:)

Sonora

Obras Públicas de Mazatlán dice que las aguas vertudas al mar eran putrefactas, no residuales

Aseguró que el líquido vertido no eran escurrimientos de algún hotel y no tenía nada que ver con el alcantarillado

Published

on

MAZATLÁN, Sinaloa. Los residuos que fueron vertidos al mar el pasado fin de semana en un solar de Zona Dorada eran aguas putrefactas y no residuales, aclaró el director de Obras Públicas, Luis Gerardo Núñez Gutiérrez.

Foto: Reporte Naranja

MAZATLÁN, Sinaloa. Los residuos que fueron vertidos al mar el pasado fin de semana en un solar de Zona Dorada eran aguas putrefactas y no residuales, aclaró el director de Obras Públicas, Luis Gerardo Núñez Gutiérrez.

Luego del video difundido en redes sociales el pasado fin de semana, explicó que en esas imágenes se observa cómo de un tubo salen cientos de litros de agua mal oliente y que están siendo vertidos al mar, esto ante la presencia de decenas de bañistas que se encontraban en esos momentos en la playa El Sábalo 2 y que causó desagrado al pensarse que se trataban de aguas residuales.

Señaló que el agua se fue acumulando en el sistema, de ahí que haya tomado ese olor y coloración, y al caer una precipitación las bombas se encendieron en automático, pues recientemente se le había dado mantenimiento al sistema pluvial, por lo que se procedió a realizar una prueba de funcionamiento y se dejó trabajando en este modo.

Lee: Además de bahías y acantilados, Acapulco tiene baches, zanjas, obras inconclusas y aguas negras

Dicha prueba, agregó, no la realizó Obras Públicas, sino la empresa que fue contratada para su mantenimiento, que hizo el desfogue al mar a la hora que ya había bañistas en la playa.

No obstante, mencionó que esto no afectaba pues se trataba de agua pluvial y no se drenaje.

“Es agua pluvial, nada más cuando llueve actúa, mientras no llueva no agarra nivel y no tiran agua. Si en un balde pones agua y la dejas mucho tiempo se pone negra, no (…) y la gente se alarmó pensando otra cosa”, mencionó.

Añadió que lo ocho cárcamos de bombeo construidos en Zona Dorada para mitigar las inundaciones, se encuentran en perfectas condiciones para hacer frente a la temporada de lluvias.

Los ocho cárcamos de bombeo se construyeron en el año 2020 con una inversión de 35 millones de pesos, esto con la finalidad de desfogar el agua de la lluvia en Zona Dorada y mitigar las inundaciones.

Carla González│ El Sol de Mazatlán

Trends