:)

Baja California

Mujeres tijuanenses rumbo a la equidad laboral

Published

on

Por Yolanda Morales

Tijuana, B.C. En los últimos tiempos, grupos feministas denuncian que la brecha salarial por género es real en México; es decir, que las mujeres ganan menos que los hombres pese a tener puestos y competencias similares.

Al respecto, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) revela que las mexicanas ganan 34.2 por ciento menos que los mexicanos y aunque la frontera ha buscado ir a la vanguardia, sigue habiendo un rezago.

La directora del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Tijuana, Michelle Guerrero Jaimes, asegura que, en menor porcentaje, todavía hay mujeres que perciben menos paga, pero hay mucha gente enfocada en trabajar sobre sus retos y circunstancias laborales.

Tan así que el 50 por ciento de los cargos en el CCE, que aglutina a 16 organismos empresariales de diferentes ramas productivas, son ocupados por mujeres.

“En este ámbito, honestamente no me ha tocado vivir la diferencia de género de manera tan marcada… en el CCE tratamos de hacer una base del rango de sueldos entre directores para que sea equilibrado, pero no hemos hecho ningún ejercicio en cuanto a género”, detalló.

No todos son números alegres y, por el contrario, la cifra negra impide evaluar cómo se vive la igualdad de género en materia laboral en la esquina norte de México.

La OCDE señala que falta representatividad femenina en el ámbito corporativo: para 2017, solo el 4.7 por ciento de las empresas grandes en México tenían más de tres mujeres en sus consejos administrativos, mientras que el resto de los países tenían un 47 por ciento.

Localmente, el panorama no es muy distante, incluso muchos organismos empresariales, como el propio CCE, desconocen el dato de cuántas mujeres están a la cabeza de una empresa en Tijuana.

“El tema de la igualdad de salario va más allá, nos cuesta más trabajo a las mujeres que no nos vean como la asistente de alguien más, ahora se trata de que promuevas tus capacidades y que se den cuenta de lo que realmente puedes hacer”

michelle guerrero jaimes, directora cce tijuana

¿Adiós al empoderamiento?

El “empoderamiento de la mujer” se ha convertido en una bandera. Sin embargo, Michelle Guerrero opina que en estas iniciativas no se debe segregar al hombre, sino ir a la par.

“Necesitamos hacer eventos pro mujeres sin hacer al hombre a un lado, es ahí donde estamos fallando: si quieres equidad, significa que tanto hombre como mujer pueden realizar las mismas actividades”, puntualiza la directora del CCE en Tijuana.

Dentro de estas iniciativas, empujadas por el CCE, destaca el programa de Mujer Pyme, encabezado por Liliana Castellanos y que apoya a las mujeres que quieren iniciar un negocio.

“No solo las mujeres son quienes quieren iniciar un negocio, también los hombres y de pronto se ven cohibidos por estos programas solo para mujeres”, asegura.

Datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público arroja que tres de cada cinco pequeñas y medianas empresas que se abren en México están encabezadas por mujeres.

Parte de la estadística es Alba Castro Rodríguez, quien se sumó al mundo del emprendedurismo con “Rosa México”, una empresa dedicada a la producción y comercialización de productos derivados de la abeja: miel, polen, jalea real, entre otros.

La tijuanense nos relata que más que el tema de género, el primer gran reto al que se enfrentó fue renunciar a un empleo fijo para iniciar de cero, sin un ingreso seguro.

“Otro reto importante ha sido aprender a utilizar el poco flujo económico que se genera para permitir que crezca la empresa y no solo mantenerla mientras todo está invertido en materia prima”, detalla Castro Rodríguez.

Más que un conflicto de género, el encontrar colaboradores que crean en el proyecto y luchar contra la informalidad del comercio han sido las problemáticas que ha logrado ir sorteando en este tiempo con “Rosa México”.

“Considero que todas las personas estamos en igualdad de capacidades y oportunidades para ser empresarios y que el único factor que puede influir como una diferencia entre ambos sexos es la maternidad, la vida es cuestión de prioridades y de equilibrio”

alba castro rodríguez, emprendedora