:)

Negocios

Productores de Delicias advierten de una crisis agrícola en Chihuahua

Lo que productores vaticinaron en 2020 por el desfogue de las presas La Boquilla y Francisco I. Madero, este año se convirtió en realidad: con sólo 952 millones de metros cúbicos almacenados entre ambos embalses

Published

on

DELICIAS, Chihuahua. Lo que productores vaticinaron en 2020 por el desfogue de las presas La Boquilla y Francisco I. Madero, este año se convirtió en realidad: con sólo 952 millones de metros cúbicos almacenados entre ambos embalses, la agricultura atraviesa por una crisis pues únicamente podrá irrigarse la tercera parte de la superficie del distrito 005, lo que repercutirá en la economía regional.

A menos de dos semanas de iniciar el ciclo agrícola 2020-2021, los usuarios del distrito de riego miran con preocupación las dificultades que enfrentarán este año por la poca disponibilidad de agua rodada, es decir, aquella que corre por los canales y acequias proveniente de las presas.

Salvador Alcántar Ortega, presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua y uno de los líderes más visibles en la lucha por la defensa del agua, recordó que desde el año pasado vislumbraban este escenario provocado en parte por la sequía, pero agudizado por la extracción de volumen de los embalses con miras al pago del Tratado Internacional de Aguas de 1944.

“Ya habíamos visualizado esta situación, pero bueno, es que la gente de Conagua no entendió en ese momento cómo estaba la situación, y pues esto nos preocupa a nosotros ahora que estamos inmersos en el problema, no hay cómo hacerle frente más que con este poquito volumen que tenemos”, expresó.

Lee: Guanajuato obtuvo el primer lugar en aplicar políticas sociales

En meses pasados, la Conagua autorizó un volumen de 385 millones de metros cúbicos para ser extraído de La Boquilla y Las Vírgenes, dotación que, de acuerdo con los cálculos hechos por funcionarios de la dependencia, alcanzará para regar 25 mil de las 70 mil hectáreas del distrito 005, lo que representa 35.7 por ciento de la superficie agrícola.

Alcántar Ortega mencionó además que están a la espera de que esta semana venga un funcionario de la dependencia federal para reunirse con los presidentes de los módulos y sociedades de responsabilidad limitada, misma que les adelantó tiene el interés de evitar una crisis.

Por su parte, Fidel Carrasco Ruiz, presidente de la SRL Unidad Conchos, calculó que alrededor de 170 millones de metros cúbicos fueron desfogados entre los meses de julio y octubre de la presa Francisco I. Madero, con fines de pago del tratado de 1944.

Señaló que de dicha contenedora sacaron más volumen, pues de La Boquilla fue poco lo que alcanzaron las autoridades federales a extraer porque dos días después de la apertura, el 8 de septiembre, los productores tomaron las instalaciones y expulsaron a la Guardia Nacional.

Estimó además que si la federación no hubiera tocado las presas, habría agua suficiente para que los productores puedan irrigar por lo menos la mitad de las 70 mil hectáreas del distrito 005, asediado por la sequía desde 2019 y se habría evitado esta crisis.

El dirigente aseguró que no existen datos precisos en la página web de la Comisión Internacional de Límites y Agua (CILA) de cuánto volumen se desfogó de las presas para el pago del tratado, pero anticipó que este próximo viernes se reunirán con funcionarios de la comisión para despejar esta y otras dudas.

Carrasco advirtió que el bajo nivel de la presa Vírgenes, que es menor a 20 por ciento, afectará en el aspecto técnico, porque la fuente de almacenamiento ayudaba a nivelar los volúmenes en los canales.

Lee: Jalisco no regresa del todo a las escuelas, pero inicia con “grupos de seguimiento académico”

La Comisión Nacional del Agua (Conagia) dio a conocer ayer que las presas La Boquilla y Francisco I. Madero se mantuvieron en niveles bajos de almacenamiento, pese a las lluvias y nevadas que ocurrieron este invierno en las cuencas de los ríos Conchos y San Pedro.

Este miércoles La Boquilla tenía un almacenamiento de 887.173 millones de metros cúbicos, que representan 30.66 por ciento de su capacidad, y Las Vírgenes contaba con 65.501 millones de metros cúbicos, equivalentes a 18.44 por ciento de su capacidad.

La disminución en los niveles de ambas fuentes fue considerable. De acuerdo con los archivos periodísticos de El Heraldo de Chihuahua, el 19 de febrero del año pasado, 10 días antes de su apertura para iniciar el ciclo agrícola, La Boquilla almacenaba mil 996.6 millones de metros cúbicos y estaba a 69 por ciento de su capacidad.

Esa misma fecha, la presa Francisco I. Madero se hallaba a 97 por ciento de su capacidad y tenía un almacenamiento de 344.119 millones de metros cúbicos.

Para 2021 el volumen asignado a los productores agrícolas es de 385 millones de metros cúbicos, de los cuales 355 millones serán extraídos de La Boquilla y los 30 millones restantes de Las Vírgenes.

Los agricultores de la región temen que al sacarse agua de la presa Madero llegue la crisis y se afecte el ecosistema y a los mecanismos del propio embalse por el lodo que se ha acumulado durante años en el fondo.