:)

Inteligencia Artificial

Sin la disciplina del boxeo, nunca habría dejado las calles: Andy Ruiz

Tiene en puerta una pelea contra Luis Ortiz

Published

on

Dios tenía otro sueño para mí y sin la disciplina que su padre me inculcó con el box no habría salido nunca de las calles de California y mis metas se habrían quedado truncadas, reconoció Andy Ruiz, quien acepta que también requirió hacer muchos sacrificios desde su infancia.

“Si no fuera por el boxeo hubiera estado en las calles todavía, siendo nada y llorando por no hacer las cosas que debía hacer. Gracias a dios que tenía otro sueño para mí y mi meta es decirles a los muchachos cuando están abajo, ayudarlos y decirles que todo se puede, solo es sacrificar y trabajar duro”, dijo.

A pesar de que sus padres decidieron migrar a Estados Unidos para tener mayores oportunidades, el boxeador mexicano tuvo que hacer muchos sacrificios desde que apenas tenía seis años. Las horas de juego cambiaron por horas de entrenamiento y el ocio por fuertes regaños, pero él agradece todo lo que vivió, sabe que el boxeo le cambió la vida.

Lee: El empresario Jesús Eduardo Rodríguez da golpes en el boxeo profesional

“Era algo difícil, pero algo bonito también, lo difícil era triunfar desde niño para lograr mis sueños. Los sacrificios, lo que hice… jugaba con mis amigos y mi papá me sacaba de las casas de mis amigos, me decía que tenía que entrenar, y pos me iba a entrenar, le hacía caso”, comentó.

“Ahí andábamos en las bicicletas, nos íbamos de vagos, no llegaba hasta la noche, me daba de cintarazos, pero así aprendí y el boxeo me ayudó a cambiar mi vida”, agregó.

Andy Ruiz siempre fue un niño gordito, el tema de su aspecto físico, aunado a la condición de migrantes que tenían sus padres lo convirtieron en un blanco de burlas.

Supo resistir, no le gustaba meterse en problemas, solo quería ser un niño feliz y convertirse en campeón mundial, esos amigos con los que solía salir a pasear por la ciudad fueron fundamentales en su carrera como profesional.

Mi papá ponía a mis amigos a sparrear conmigo, pero sí los clavaba y eso, jugábamos así en el parque, siempre tenía mis guantes colgados, yo siempre quería ser boxeador, campeón, mi papá me dio una meta y me dijo que iba a ser el primer mexicano peso pesado campeón del mundo, se me grabó eso, esa era la meta desde niño”, aseveró.

En la actualidad, Andy ya probó las mieles de ganar un título mundial y se convirtió en la inspiración para que su hijo quiera convertirse en peleador igual que su padre. Ruiz sueña con que su heredero sea profesionista, quiere darle todo lo que él no tuvo en su infancia.

Lee: Senadores demandan a Conade apoyar al box amateur 

“Sí, yo les digo que para qué quiere pelear, yo peleo para él. No quiero que lo golpeen, yo hago el esfuerzo para su futuro, me dice que quiere pelear, si ellos quieren, pero yo peleo para que ellos no tengan que batallar, yo batallé mucho, nadie creyó en mí y ahora que tenemos la oportunidad para que ellos estudien, me gustaría eso mejor para mi familia y mis hijos”, comentó.

El peleador Andy Ruiz nació en California, Estados Unidos, sin embargo, nunca dudó que quería representar a México en el deporte que práctica. Las críticas existen, pero no duda en afirmar que es “más mexicano que cualquiera”.

El peleador agradeció a sus padres por todo lo que hicieron para ayudarlo a crecer y verlo convertirse en una persona de bien.

“Gracias a mi papá que me ayudó mucho, ellos nacieron en México y se vinieron a Estados Unidos para que nos den una vida mejor, agradezco mucho, sin ellos no creo que hubiera sido campeón del mundo, pero triunfé, había cosas que estaban duras, cada boxeador tiene sus altas y bajas, yo siempre le pedí a dios que me ayudara y me alivianara, me diera motivación para lograr mis sueños, y se hizo cuando pelee con Anthony Joshua”, relató.

Cuestionado sobre lo que más le gusta de México, Andy Ruiz contestó sin pensarlo un segundo: “Pos los tacos, a huevo”.

“Los taquitos de suadero, las quesadillas de allá del DF, íbamos a una parte que le dicen El Gato, tienen tacos de carnitas, tacos de todo. Pero de todo, me gusta todo, también los fans del boxeo, siempre quieren foto conmigo, trato de darles las chances de que me tomen fotos o estar ahí con ellos”, sentenció.

La pelea que Andy Ruiz sostendrá en contra de Luis Ortiz será un paso más para lograr su objetivo: conseguir el Campeonato Mundial versión Consejo Mundial de Boxeo. Eligió esta pelea porque sabe que se encontrará con un rival sumamente fuerte, alguien que sacará la mejor versión de él.

“Hace nueve meses me dijo yo mismo: sabes qué, estoy joven, estoy bendecido, no ando golpeado. Si dios me hizo campeón del mundo lo puede hacer otra vez. Me dio la fe, me dio la motivación de ser campeón del mundo otra vez, por eso agarré esta pelea fuerte, es otra pelea más cerca de ser campeón del mundo de WBC, le estoy dando para ganar esta pelea y ser campeón del mundo otra vez”, comentó en charla con el Diario de los Deportistas.

Cuestionado sobre las virtudes del rival, destacó que lo ve poderoso en cuanto al tema físico.

“Fuerte, se mira fuerte, yo siempre he sabido que está fuerte, por eso quería esta pelea, cuando peleo con los mejores sale lo mejor de mí, pero no estoy diciendo que sea fácil, por eso nos preparamos fuerte, si dios quiere vamos a ganar”, dijo.

Andy Ruiz aceptó que su principal enfoque en los entrenamientos fue el boxeo, esta vez no quiso bajar de peso, aseguró que sí Dios lo hizo gordito, él debía aceptarlo.

Lee: En Tijuana nació la moda de los boxeadores

Para la pelea, el ‘Destroyer’ hizo cambios fundamentales. Su etapa de ocio y distracción quedó atrás.

“Nosotros no nos enfocamos mucho a bajar de peso, yo quería estar fuerte y no muy pesado, voy a estar en el mismo peso que cuando pelee con Anthony Joshua, quería traer ese power para atrás y sentirme fuerte, porque dios me hizo campeón del mundo, así como yo soy y para qué cambiar, me enfoqué en el boxeo y en las cosas que tenía que hacer para pelear con Luis Ortiz”, expresó.

Al ser cuestionado sobre una posible pelea contra Oleksandr Usyk le interesaba, aceptó que sí, pero primero quiere el cinto del WBC.

“Claro que sí, me gustaría, si logramos esta victoria claro que me gustaría pelear con el Usyk, le ganó a Joshua dos veces, tiene los títulos que yo gané y mira, él hizo las cosas bien. Me gustaría ir a pelear con él, yo solo necesito ganar esta pelea y la oportunidad, pero también ando persiguiendo el título verde, quiero ser campeón del mundo del WBC”, agregó.

Yael Rueda | El Sol de México

Leer Mas

Trends