:)

Capital

Cerrarán 35 mil empresas en la Ciudad de México afectadas por la crisis económica y el Covid-19

Armando Zúñiga Salinas, presidente del Centro Empresarial de la Ciudad de México, pidió incentivos fiscales y apoyos a empresas a Claudia Sheinbaum

Published

on

Un semáforo rojo de Covid-19 acelera el cierre de empresas en la Ciudad de México.

Armando Zúñiga Salinas, presidente del Centro Empresarial de la Ciudad de México, aseguró que unas 35 mil pequeñas y medianas empresas van a bajar la cortina o quebrarán por la crisis económica y sanitaria de coronavirus (Covid-19).

“El constante riesgo de regresar a semáforo rojo, lo cual como ya se ha señalado pondría en riesgo de muerte a la mayoría de las empresas de la Ciudad de México. Al Gobierno no le conviene que las empresas dejen de pagar impuestos y se vayan a la informalidad, o que estén en el dilema de pagar impuestos o sueldos”, según dijo Zúñiga Salinas.

A raíz de la crisis económica y del Covid-19 están en riesgo de cerrar aproximadamente 35 mil negocios, de los 450 mil establecimientos que operan en este momento en la ciudad de México, afirmó el empresario.

Lee: En la Ciudad de México reducen horario de bares cines y gimnasios para frenar al Covid-19

El líder de las Coparmex  de la Ciudad de México señaló que en realidad pueden ser más empresas las que quiebren con la imposición de un semáforo rojo de Covid-19, porque muchos negocios son micro o pequeños que no cotizan en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Zúñiga Salinas informó que, de concretarse dicho cierre de comercios, se perderán aproximadamente 198 mil 491 empleos en la Ciudad de México.

Si la Ciudad de México regresa a semáforo de vigilancia epidemiológica en color rojo, por el aumento de casos de Covid-19, la situación económica de las empresas será aún peor, declaró.

Agregó que el gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo debe reorientar el gasto público para alcanzar así los objetivos de la reactivación económica, por lo que se necesitan establecer apoyos fiscales, programas de crédito, acciones de simplificación administrativa, suspensión temporal de verificaciones, ampliación de licencias, así como vigencias mercantiles y trámites para empresas.

La Coparmex propuso al gobierno de la Ciudad de México implementar una serie de medidas, no sólo para proteger a las empresas y el empleo, sino para reactivar la economía del país. Entre las propuestas destaca la exención temporal de por lo menos 5 meses del Impuesto Sobre Nómina (ISN); así como estímulos fiscales de entre 50 y 100 por ciento de diferimiento del pago de Impuesto Predial -a las empresas que hayan mantenido la planta laboral-; y, un seguro solidario por el que se apoye a los trabajadores a conservar un salario mínimo vital.

“El objetivo de estas propuestas de Coparmex Ciudad de México es colocar la reactivación económica y el empleo como prioridad en las políticas públicas y reorientar el presupuesto como eje rector de una agenda integral”, expresó el presidente del Centro Empresarial de la Ciudad de México.

La Coparmex también propone la creación de un programa para que el patrón mantenga a los trabajadores, y pidió al gobierno de la Ciudad de México sea solidario con un salario mínimo equivalente, cuyo costo tendría un impacto presupuestal de 2 mil 553 millones de pesos.

Lee: La reactivación de la economía creará 300 mil empleos en la Ciudad de México: Sheinbaum

Otra de las propuestas de la Coparmex es la creación del Instituto del Emprendedor y el establecimiento de apoyos a fondo perdido para la digitalización a micros y pequeñas empresas formalmente establecidas, por un monto de 300 millones de pesos. Así como la ampliación del seguro del desempleo y reducciones adicionales en el Impuesto Predial y en el Hospedaje, además de recursos públicos y a actividades de servicios, particularmente afectados por el cierre de operaciones, ya que a la fecha se mantiene en restricción total de operaciones en la Ciudad de México.

La Confederación Patronal también propone un programa a fondo perdido de 800 millones de pesos para la ampliación y conservación de empleos, para las empresas que hayan conservado a sus trabajadores formales y demuestran un programa de expansión para los próximos 12 meses. Además, de un programa de apoyo financiero extraordinario de 400 mdp, para las empresas y familias dedicadas a espectáculos masivos en la Ciudad.

El líder empresarial de la Ciudad de México afirmó que el impacto económico total de las propuestas es de 9 mil 445 mil millones de pesos, lo que representa el 76 por ciento del monto total de los subejercicios registrados al tercer trimestre de 2020, lo que es apenas el 4 por ciento del gasto anual aprobado para el 2020 en la capital de la República.

El presidente del Centro Empresarial de la CDMX señaló que buscarán tener una sesión bimestral con la jefa de Gobierno, para identificar los avances de la presente agenda.

Además de que, junto a la Secretaría de Finanzas capitalina, revisarán el Plan de Infraestructura, buscando la participación de las PyMES en la cadena de valor de dicho proyecto.

Zúñiga Salinas reconoció como positiva la implementación de un Código QR, que registre el movimiento de los ciudadanos para alertarnos si es que estuvieron en lugares donde pudieron haber convivido con personas contagiadas por Covid-19.

“Lo vemos como un excelente proyecto que de hecho de haber llegado antes habría ya ayudado, sin embargo, tenemos que reforzar la cultura, la gente no lo está usando como debiera”, indicó.

José Medina Mora Icaza, Secretario General con licencia de la Coparmex, dijo que insisten al gobierno en otorgar remedios solidarios, para evitar una mayor pérdida de empleos y la quiebra de empresas.

Añadió que los contagios por Covid-19 no tienen que ver con la apertura económica, porque la dinámica de contagio no está ahí, sino en la parte social.

Mylene Cano de la Fuente, economista en jefe de la Coparmex, afirmó que el sector más golpeado en la capital de la República es el de alimentos, que son los restaurantes y alojamiento temporal, además de negocios de esparcimiento, mismos que han perdido más del 25 por ciento del empleo formal, registrados previo a la pandemia del nuevo coronavirus.