:)

Inteligencia Artificial

Activistas, movimientos y organizaciones trabajan juntos por un mundo sin plásticos

La lucha contra los plásticos se debe abordar de manera transversal.

Published

on

Activista, movimientos y organizaciones trabajan juntos por un mundo sin plásticos

Ante un mundo inundado de plásticos y residuos de todo tipo, miles de personas y cientos de organizaciones de la sociedad civil han despertado para atender la emergencia.

Movimientos como Plastic Free July, Lonely Whale y Tide Turner Challenge son algunas de las iniciativas internacionales que se han sumado a la lucha en contra de los plásticos.

Te recomendamos: Plásticos de un solo uso; una comodidad muy costosa

Por medio de capacitaciones y programas, los activistas han logrado incluir cada vez a más personas a su causa por medio de sus sitios web o redes sociales.

La gente sí quiere dejar el plástico

Después de que en diversas regiones del mundo se prohibieran los plásticos de un solo uso, las personas comenzaron buscar más formas para contribuir a la disminución de estos residuos.

En marzo de 2022 la compañía Ipsos, en conjunto con la organización fundación Plastic Free July, realizaron la encuesta “Actitudes hacia el plástico de un solo uso”, la cual arrojó que el 88 por ciento de las personas encuestadas quiere dejar de utilizarlos.

Ante los resultados, activistas ambientales invitaron a los gobiernos de América Latina, en especial de México, a prestar atención a las recomendaciones que hace el informe “Plásticos de un solo uso. Una hoja de ruta a la sostenibilidad”, realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

El informe aborda el tema de una problemática transversal y concentra los esfuerzos en los gobiernos.

En busca de cumplir el objetivo de prohibirlos totalmente, las organizaciones nacionales e internacionales se reunieron el 18 de octubre de este año en la Cámara del Congreso Mexicano en donde entregaron miles de firmas recaudadas para ejercer presión entre los mandatarios para impulsar legislaciones y normativas que prohíban el uso de plásticos de un solo uso.

“Lo que se está haciendo hoy en día es buscar un sistema de lucha contra los plásticos que cubra de manera integral la problemática. No basta con prohibirlos, se tiene que pensar en todo lo que pasa con el sistema de plásticos en el mundo”, explicó a El Sol de México Jatziri Pando, líder climática de The Climate Reality Project.

Es por ello que la lucha contra los plásticos se debe abordar de manera transversal y debe estar pensada con estrategias que puedan poner en práctica los gobiernos, empresas y la población en general.

De acuerdo con información de la agencia EFE, la población mexicana tiene la capacidad de empujar cambios en la ley al recabar firmas de al menos el 0.13 por ciento de los mexicanos inscritos en la lista electoral oficial.

Por otra parte, el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto de Demográfico de España, publicó en diciembre del 2018 una encuesta que señaló que el 57 por ciento de la población encuestada está en desacuerdo en que la mayoría de los envases plásticos no se puedan reutilizar.

“Es importante que se le exija a los gobiernos que tengan establecidas y de manera concreta las legislaciones respecto al de los plásticos para que las reglas queden claras tanto para ellos como para la industria”.

Es por eso que organizaciones nacionales e internacionales han lanzado iniciativas para lograr una solución de la mano de la población.

Algunas opciones

Uno de los movimientos más grandes a nivel mundial en la lucha contra el plástico es Tide Turner Challenge. El cual tiene como objetivo educar e inspirar a jóvenes de todo el mundo para que por medio de sus decisiones construyan un mundo mejor para ellos y futuras generaciones.

El movimiento no sólo plantea la idea de instruir a los jóvenes en materia ambiental, sino también de crear líderes que puedan tomar decisiones conscientes desde sus trabajos, hogares o escuelas.

Además aceptan a interesados de todo el mundo. Basta con registrarse en su sitio web y seguir los pasos para poner manos a la obra.

Otra de las grandes iniciativas globales es Plastic Free July, una propuesta australiana que ofrece a las personas diversas opciones para reducir su consumo de plástico.

