:)

El Extranjero

Pactan China y los EEUU tregua comercial

Published

on

La cumbre del G20 concluyó con un acercamiento entre los Estados Unidos y China. Además, todos los países del bloque reiteraron su compromiso con el acuerdo contra el cambio climático de París, menos la Unión Americana.

Después de dos días de reuniones bilaterales y multilaterales, la cumbre del G20 celebrada en la ciudad japonesa de Osaka concluyó con un esperado anuncio: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario chino, Xi Jinping, acordaron una tregua en la guerra comercial que enfrenta a los dos países desde hace alrededor de un año.

Trump aseguró que su gobierno no impondrá nuevos aranceles a las importaciones chinas y que permitirá que las empresas estadounidenses vendan productos a la compañía asiática Huawei, en una clara muestra de distensión después de un año de tensión creciente.

Los dos mandatarios acordaron, además, reanudar las negociaciones comerciales, que se habían interrumpido en mayo pasado. “Vamos a trabajar con China desde donde nos habíamos quedado, para ver si podemos llegar a un acuerdo”, aseguró Trump.

Según el presidente estadounidense, China se comprometió a comprar “grandes cantidades” de productos agrícolas del país norteamericano, a pesar de que el gobierno de Beijing ya había accedido a eso en diciembre pasado.

Sin embargo, los Estados Unidos aún mantiene los aranceles a los productos chinos por valor de 250 mil millones de dólares mientras que China conserva los impuestos a las importaciones estadounidenses por valor de 110.000 millones de dólares. Además, la administración de Donald Trump sostiene la orden de extradición contra la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou.

Trump busca reunirse con Kim Jong-un

La cumbre internacional también concluyó con nuevos avances en el diálogo entre Estados Unidos y Corea del Norte. Trump, quien ya llegó a Seúl, la capital de Corea del Sur, se mostró dispuesto a reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la zona desmilitarizada que separa las dos Coreas.

“Mientras estoy allí, si el líder Kim de Corea del Norte ve esto, ¡yo me reuniría con él en la Frontera/Zona desmilitarizada solo para estrecharle la mano y decir hola!”, tuiteó el mandatario estadounidense.

Además, Trump agregó que se sentiría “cómodo” con cruzar la frontera hacia Corea del Norte con Kim Jong-un. De cumplirse, sería el primer presidente de Estados Unidos en pisar suelo norcoreano de toda la historia.