura a ningún periodista.

Quien ha sembrado de la semilla de la primavera de la libertad de prensa, López Obrador, aclaró que conoce al empresario Francisco González, dueño de Milenio, y es un hombre serio y es su amigo. Pero nunca se atrevería a hablarle al dueño de un medio de comunicación para que censure a un periodista.

Lee: El INE restringe el debate y la libertad de expresión de AMLO: Mario Delgado

“Si le hablara a Azcárraga para que censure a Joaquín López-Dóriga o le hablo a Olegario Vázquez para que censure a Ciro, me la pasaría hablando mucho. No, aquí hay libertad completa, no somos iguales”, finalizó el mandatario.

En tanto, Jesús Ramírez, vocero presidencial, aclaró que la salida de Uresti no se trata de un acto de censura, al asegurar que el Jefe de la Nación “respeta la libertad de expresión en todas sus formas. Hay un debate abierto y libre, que es la esencia de la democracia. Nunca se pedirá el despido o censura de ningún periodista. El caso de Azucena Uresti en un tema de Milenio”.

Y la empresa televisiva Grupo Milenio en un comunicado informó que la exconductora Azucena Uresti deja la empresa para trabajar en un medio de “alcance nacional” en Radio Fórmula –y les adelanto que deja la tarde para irse a la mañana al espacio de Óscar Mario Beteta–. Pero regresando al boletín, éste sostiene que no es como dicen Felipe Calderón y aliados de @XochitlGalvez, quienes responzabilizaban al Presidente @lopezobrador de la salida de Uresti.

Este tecleador, con todo respeto a la mujer, le digo a la profesional Azucena que no sirve de nada la postura de víctima al declarar que“dadas las circunstancias actuales”; al contrario, deberías de agradecer porque nunca se censuró tu información a medias o con inclinación, y las audiencias ahora están más concientizadas que nunca, y se dan cuenta de la postura de cada vocero del conservadurismo que tiene aún los micrófonos que son concesión del estado mexicano. El tiempo –si no cambias en defender lo indefendible– te pondrá en tu lugar cada vez más bajo en la credibilidad del poderoso público, a quien no lo puede engañar nadie…

Hasta aquí con Los Pozos de Carlos Pozos. Y si desean que le haga su pregunta al Presidente de México en la conferencia de prensa “mañanera”, por favor háganmela llegar al correo: lordmolecularedacción@gmail.com, vía X a: @lordmoleculaoficial, o bien, visiten nuestro portal https://www.lordmoleculaoficial.com/ así como también pueden ver mi Canal Lord Molécula Oficial.

Publicidad

Trends

Publicidad