En él participan más de 100 millones de personas de todo el mundo que crean una comunidad y que reciben consejos periódicamente para que pongan en práctica acciones que contribuyan a la disminución de su consumo o producción de plástico.

Por otra parte, el actor y activista ambiental Adrian Grenier, a través de su fundación Lonely Whale ha capacitado a más de 2 mil 400 niños y jóvenes de entre 8 y 23 años para impulsar un cambio en el sistema de reciclaje y desarrollar alternativas para gestionar los plásticos en el mundo.

Como se puede notar, muchos de los movimientos y fundaciones en contra del plástico están enfocados en los niños y jóvenes, y en respuesta a ello, algunos influencers han usado su voz para sumarse a la causa.

A través de redes sociales, influencers como Iker Casillas y David Villa se sumaron al reto lanzado por National Geographic España #YoElijoElPlaneta.

El reto consistía en morder una bolsa de plástico, tomarse una foto y usar el hashtag con el objetivo de crear conciencia dentro de las redes sociales, animando a sus seguidores a unirse a la iniciativa.

Otra de las influencers que buscan crear conciencia entre sus seguidores es la tiktokera Elizabeth Sheer, quien lanzó el #TrashChallenge.

El reto consistió en un video en vivo en el que la neoyorquina de 24 años se mostraba caminando por la calle y recogía todos los plásticos que encontraba.

El éxito fue tal que sus seguidores salieron a las calles a hacer lo mismo y en solo 11 días la iniciativa de #TrashChallenge logró remover de las calles más de 800 mil piezas de este residuo.

“Los niños y jóvenes tienen un papel súper importante porque son quienes más están accionando, ya que han tenido un bombardeo de noticias, lo que los lleva a pedir acciones más inmediatas. Son ellos quienes se están parando frente a los gobiernos y quienes están encabezando los movimientos”, comentó la especialista.

Después de sumar esfuerzos en contra del plástico y otros temas ambientales, los activistas defensores del medio ambiente han sido desacreditados en diversas ocasiones por empresas, gobiernos o personas que no comparten sus intereses.

Un ejemplo es lo sucedido el pasado 14 de octubre en Londres, cuando dos activistas ambientales alzaron la voz para que se les prestara atención y hacer un llamado ante la crisis ambiental del mundo.

Sin embargo, este tipo de actos han sido repudiados por algunos sectores de la sociedad, los cuales argumentan que “hay otras formas de protestar”.

“Las personas dicen que estas no son las maneras. Entonces, ¿cuáles son? Estamos en un mundo en el que si a ti no te afecta de manera directa lo que está pasando haces caso omiso y te encargas de desacreditar a quienes alcen la voz. Lo que los activistas ambientales de la actualidad quieren es que se les escuche y es irresponsable tachar de vandalismo sus actos”, expresó Pando.

Te puede interesar: Microplásticos; el pequeño problema que amenaza a todo el planeta

Ni un paso atrás

Después de haber comenzado una lucha contra los plásticos, las organizaciones en pro del medio ambiente no pretenden dar un paso atrás.

Ante ello, GreenPeace México, alertó en agosto de este año que existía un riesgo dentro de la Suprema Corte de retroceder respecto a la prohibición de los plásticos de un solo uso.

Esto por dos proyectos presentados por los ministros Javier Laynez Potisek y Yasmín Esquivel Mossa, los cuales proponen que el estado de Oaxaca se declare como un estado no competente para cumplir la legislación de la prohibición de plásticos de un solo uso.

El problema que planteó GreenPeace es que la Suprema Corte aún está abriendo las puerta a proyectos que suponen un retroceso en los avances para erradicar los plásticos de un solo uso.

Por lo que para sumar más esfuerzos, en México se creó la Alianza México sin Plásticos, la cual engloba a diversas organizaciones con el objetivo de hacer frente a un objetivo común.

Cuenta con el apoyo de ONU Medio Ambiente y GreenPeace, quienes ofrecen asesorías técnicas, recomendaciones y estudios de los que se pueden apoyar.

Hoy en día ya cuenta con 125 organizaciones, está presente en 31 estados y tiene más 100 mil participantes.

José Carlos Román | El Sol de México

Trends