:)

Política

Gobierno de Andrés Manuel López Obrador prepara nueva Ley de Hidrocarburos

La iniciativa pretende dar control total al Estado para la producción, venta e importación de hidrocarburos

Published

on

La idea es que la nueva ley se apruebe antes del 30 de abril / Foto: Cortesía @Pemex

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentaría una nueva Ley de Hidrocarburos que sustituya la creada tras la reforma energética promulgada el 11 de agosto de 2014 y entre los elementos más importantes que prevé destaca el control completo de la industria petrolera, desde exploración hasta la transformación y venta al público.

La nueva ley sería enviada al Congreso de la Unión como una Iniciativa Preferente, y se buscaría que la Cámara de Origen sea el Senado de la República, para que se discuta y vote la semana posterior a la Pascua.

El objetivo es que pase en ambas Cámaras antes de que termine el actual periodo de sesiones, el 30 de abril próximo.

Lee: La Secretaría de Energía suspendió temporalmente la reforma eléctrica

De acuerdo con las fuentes consultadas, la nueva ley de hidrocarburos no pretendería cambiar los contratos y convenios que fueron expedidos bajo la reforma energética.

Se mantendrían en los mismos términos y condiciones los actuales acuerdos petroleros de exploración y explotación de los yacimientos registrados en la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Asimismo, como las asociaciones entre Pemex y otras petroleras en yacimientos específicos como es el caso de Zama en donde Pemex y Talos Energy acaban de llegar a un acuerdo.

El pacto establece que la firma extranjera se quedaría a cargo de la operación y administración del campo.

La nueva Ley de Hidrocarburos pretende el control operativo de la industria tanto en exploración y producción como en transformación, logística y distribución, y la venta al público e importación de petrolíferos, un esquema similar al que se tenía cuando los privados sólo trabajaban por cuenta y orden de Pemex.

La iniciativa no se mete con las rondas petroleras y todo lo firmado en la administración de Enrique Peña Nieto, todo eso se queda como está.

Con la iniciativa se busca reafirmar el control, la regulación del Estado en exploración, producción, abastecimiento, industrialización y distribución de combustibles.

Lee: Empresarios chihuahuenses pierden 65 mdd por los litigios en contra de la reforma eléctrica

Con relación a las importaciones de combustibles, se pretende que Petróleos Mexicanos (Pemex) sea la única entidad que compre e interne el producto.

Además, que los precios no se fijen por oferta y demanda, sino con una ganancia regulada derivada de los precios que puede ofrecer cada una de las Terminales de Almacenamiento y Reparto.

El esquema de precios en los petrolíferos sería determinado a partir de mercados regionales, que estarían vinculados a las terminales de Pemex o privadas que trabajen para la petrolera. Hasta ahora no se ha definido si impedirán la libre importación de gasolina, diésel y gas LP.

Luis Carriles | El Sol de México