:)

Negocios

Chihuahua comienza la cosecha de melón

El melón chihuahuense genera fuertes ingresos a los productores locales y se estima que el consumo anual por persona en el país es de 4.1 kilos

Published

on

CHIHUAHUA, Chihuahua. En medio de un árido clima y el sol ardiente del desierto, los agricultores empiezan a cosechar los primeros melones de la siembra primavera-verano 2022 en el municipio de Jiménez, la zona melonera del estado, donde se intenta superar las 44 mil toneladas de la fruta en 2021.

Se estima que el consumo anual por persona en el país del melón es de 4.1 kilos, con una participación nacional como fruto del 2.6 por ciento.

El melón chihuahuense genera fuertes ingresos a los productores locales, el 2021 el valor de la producción fue de 100 millones 800 mil pesos, según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Chihuahua ocupa el sexto lugar en producción a nivel nacional.

Lee: La cosecha de zarzamora es un turismo alternativo para la comunidad queretana

Jiménez lidera la producción de melón a nivel estatal, con una producción de 20 mil 160 toneladas, que fueron cosechadas de una superficie de siembra de mil 617 hectáreas, según refiere información del titular de la Sader del distrito Río Florido, Roberto Baca.

Así mismo, en el estado se sembraron mil 617 hectáreas de melón, de la cuales se recogió una cosecha de 44 mil 315.15 toneladas, con un rendimiento de 27.41 UDM/H. Según datos del Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

Los municipios en ocupar los tres primeros lugares del ranking fueron Jiménez, con 20 mil 160 toneladas; Ascensión, con 8 mil 940 toneladas, y Janos con 6 mil 960 toneladas de acuerdo a datos del SIAP. Este año se espera mantener este promedio de producción de melón, el cual ha empezado a ser cosechado y como informan los productores, el fruto debe recogerse antes de que este en el punto más maduro.

El fruto dulce es recogido de los campos agrícolas y transportado en traíllas jaladas por tractores hasta las seleccionadoras. Una vez que se encuentra en la seleccionadora, el melón es vertido sobre una tarima en pendiente, que llega hasta una banda transportadora, la cual posé múltiples divisiones donde será seleccionado en tres clases.

El melón de primera, es aquel que tiene cierto tamaño uniforme y de un aspecto pulcro y de lujo, el de segunda es aquel que tiene pequeños golpes, puntos negros o defectos en su apariencia, y la “pachanga”, nombre acuñado para el de tercera clase, se destina para alimento de animales, abono o venta en los poblados cercanos.

Luego de hacer las selecciones, se le da prioridad al melón de primera clase, el cual es colocado en otra banda transportadora, que lo lleva hasta el empaque en rejas de madera, amarrado con alambre acerado, con ayuda de dos máquinas que aprietan y cortan el alambre, para que el melón no se desborde de la reja.

Ya empacado y con la etiqueta colocada, garantía que es de primera clase, es inmediatamente cargado a la caja de un camión refrigerado, al cual una vez llena la caja del tráiler se le deja un espacio para colocarle hielo para su traslado, y así evitar que durante el traslado se madure y llegue flojo.

Lee: La cosecha de limón es un trabajo duro y constante entre los pueblos de Morelos

Los camiones cargados iniciarán un recorrido a diversos puntos de la geografía nacional, donde se espera como cada año para ser servido en las mesas de los hogares mexicanos, ya sea como fruta picada o convertida en agua.

El melón, aparte de ser generador de buenas ganancias monetarias, tiene múltiples beneficios para la salud, por ser diurético y ayudar a corregir el estreñimiento, por su alto contenido en fibra.

A nivel nacional, según datos del SIAP, expresan que la demanda creciente en los últimos años 10 años ha hecho que se registre una tasa media anual de crecimiento de 1.1 por ciento.

Sin embargo, durante el 2020, la producción sufrió una caída del 2.3 por ciento respecto a 2019, resultando una disminución del cuatro por ciento en la superficie sembrada.

Según el SIAP, los estados que encabezan el top diez nacional son: Coahuila, con una producción de 149 mil 797 toneladas; sonora, 127 mil 449 toneladas; Guerrero, 105 mil 533 toneladas; Michoacán, 91 mil 292 toneladas; Durango, 51 mil 132 toneladas; Colima, 24 mil 874; Chihuahua, 22 mil 993 toneladas; Oaxaca, 17 mil 548 toneladas; Nayarit, cinco mil 55 toneladas; Jalisco, cuatro mil 47 toneladas; Jalisco cuatro mil 47 toneladas y el resto del país, 13 mil 220 toneladas. Según la producción promedio estimada por el SIAP, 2019-2020.

Por otra parte, México se sitúa en el número 10 de los países del mundo productores de melón a nivel mundial, con una producción de 612 mil 940 toneladas, siendo su principal socio comercial para la exportación del melón, Estados Unidos, cuyo mercado representa un valor de 24 millones 820 mil 86 dólares, por precepto de las exportaciones del melón.

Gorki Rodríguez | El Sol de Parral