:)

Sonora

El Tapanco es la ofrenda ancestral para recibir a los muertos en Sonora

Los pueblos originarios de Sonora tienen su propia versión del altar de muertos, como es el Tapanco

Published

on

El tapanco lo colocan en el patio de sus hogares.

HERMOSILLO, Sonora. Los pápagos (Tohono o’otham), pimas (O’ob), Guarijíos (Makurawe), yaquis (Yoeme) y mayos (Yoreme) son pueblos originarios de Sonora que practican la religión católica y tienen como tradición honrar a los difuntos el Día de Muertos con un elemento especial: el tapanco.

Montado en varas fuertes de mezquite, álamo o sauce según la comunidad, una plancha grande con alimentos y perfumado con buganvilias los tapancos se colocan en el patio de los hogares. Las variaciones más conocidas son los de las comunidades Mayo o Yaqui explicó en entrevista para El Sol de Hermosillo Tonatiuh Castro, investigador de Culturas Populares.

Para los Yaquis y Mayos no es importante la cuestión estética, la vistosidad o el colorido como en los altares mestizos que se colocan en el resto del país, es expresamente una ofrenda.

Lee: Los seris somos un pueblo que le canta al mar: Zara Monrroy

El tapanco debe de estar colocado dando la espalda a la puesta del sol y en su cabecera una cruz. Castro manifestó que si se ponen alimentos o bebidas alcohólicas o elementos que el difunto normalmente consumía en vida.

En la ofrenda no se colocan juguetes o fotografías, ni artículos personales del difunto y depende de la familia agregar o no imágenes religiosas u otro tipo de objetos.

Lee: Tania convierte en arte su amor por las etnias de Sonora

El tapanco se coloca al llegar el mes de noviembre, no varía respecto al altar mestizo. “En cuanto al ceremonial sí hay variación, los yaquis desde el primero de octubre comienzan los rezos, diario hay rezo y se tocan las campanas del pueblo tres veces al día, la familia se prepara para recibir el espíritu”, explicó Castro.

Gladis Balbastro |Organización Editorial Mexicana