:)

CDMX

Ya hay en la Ciudad de México clubes de café para ciclistas

Hay un punto de reunión donde no fallan los ciclistas y son las cafeterías que combinan la pasión por la bicicleta con la comida

Published

on

Fotos: Roberto Hernández y Adrián Vázquez

Los clubes de café con temática de ciclismo son toda una tradición en Europa desde hace varios años. Ahí se solían reunir los aficionados de este deporte después de rodar por kilómetros para platicar, descansar, arreglar sus bicis, hasta planear sus nuevas aventuras sobre ruedas, pero siempre acompañados de una buena taza de café o incluso ante un tarro de cerveza.

Actualmente, en la Ciudad de México, el ciclismo se ha convertido además de un deporte, en el medio de transporte de los millennials, por temas de movilidad y ecología, lo que ha repuntado en el último año a causa de la pandemia por Covid-19.

Así, estos espacios se han popularizado y han dado paso a un concepto más moderno como el que propone Distrito Fijo Club de Ciclismo (DFCC), que es el pionero en la ciudad. Se trata de un club de ciclistas que nació por el amor a las bicicletas y por el gusto de viajar en ellas por las calles.

Lee: El Forrest Gump de la vida real pasó el rato en San Miguel de Allende

“El ciclista tiene un estilo de vida ligado a disfrutar de los bellos momentos de la vida, disfrutar más el tiempo, de la ciudad, de los paisajes, y de trasladarse por las calles de una manera diferente, de aquí nace la relación del café o la cerveza con el ciclismo”, contó Mario Guzmán, uno de los fundadores de DFCC.

De acuerdo con el experto, el concepto europeo fue creado porque los ciclistas se ponían de acuerdo con sus amigos para reunirse en algún lugar y disfrutar de una taza de café o una amena comida y no había suficientes espacios para resguardar sus bicicletas.

El lugar, ubicado en la calle de Liverpool 61, en la colonia Juárez de la capital, fue creado en 2012 por Guzmán, junto con José Alfaro y Pablo Pérez, e inició como un taller de bicicletas y con el tiempo fue adaptando el concepto, hasta convertirse en un club de café para ciclistas donde ofrecen servicios de cafetería, tienda de artículos para bicicletas y ropa especializada para ciclistas, entre otros servicios como el ofrecer tours por diferentes estados del país.

“El concepto de Distrito está pensado en diferentes tipos de ciclistas, desde los amateurs hasta los que ocupan la bicicleta como medio de transporte, pero también estamos abiertos a cualquier persona que deseé degustar de un platillo o café”, añadió.

Mencionó que su menú es saludable y orgánico, sin embargo no está diseñado bajo una base nutrimental especial para deportistas. “Buscamos ingredientes de calidad, saludables y naturales. La carta es variada, ahora tenemos como platillo estrella unos chilaquiles, pero también se pueden encontrar jugos, avena, ensaladas, waffles y la especialidad, el café, que es traído de Yucatán y se prepara al gusto”.

El ritual para asistir a DFCC es “darte una vuelta por Reforma con tus amigos o familia, llegar a Distrito, estacionar tu bici pedirte algo de desayunar, disfrutar del momento recuperar energías y seguir el camino a casa o al destino que tengas”, explicó Mario Guzmán.

Otra experiencia que ofrece este espacio, es que mientras le dan servicio a la bicicleta en el taller ubicado a unas cuadras de la cafetería (Liverpool 9), puedas pedir un café y un pan hecho en casa, y esperar la entrega. Es importante recalcar que para esta opción hay que hacer cita.

Lee: La ciclista olímpica Yuli Verdugo ya piensa en París 2024

La afluencia de visitantes entre semana es de 20 a 30 personas en la tienda o el café y los fines de semana va hasta los 50 aproximadamente.

“Actualmente el fenómeno de la bicicleta ya no es sólo por medio de transporte, sino que beneficia a la salud y es un pasatiempo que muchos adoptaron con la pandemia, es un crecimiento a beneficio”, comentó.

Con un concepto similar nació Dr. Cycle, ubicado en una de las colonias más antiguas de la ciudad, la San Rafael. Es un proyecto fundado por Alejandra Castillo y Benjamín Piña, amantes de las bicicletas, que gracias a que es su medio de transporte, se dieron cuenta de la falta que hacían este tipo de lugares en la ciudad, no sólo para reunirse, sino para ofrecer ayuda a algún ciclista que necesitara aire a las llantas o una reparación express.

Aunque relativamente el espacio es nuevo, pues se inauguró en 2019, Benjamín es mecánico de bicicletas desde hace 15 años y él es el encargado de hacer las reparaciones en el taller que brinda servicio preventivo y correctivo a las bicis, además realizan trabajos de reparaciones básicas de accesorios y venta de artículos para ciclistas.

En el club de café se ofrece un grano de especialidad 100 por ciento mexicano, bebidas frías con o sin café, chai artesanal que ellos mismos preparan, así como una gran variedad de repostería y pan artesanal. El plus del sitio es que no utilizan polvos ni sabores artificiales, todo lo que ofrecen es natural y el coffee bar está conectado con el taller, es decir que en cuanto entras te transportas al ambiente biker.

 “Los ciclistas somos bien tragones, al menos los urbanos, y después de rodar siempre buscamos algo dulce, y la mejor combinación para eso es el café con pan, además de que con eso recuperamos energía para seguir rodando”, dijo Alejandra.

“Hemos notado un incremento del uso de la bicicleta como alternativa de medio de transporte para mantener la sana distancia. Empezaron a llegar bicis nuevas para armar o para restaurar aquellas que estuvieron abandonadas por mucho tiempo”, comentó Benjamín.

Para los creadores de Dr. Cycle el simple hecho de una taza de café es sólo un pretexto para una convivencia sana y salir de la rutina. “Este concepto del club de café también se adapta a los que no saben andar en bici, ya que todos somos amantes del café y eso forma parte de nuestra cultura”, añadió Castillo.

“Con la implementación de ciclovías emergentes, mucha gente comenzó a sentirse segura para usar la bici como medio de transporte, además las condiciones que se están dando pueden ayudar a incentivar aún más esta forma de trasladarse”, finalizó Benjamín Piña.

Para después o antes de la rodada están Galibier Cycling House, en Guadalajara 62, Roma Norte; La Cadencia Lonchería, en Tonalá 183, Roma Norte; El Café de la Vía, en Ferrocarril de Cuernavaca 125, Lomas Virreyes; Goodbike Store & Coffee, en avenida Dr. Jiménez Cantú 113, Zona Esmeralda, Estado de México

Mildred Estrada | El Sol de México