:)

Seguridad

Alumnos de primaria deberán llevar agua embotellada para beber ante la sequía en Nuevo León

Unas 80 pipas de agua suministrarán a 6 mil 13 planteles e instalan 3 mil tinacos en las escuelas en Nuevo León

Published

on

MONTERREY, Nuevo León.- Más de un millón de estudiantes de educación básica inician el ciclo escolar en Nuevo León, por lo que al menos 80 pipas de agua suministrarán líquido a seis mil 13 planteles, además se han instalado más de tres mil tinacos en las escuelas que se ubican en sectores con mayor escasez.

Sin embargo, las autoridades educativas de Nuevo León solicitan el apoyo de los padres de familia para que sus hijos lleven agua embotellada, porque no todas las escuelas tendrán la disponibilidad para el consumo.

Te recomendamos: La alcaldesa de León pide crédito de más de 711 mdp para construir obras

“Sí estamos pidiendo que en la medida de lo posible los niños lleven agua para tomar, pero también tenemos reservas en aquellas zonas donde sabemos que la zona no tiene agua”, expuso Sofialeticia Morales Garza, secretaria de Educación, quien comentó que ha sido difícil conseguir tinacos porque hay una sobredemanda, pero se han instalado más de tres mil en zonas prioritarias y de desabasto.

Uno de los proyectos en Nuevo León que busca lidiar con la escasez de agua al mediano plazo es la construcción del ducto Cuchillo II, así como la presa Libertad.

Este proyecto, que el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha designado como obra de seguridad nacional, tendrá un costo de 10 millones de pesos y se busca que participen al menos 10 empresas en la construcción del acueducto, en tramos de 10 kilómetros para que se termine la obra en un periodo de nueve meses.

Esta obra de 2.13 metros de diámetro, las cinco estaciones de bombeo y una carga de 350 metros será supervisada por los ingenieros militares de la Sedena, y garantizaría el suministro por entre ocho y 10 años más.


Por otro lado, la funcionaria adelantó que en Nuevo León sí se permitirá que los estudiantes lleguen a clases con el cabello largo o pintado, pero siempre y cuando esté limpio y ordenado y haya sido aseado con agua.

Morales Garza puntualizó que ningún maestro o directivo puede negar el acceso a los menores por su apariencia y, en caso de que así sea, los alumnos y padres de familia tienen derecho a denunciarlo

“No tiene autorización ninguna directora, ningún director a sancionar el cabello o el color, mientras tenga una apariencia limpia y ordenada, digamos, para asistir a la escuela”, advirtió.

La funcionaria cree necesario transformar transformando la cultura de disciplina, tradicional al concepto de disciplina positiva.

“Obviamente, en la guía operativa, que es el documento rector, queda claro que ningún maestro o maestra puede imponer o sancionar a un alumno si tiene respeto con los otros y consigo mismo, por como trae el cabello”.

En cuanto al robo de climas, cableados y equipo de las escuelas, solicitó el apoyo de los vecinos de unos 850 planteles ubicados en zonas de mayor vulnerabilidad en violencia para la denuncia correspondiente.

David Casas | Corresponsal

Trends