:)

Inteligencia Artificial

El Digipadres es una herramienta tecnológica para combatir el bullying

A través del control parental y la comunicación es posible prevenir esta problemática

Published

on

Foto: Archivo

Con el propósito de combatir el bullying y su evolución a partir del uso de la tecnología, la empresa de soluciones de seguridad ESET impulsa su iniciativa Digipadres con los conceptos y herramientas más importantes para proteger del ciberacoso a los jóvenes.

La firma advierte que a diferencia del bullying en el mundo real, el acoso cibernético puede ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento, a través de teléfonos, computadoras y consolas de juegos.

Subraya que el anonimato, la facilidad de acceso y abundancia de interacciones online puede provocar que las personas que acosan y hieren a otros se sientan alentadas a hacerlo.

Lee: Ayeisha es la youtuber tijuanense que endulza Internet con creativos pasteles

El jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica, Camilo Gutiérrez, señaló que “ahora que la virtualidad forma una parte crucial en nuestras vidas, es de suma importancia entender las formas más comunes de ciberacoso para poder combatirlas y todos juntos ayudar a mantener seguros a los jóvenes en Internet”.

Detalló que las formas más comunes de acoso en Internet son el ciberacoso o cyberbullying, la difusión de fotografías sin consentimiento de su protagonista, mensajes hirientes o amenazas a través de las plataformas, hacerse pasar por otra persona y enviar mensajes agresivos desde esa cuenta falsa.

Subrayó que en la mayoría de las redes sociales se puede reportar cualquier hecho que pueda generar malestar, ya sean fotos compartidas, rumores maliciosos o comentarios agresivos que en muchos países es un crimen delito y por ello proporcionan ayuda a sus víctimas.

Debido a que puede ser difícil distinguir las problemáticas adolescentes de los síntomas del ciberacoso, subrayó la importancia de poner atención a las señales de bullying entre los adolescentes como cambios físicos visibles, repentinos cambios de humor o pérdida de interés en actividades habituales.

Asimismo, fingir enfermedad para evitar ir a la escuela, eliminación de sus cuentas de redes sociales, aislamiento social anormal o pérdida o extravío de objetos en situaciones extrañas.

“Si un niño o niña manifiesta estos síntomas, vale la pena sentarse y preguntarles si sienten que están siendo acosados, ya sea vía Internet o en la vida real. Es importante asegurarles que pueden confiar sin sentirse amenazados o juzgados, y que se estará ahí para ayudarlo/a a resolver cualquier problema que esté experimentando”, aseveró Camilo Gutiérrez.

En el caso de un bullyng virtual, destacó que se puede bloquear y reportar el contenido, además de concientizar sobre la importancia de la privacidad y del diálogo porque no sólo ayuda a disminuir los riesgos, sino que también previene que puedan convertirse en los victimarios del acoso cibernético.

Lee: La Universidad de Chapingo le compra computadoras e Internet a sus alumnos

En ese sentido, resaltó la necesidad de utilizar las herramientas digitales aliadas de la seguridad para incrementar la protección, como los controles parentales que permiten filtrar el contenido que los niños pueden ver y el tiempo que pasan ante los dispositivos.