:)

Inteligencia Artificial

Cómo navegan los asexuales las relaciones sentimentales

A menudo se asume que todas las personas asexuales también son “arománticas”.

Published

on

Cómo navegan los asexuales las relaciones sentimentales

Aunque se estima que el 1 por ciento de las personas se identifican como asexuales, una orientación sexual que se define más comúnmente como la falta de atracción sexual, las personas asexuales permanecen relativamente invisibles y rara vez se investigan. Y por estas razones son con frecuencia objeto de discriminación y estereotipos.

Por ejemplo, a menudo se asume que todas las personas asexuales también son “arománticas”, es decir, que no están interesadas en tener relaciones románticas o que no son capaces de hacerlo.

Te recomendamos: Senadores piden a autoridades luchar en contra del acoso sexual que sufren estudiantes y docentes en México

Sin embargo, eso no podría estar más lejos de la verdad. La asexualidad existe en un espectro, y existe una amplia gama en la forma en que los miembros de este grupo experimentan la sexualidad y el romance.

En un estudio publicado recientemente que realicé con varios miembros de la facultad de Michigan State y otros investigadores asociados, encuestamos a personas en el espectro asexual que actualmente tenían relaciones románticas.

Queríamos aprender más sobre cómo los asexuales experimentan las relaciones románticas y llamar la atención sobre sus experiencias, muchas de las cuales, resulta que no son tan diferentes de las de las personas que no están en el espectro asexual.

La sexualidad invisible

Fuera de mi trabajo como investigadora de psicología, soy miembro de la comunidad asexual.

Específicamente, soy un gris-asexual heteroromántico: Soy alguien que siente atracción romántica por personas de otros sexos o géneros, pero experimenta atracciones sexuales fluctuantes o limitadas.

Sin embargo, en la investigación existente encontré pocos ejemplos de personas como yo. La mayoría de los estudios parecen centrarse en personas que son completamente asexuales, no en el área gris.

En los medios populares, los asexuales rara vez aparecen. Cuando lo hacen, a menudo se los presenta como extraños, robóticos e incapaces de amar.

En la cultura dominante también hay un elemento de negación, con muchas personas que creen que la asexualidad es imposible, que aquellos que se identifican como asexuales deben tener algún problema, como problemas hormonales. Tal vez simplemente “no han encontrado a la persona adecuada” o necesitan “esforzarse más”.

Así que este estudio nació de mis experiencias como persona en el espectro asexual, razón por la cual era tan importante para mí abordar a todos los diferentes asexuales que existen y dar voz a mi propia comunidad.

Muchas personas asexuales eligen tener relaciones; simplemente pueden seguir el proceso de manera diferente. Algunos pueden participar en relaciones no monógamas. Otros pueden verse obligados a revelar sus identidades y preferencias de diferentes maneras, preguntándose cuándo, si es que alguna vez, deberían hablar sobre ello con socios potenciales, temiendo que las reacciones puedan ser menos que positivas y conduzcan a dificultades en la relación.

Sin embargo, muchos asexuales se relacionan con el modelo de atracción dividida, que es una teoría que muestra cómo la atracción romántica y sexual son dos experiencias distintas y, por lo tanto, uno puede experimentar el sexo sin amor y el amor sin sexo. Con esto en mente, es posible que los asexuales se identifiquen con una orientación romántica y busquen relaciones románticas, ya que se trata de experiencias diferentes.

Relaciones centradas en el romance

Para nuestro estudio observamos exactamente esta división y encuestamos a 485 personas que se identificaron a sí mismas como pertenecientes al espectro asexual y que actualmente tenían una relación romántica.

Los participantes se identificaron como heterorománticos, birománticos, homorománticos, panrománticos y más, mostrando una diversidad significativa entre los intereses románticos de este grupo. Luego les preguntamos sobre su satisfacción con la relación, su nivel de inversión en la relación y cómo veían la calidad de las alternativas a su relación.

Te puede interesar: Polémica por deportistas Trans, ¿compite el cuerpo o la identidad?

Además, exploramos su orientación de apego. Esto se define como la forma en que las personas abordan sus relaciones cercanas. Por lo general, se forma en la infancia y es un patrón que continúa hasta la edad adulta.

Las personas tienden a exhibir un “estilo de apego ansioso”, que a menudo se caracteriza por sentirse preocupados por el abandono y ansiosos por perder la relación; un “estilo de apego evitativo”, lo que significa que alguien puede alejar a las personas o temer la intimidad emocional; o un “estilo de apego seguro”, que es cuando las personas se sienten seguras en sus emociones y pueden mantener relaciones duraderas.

Espero que esta investigación ayude a normalizar la idea de que los asexuales pueden prosperar en las relaciones románticas. Resulta que los asexuales pueden experimentar el amor romántico tanto como lo hacen otras orientaciones sexuales: con las mismas oportunidades de alegría y crecimiento, los mismos desafíos de navegar conflictos y compromisos, y la misma posibilidad de un compromiso de por vida.

Alexandra Brozowski* | El Sol de México

* Investigadora asociada de la Universidad Estatal de Michigan.

Trends