:)

Inteligencia Artificial

El rock: Cerca de Dios o del diablo, cruzar la línea entre la música “cristiana” y la “secular”

Los rockeros cristianos han encontrado una popularidad inesperada.

Published

on

El rock: Cerca de Dios o del diablo, cruzar la línea entre la música "cristiana" y la "secular"

Después de tres álbumes multiplatino y seis de platino, 30 millones de álbumes vendidos y más de mil millones de reproducciones, la cantante Amy Grant está lista para recibir uno de los premios más grandes de la música estadounidense: Kennedy Center Honors.

Grant, la llamada reina del pop cristiano, no será el primer homenajeado cuya música esté impregnada de religión.

Te recomendamos: Moderatto regresa a sus orígenes con su nuevo disco Rockea Bien Duro

Solo los homenajeados de 2022 incluyen a Gladys Knight, quien se convirtió a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y U2, cuyo cantante principal, Bono, es conocido por su fe desde hace mucho tiempo. Pero Grant es la primera en venir del mundo de la música cristiana contemporánea (CCM).

Como estudioso de la religión, sé que la frontera entre la música religiosa y la no religiosa ha sido porosa durante mucho tiempo. Y que nadie personifica mejor esa fluidez que Grant.

En la cultura popular, la CCM es a menudo el blanco de las bromas y sinónimo de lo “no cool”. En la comedia Seinfeld, Elaine se asusta cuando descubre que la radio del auto de su novio está preconfigurada con estaciones de rock cristiano. En el drama de HBO The Sopranos, cuando la hermana de Tony Soprano, Janice, está tocando fondo, se muda con un hippie narcoléptico nacido de nuevo que toca en una banda de rock cristiano.

El desdén ha sido a menudo mutuo. A veces la CCM ha guardado celosamente sus fronteras contra las invasiones del mundo no cristiano. Desde la década de 1970, los evangélicos estadounidenses han creado una especie de universo cultural paralelo de estaciones de radio religiosas, canales de televisión, películas, revistas, librerías y música, la mayoría de los cuales pasan desapercibidos para los no creyentes.

La música convencional encuentra a Jesús

Pero si la CCM se inspiraba en la cultura pop más amplia, la música convencional en sí misma no era ajena a los temas cristianos. A fines de la década de 1960 y principios de la de 1970, las canciones cuyas letras hacían referencia a la fe se ubicaban regularmente en el Top 40. Muchos músicos de fuera del campo evangélico mostraron al menos un interés superficial en los temas cristianos.

En 1966, los Beach Boys grabaron “God Only Knows” en su influyente álbum Pet Sounds. La canción “Jesus is Just Alright” se convirtió en un éxito cuando los Byrds y los Doobie Brothers la versionaron. “Spirit in the Sky” de Norman Greenbaum, que les dice a los oyentes que “tienen que tener un amigo en Jesús”, fue un gran éxito en 1970.

El supergrupo inglés Blind Faith, cuyo álbum homónimo se ubicó en el número 1 en EU y el Reino Unido, presentó “Presence of the Lord” de Eric Clapton.

La lista continúa. Stevie Wonder, Marvin Gaye y Earth, Wind & Fire destacaron temas espirituales, a veces explícitamente cristianos. En 1972, Aretha Franklin volvió de su posición como reina del soul a su campo de entrenamiento musical, el gospel, para grabar su álbum más vendido “Amazing Grace”.

Y el final de la década de 1970 trajo quizás la mayor sorpresa de todas: Bob Dylan, quien fue criado como judío, ahora “nacido de nuevo” y lanzando profecías cristianas.

Lee: Un lugar llamado música: El documental que explora los misterios del arte

Buscando bien

En las últimas décadas, la mayor parte de la actividad innovadora y ampliamente elogiada de la música popular cristiana ha tenido lugar en el ámbito de la integración.

Varias bandas cristianas líderes, como Creed, Skillet, Switchfoot y Pedro the Lion, entre otras, han emigrado fuera de la subcultura evangélica para encontrar audiencias más amplias. Justin Bieber y Katy Perry dejaron sus dientes de leche musicales en la CCM antes de volverse mainstream.

Dos de las principales bandas de rock recientes, Imagine Dragons y The Killers, están lideradas por cantantes que crecieron en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Brandon Flowers, cantante principal de The Killers, incluso apareció en una promoción publicitaria de la iglesia SUD.

El interés en la cultura juvenil evangélica parece aumentar cada 20 años. El inesperado avivamiento cristiano llamado Movimiento de Jesús apareció en la portada de Time en 1971; en 2001, Newsweek publicó un artículo de portada titulado “Jesus Rocks”.

Veinte años después, 2021 vio un documental de larga duración, “The Jesus Music”, que ofrece una historia comprensiva y autorizada por la industria de CCM. Grant recibe las primeras y últimas palabras de la película; también es una de sus productoras ejecutivas.

Como toda la música popular, la CCM lucha por adaptarse a los gustos que cambian rápidamente.

Sin embargo, los rockeros cristianos han encontrado una popularidad inesperada en un género que solía enorgullecerse de la iconoclasia, la crítica musical y periodista Kelefa Sanneh ha observado: “Tal vez, en el siglo XXI, a los fanáticos del rock les gusta menos el mal que el bien”.

David W Stowe* | El Sol de México

* Profesor de Estudios Religiosos, Universidad Estatal de Michigan.

Trends