:)

Negocios

Con la pandemia por Covid-19, surgen las darkstores para vender sólo por Internet

Pareciera ser el fin de las tiendas físicas, las cuales se convirtieron en pueblos fantasmas con la contingencia sanitaria

Published

on

Con la pandemia, ir de compras se convirtió en una tarea de clics y las sucursales de tiendas de todo tipo se convirtieron en pueblos fantasmas, pero en la oscuridad del Covid-19, proliferó un nuevo concepto: las darkstores.

El concepto de las tiendas tiene un antes y un después: el confinamiento nos privó del shopping que, de acuerdo con diversos estudios psicológicos, genera un disparo de endorfinas, las hormonas que generan una sensación de felicidad o de estar enamorado.

Estas tiendas no existen, literalmente, en el mundo físico. Tienen almacenes y logística, pero no puedes ver los productos en persona. Se trata de sitios de compra que sólo funcionan a través de internet y que se convirtieron en una solución del confinamiento, tanto para el consumidor como para los emprendedores.

Lee: Las tiendas sobrevivieron a la pandemia de Covid-19 por no pagar rentas en Veracruz

De acuerdo con la organización sin fines de lucro, IGD, que proporciona servicios de información comercial para la industria de bienes de consumo, entre 2018 y 2023, el valor de las ventas por internet en los 10 países del mundo donde los súper online cuentan con mayor cuota de mercado, crecerá 20.4 por ciento cada año.

“Las darkstores son una tendencia innovadora que surge a raíz del auge cada vez mayor del e-commerce. Para 2023, México alcanzará 34 millones de pesos de ingresos por ventas en comercio electrónico, cifra que también aumentará en otros países latinoamericanos como Chile, Colombia y Perú, de acuerdo con datos de Statista.

A su vez, Beetrack México, empresa especializada en dar servicios de logística de última milla y tecnología a los comercios, dijo que la situación de la pandemia por Covid-19 ha estado acelerando la transformación digital de las empresas y la adopción por parte de estas de la modalidad e-commerce para la venta de sus productos. En este contexto, “las darkstores se han popularizado como una solución dentro de la industria para poder llegar a los consumidores digitales”, detalló.

Además, de acuerdo con la misma consultora, entre 2019 y 2023, el comercio electrónico en América Latina, aumentará casi 66 por ciento.

En México, específicamente, el efecto del Covid-19 con relación al crecimiento de las ventas online ha sido positivo. Un reporte de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO) sobre el impacto del e-commerce en el país, precisa que cinco de cada 10 comercios o marcas vendieron el doble durante la pandemia. Para el resto, el efecto ha estado del lado del crecimiento.

Pablo Yáñez, country manager de Beetrack México, señaló que las darkstores son empresas 100 por ciento remotas, a través de distintos medios digitales, ya no tienen tiendas, sino almacenes en zonas estratégicas para llevar los productos a la puerta del cliente.

“Las darkstores nacen a raíz de esta reciente demanda del e-commerce y nacen para reducir los costos de la empresa y facilitar la entrega. Antiguamente uno compraba y asumía que el producto venía de una tienda. Hoy en día, hay esta opción que son las darkstores que ya son utilizadas en México como un modelo de negocio”, aseguró el directivo.

Uno de los ejemplos más grandes en el país de este tipo de tiendas es el supermercado, Jüsto, una tienda que no tiene techos, sucursales, paredes ni estacionamiento.

La plataforma de Ricardo Weder permite a cualquier persona hacer las compras del súper desde su computadora o teléfono, pero a diferencia con apps como Uber o Rappi, Jüsto no manda socios a los supermercados a comprar productos. Cuenta con una red propia de centros de abasto donde sus repartidores encuentran lo mismo que hay en las tiendas de autoservicio, como pueden ser productos de limpieza, cuidado personal y de alacena, o bien, carne, fruta y verdura.

Lee: Las tiendas de autoservicio viven un año de pérdidas por la pandemia de Covid-19

“Por otro lado, tenemos empresas que complementan sus servicios como Home Depot, o Price Shoes, entre otras, que además de sus tiendas ponen dark stores o almacenes donde pueden llegar de forma más fácil y rápida a su cliente final”, abunda Pablo Yáñez.

Y aunque la experiencia de compra puede ser totalmente diferente, una cosa es pedir frutas y verduras y otra totalmente distinta es encargar cosas que se tengan que medir, como ocurre en el caso de la ropa.

“Actualmente ya hay softwares que te pueden ayudar a probarte la ropa, pero el tema se centra en mantener la experiencia de compra, porque estamos acostumbrados a ir a la tienda de ropa y que alguien nos atienda, pero la persona que tiene una dark store tiene que facilitar la experiencia completa, porque el contacto entre la empresa y el cliente se reduce a cuando la persona hace la compra por internet y cuando el repartidor la entrega en su casa, ese es el reto”, menciona.

