:)

Máquinas

Nace el Earth 300 que es un potente barco para la lucha ambiental

El Earth 300 fue diseñado por el especialista en superyates Ivan Salas Jefferson, tiene 300 metros de largo, 60 metros de alto y alberga a 425 personas

Published

on

Como parte de la lucha y conciencia ambiental, Earth 300 es una nave de propulsión nuclear llena de científicos, activistas y multimillonarios navegando por el mundo y examinando el estado de los océanos, es parte del sueño del empresario y jefe de la compañía Iddes Yachts, Aaron Olivera.

El barco, llamado Earth 300, fue diseñado por el especialista en superyates Ivan Salas Jefferson. Con casi 300 metros de largo y 60 metros de alto, podrá albergar a 425 personas.

La idea central es que la mayoría de los viajeros sea personal científico y estudiantes, que viajarán gratis. Además, de un puñado de turistas adinerados, alojados en suites de lujo, pagarán 3 millones de dólares cada uno por un viaje de 10 días, lo que ayudará a que la empresa sea rentable y sustentable.

Lee: Liberan encallamiento del barco Ever Given en Canal de Suez tras una semana

En una cena de lanzamiento en Singapur, Olivera habló sobre su sueño, mezclando nombres de empresarios y políticos con frases emotivas sobre salvar el medio ambiente, inspirar a los jóvenes y promover la ciencia. 

El emprendedor busca que Earth 300 sea un ícono arquitectónico global que aliente a las personas a pensar más seriamente sobre el clima. El diseño modernista, las líneas limpias, la plataforma de observación en voladizo y la ‘esfera científica’ de vidrio de 13 pisos están destinados a provocar asombro.

“Queríamos que la esfera inspirara a quien la mire para salvar el planeta”, señaló Olivera citado por Bloomberg, en un restaurante que alguna vez fue la taquilla de los ferrys a las islas exteriores de Singapur. 

“Imagínese si pudiéramos construir un objeto que galvanizaría a las personas de todo el planeta”. Él llama al barco “La Torre Eiffel de nuestra generación”. Más allá de la extravagancia, todavía hay un largo camino para hacer realidad el barco.

Se han necesitado seis años y cinco millones de dólares para llegar a este punto, donde el diseño está lo suficientemente avanzado como para llevarlo a los astilleros a elaborar cotizaciones de construcción. Olivera aseguró que el grupo está considerando astilleros en Europa y Corea del Sur. Los ejecutivos de Earth 300 estiman que el costo total ascendería a entre 500 millones y 700 millones de dólares. 

Lee: México compra tres barcos con gas para frenar el apagón de la CFE

Parte del alto precio sería una emisión cero, gracias a una planta de energía atómica elaborada por la empresaCore Power, con sede en Reino Unido, que está desarrollando un reactor de sal fundida a bordo de un barco, una tecnología liderada por la empresa nuclear estadounidense TerraPower, fundada por Bill Gates.

Con el barco programado para lanzarse en 2025 y la certificación del reactor no se espera hasta dentro de cinco a siete años, es probable que el barco funcione inicialmente con combustibles verdes sintéticos. 

La propulsión atómica también puede crear problemas con naciones como Nueva Zelanda , que ha prohibido el atraque de barcos de propulsión nuclear desde 1984.

Olivera quiere que el primer viaje del barco sea una circunnavegación de la Antártida, seguida de un viaje por el Ártico. El barco estaría diseñado para operar durante 300 días al año, generando alrededor de 100 millones de ecoturistas ricos, con ingresos adicionales por albergar eventos o escenarios de películas, dijo.

Aquellos que paguen por las 10 suites de lujo con balcones privados también obtendrán alojamiento para el personal en un conjunto separado de cabañas. Otras 10 suites estarían disponibles para lo que Olivera llama personas muy interesantes: personas de todos los ámbitos de la vida que aportarían una experiencia o conocimiento únicos al viaje.

Olivera prevé invitar a artistas, exploradores y estudiantes a pasar tiempo en el barco, codearse con multimillonarios, pero pagando una tarifa más baja o incluso viajando gratis. 

Con ellos, trabajando en 22 laboratorios, estarían unos 160 científicos, que realizarían investigaciones y recopilarían datos utilizando el equipo de la nave y miles de sensores incorporados, incluida la que podría ser la primera computadora cuántica comercial en alta mar. 

Aseguró que el proyecto sería de “código abierto”, con instalaciones de procesamiento e información compartidas con otros esfuerzos de investigación climática en todo el mundo.

El megabarco tendrá una central de investigación itinerante donde científicos de todo el mundo podrán explorar los lugares más remotos del planeta.

Lee: Denuncian la presencia de barcos sardineros en la costa de Mulegé

Seguir Leyendo
Publicidad