:)

Inteligencia Artificial

El tráfico de especies silvestres aumentó durante la pandemia de Covid-19

En los dos últimos años, pero en especial durante la pandemia, ha crecido el tráfico de especies silvestres

Published

on

tráfico de especies silvestres pandemia

MAZATLÁN, Sinaloa. – Durante el periodo en que la pandemia del Covid-19 ha azotado a México en el país se registró un drástico aumento drástico en tráfico de especies silvestres.

El presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de MéxicoErnesto Zazueta reveló que en los últimos años el tráfico ilegal ha crecido más de mil por ciento.

“Muchos animales que se rescatan vienen del tráfico de especies silvestres, éste ha crecido más de mil por ciento en los últimos años, aquí en Sinaloa se trafica mucho con loros, pericos, guacamayas, caguamos y mapaches”, dijo.

Lee: Mexicanos saturan las playas en pleno pico de la pandemia de Covid-19

En lo que va de la pandemia en Culiacán se han rescatado cientos de ejemplares, entre ellos loros, pericos, guacamayas, tigres y venados.

“En el zoológico de Culiacán, que es parte de la asociación, han llegado tigres, en lo que va de la pandemia hemos rescatado alrededor de 350 animales, entre ellos venados, tigres y cocodrilos, unos que tenían en casas y otros de tráfico”, expresó.

Zazueta reveló que en dos años la Unidad de Rescate de Vida Silvestre Sinaloense ha rescatado alrededor de 700 ejemplares de especies silvestres, el último ya en plena pandemia.

“No sólo es lo que se rescata la PROFEPA en el estado, sino que hemos traído lugares de otras ciudades del país porque no pueden atenderlos. De hecho, a la semana pasada llegaron 200 animales que llegaron del centro de México y son de rescate”.

El presidente de la Asociación de Zoológicos Criaderos y Acuarios de México opina que el aumento en las cifras de especies decomisadas implica dos problemas: por un lado, el ataque contra la biodiversidad de nuestro país y, por otro, el riesgo de transmisión de enfermedades zoonóticas, que son causadas por patógenos propagados de los animales a los seres humanos. Un ejemplo de ello es el propio Covid-19.

Indicó que cuando los animales salvajes son sustraídos de su hábitat natural, masacrados y vendidos ilegalmente, aumenta el potencial de transmisión de enfermedades zoonóticas.

“Los productos que se ofrecen de las especies traficadas para el consumo humano por definición escapan todo control sanitario o higiénico; como tal, plantean riesgos aún mayores de enfermedades infecciosas”, expuso.