Yablo Yáñez asegura que el principal beneficio que acarrean las darkstores es la reducción de costos.

“Establecer una darkstore en una zona estratégica reduce los costos, porque no tienes que rentar un local y la renta de los almacenes va a ser más barata y, por otro lado, hay que pensar que las bodegas completas están diseñadas para ser un almacén, es decir, nos olvidamos de los clientes entrando y saliendo, las cajas registradoras, sólo se tramitan lo pedidos y se recogen, ya sea con tecnología propia o de otros proveedores”, mencionó el directivo, quien añadió que otra ventaja es no tener horarios de apertura y de cierre, por lo que la operación es permanente.

“Se pueden establecer turnos para mejorar la eficiencia en el funcionamiento de cada almacén”, agrega.

Raúl Frías, líder del grupo de arquitectos de soluciones para Amazon Web Services México, dijo a este diario que otra de las ventajas de una dark store es conocer las épocas de alta demanda y tener el equipo necesario para cubrirla, sin gastar dinero adicional en personal o equipo, gracias a la tecnología en la nube.

“La tecnología permite ser muy flexible, por lo que en un modelo de ventas al menudeo que depende mucho de los periodos, se puede asegurar que siempre se tiene la tecnología y la infraestructura necesaria para atender esos picos y, cuando no se usa, se apaga y sólo se usa lo que se requiere, entonces, se optimiza el gasto en tecnología”, abundó.

De acuerdo con el hub de servicios colombiano StoreON, que acaba de iniciar operaciones en México, la mayoría de las cuatro millones de micro, pequeñas y medianas empresas que hay en el país buscan con mayor velocidad subirse a las ventas en línea.

StoreON asegura que su plataforma permitirá a los vendedores realizar todas las gestiones administrativas y de ventas requeridas sobre sus productos desde un solo lugar, a través de Seller Central.

Según Bernardo Vanegas, CEO para América Latina de StoreON, existe una gran oportunidad en el mercado debido a la creatividad y empuje del empresario mexicano que busca mejorar constantemente.

“Store está dirigido hacia los micro, pequeños y medianos empresarios o comerciantes formalizados que tengan presencia previa o no en internet y ventas online; y, sobre todo, que quieran unirse a la era digital sin detener su operación comercial”, comentó el CEO.

Pero no es necesario tener una plataforma propia para abrir una dark store, puesto que existen plataformas como Amazon, MercadoLibre o eBay, entre muchas otras, que permiten a los emprendedores poner en los anaqueles virtuales los productos de sus tiendas, a cambio de una comisión.

En este sentido, dice Bernardo Vanegas, Seller Central permite que los productos aparezcan en los marketplaces más grandes y relevantes del país.

“Esta estrategia busca ampliar las posibilidades de facturación de los negocios y permitirá que los productos de estos pequeños empresarios se vendan a nivel no solo nacional, sino, internacional, en los países en los que la marca tenga presencia, ampliando así las posibilidades de ventas a través de este modelo digital para los establecimientos; lo anterior teniendo en cuenta que dos de cada 10 usuarios realizan la compra de un producto visto mediante publicidad en línea, según datos de la Asociación de Internet México.

“Buscamos que el pequeño y mediano empresario de productos tangibles pueda incrementar su facturación impulsando sus ventas en canales de comercio electrónico por medio de nuestra tecnología y acompañamiento personalizado. Así mismo, pretendemos que los usuarios sientan la tranquilidad de no tener que realizar procesos engorrosos, ya que tendrán un solo contrato con esta marca y, a su vez, harán uso del contrato que la marca ya tiene con cada marketplace”, añade Vanegas.

En este sentido, StoreON firmó una alianza con eBay, que permitirá que al menos dos millones de empresas en Latinoamérica y más de 900 mil en México exporten sus productos al mundo, especialmente a Estados Unidos.

En el mundo después del Covid (aunque no sabemos cuándo pasará esto), Pablo Yáñez considera que la venta a través del comercio electrónico consolida el modelo de las droguerías.

“Estamos convencidos de que este modelo de negocios crecerá los próximos años y nos vamos a empezar a acostumbrar a ver más bares en zonas más céntricas de las ciudades”, pronostica.

Raúl Frías, líder del grupo de arquitectos de soluciones para Amazon Web Services México, aseguró que en el país el mercado de las ventas por internet apenas está empezando a experimentar el potencial de las ventas por internet.

Amazon mismo, recuerda el directivo, es dueña de la cadena Whole Foods, que durante la pandemia en Estados Unidos funcionó como una tienda sin sucursales.

“Durante los picos de pandemia cerramos las tiendas en algunas ciudades y prácticamente se convirtieron en centros de distribución y de envío”, mencionó.

Ambos especialistas coinciden en que las darkstores apenas están comenzando a surgir en el país, pero será muy complicado que logren relegar al olvido a las tiendas de cualquier tamaño.

Mario Alavez | El Sol de México