:)

Negocios

Hacienda tiene capacidad fiscal para mantener subsidio a la gasolina: Rodrigo Mariscal

El apoyo es de un 35 por ciento, pues el precio por litro de la gasolina ronda los 22 pesos, cuando debería costar 34 pesos por litro

Published

on

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) cuenta con el espacio fiscal suficiente para mantener el apoyo al IEPS de la gasolina, de 35 por ciento, sin poner en peligro la estabilidad de las finanzas públicas, dijo Rodrigo Mariscal, Economista en Jefe y titular de la Unidad de Planeación Económica de la dependencia.

Señaló que el aumento de los precios del petróleo es consecuencia de los problemas globales que se han presentado en los últimos años, pues la pandemia, la guerra en Ucrania y la respuesta de China frente a estos acontecimientos han generado que la oferta y la demanda de los insumos, que utilizan casi todas las industrias, se vean afectados y ello afecta en los precios de los productos.

No obstante, expuso que en México, para mitigar el aumento en el costo de la gasolina, el gobierno federal decidió aumentar el subsidio que se aplica al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), como parte de una estrategia para proteger, abaratar y estabilizar.

Lee: México tiene los precios más bajos en las gasolinas: Morena

En el podcast Norte Económico de Banorte, refirió que el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) plantea, desde esos tres puntos clave, proteger el abasto de la ciudadanía, abaratar los precios -principalmente de las gasolinas y energéticos- y estabilizar precios de la canasta básica, con la intención de que la inflación no siga aumentando.

Detalló que “el precio por litro de la gasolina ronda los 22 pesos, pero el subsidio al IEPS solventa 12 pesos, por lo que el precio real del litro de gasolina sería de 34 pesos por litro”.

Este subsidio al IEPS representará un gasto del gobierno cercano al uno por ciento del PIB en términos de recaudación, pero el volumen de ventas de petróleo, a un precio mayor compensará este mayor subsidio, por lo que se prevé que este fenómeno tenga un efecto neutro en las finanzas públicas, acotó.

Rodrigo Mariscal indicó que 60 por ciento de las gasolinas se ocupa en el transporte de carga, lo que implica un impacto enorme en el precio de todas las materias primas y que la intención de brindar el apoyo al IEPS responde a que es un insumo que impacta a todos los niveles.

Mencionó que la Secretaría de Hacienda calcula que las personas que se encuentran en un decil alto gastan 10 por ciento de sus ingresos en gasolina, y las que están en un decil bajo, en promedio ocho por ciento, que aunque el porcentaje es menor, sigue siendo muy significativo en términos absolutos, porque representa la misma cantidad de recursos que destinan, por ejemplo, a comprar carne de cerdo.

“Si se deja que la gasolina suba de la forma que lo ha hecho en lugares como Estados Unidos -al doble-, lo que se estaría haciendo es quitar consumo a las personas de bajos ingresos”, apuntó.

En el caso del petróleo, indicó que el alza en el precio del crudo provocará que Pemex tenga un ingreso mayor al presupuestado y mencionó que el precio de salida del barril de crudo fue de 55 dólares por unidad, pero este mes ya supera los 100 dólares y se estima que al cierre del año el precio ronde entre 96-97 dólares.

Lee: El estímulo fiscal adicional evita un alza del precio de las gasolinas y mercancías, así como protege el poder adquisitivo: SHCP

El titular de la Unidad de Planeación Económica concluyó que las políticas fiscales se basan en unas reservas sólidas de más de 200 mil millones de dólares, con un déficit fiscal relativamente bajo, que se calcula alrededor de 3.1 por ciento, lo que incluso en escenarios de estrés financiero, podría controlarse sin perder estabilidad.