:)

Baja California

El gobierno de Baja California quiere acabar con la anarquía inmobiliaria en Valle de Guadalupe

Jaime Bonilla Valdez, gobernador de Baja California, trabaja con empresarios en un plan para detonar la producción de vino en el Valle de Guadalupe

Published

on

Amador Rodríguez Lozano, secretario General de Gobierno (SGG) de Baja California, afirmó que cuentan con plan para frena la anarquía inmobiliaria y la aparición de bares ilegales en fraccionamientos de Valle de Guadalupe, la región vinícola más importante de México.

“El plan es promover acciones de desarrollo sustentable y frenar la anarquía inmobiliaria; ya que según nos dicen tanto fraccionamientos como bares sin regulación alguna aparecen en esta zona de la noche a la mañana”, comentó.

Adelantó que hay un otorgamiento de una moratoria de tres meses para licencias a bares, restaurantes, entre demás que se encuentran en este rubro, es parte de los acuerdos que se concretaron entre autoridades municipales, estatales y productores de vino del Valle de Guadalupe.

Lee: Baja California propone reducir 50% el impuesto cobrado a los vinos del Valle de Guadalupe

“Desde las primeras reuniones hace un mes, que fue encabezada por el gobernador, hemos estado atentos con los productores del Valle de Guadalupe en el sentido de darle orden a esta zona”, dijo.

El funcionario de Baja California participó en una reunión con empresarios del Valle de Guadalupe en representación del gobernador y senador de Morena con licencia, Jaime Bonilla Valdez.

El secretario General de Gobierno dijo que además del acuerdo con el Ayuntamiento de Ensenada, el Gobierno del Estado promoverá la creación de una procuraduría de vigilancia y reordenamiento territorial.

La idea es permitir a las dependencias estatales tener las facultades legales para sancionar a quienes autoricen fraccionamientos irregulares en la Ruta de Vino y los castigos sean más severos para los funcionarios públicos involucrados en esas irregularidades, agregó Amador Rodríguez.

Afirmó que en ningún lugar se autoriza un desarrollo sin que estén garantizados los servicios básicos, y se debe impedir que siga ocurriendo esto, porque se está sacrificando la calidad de vida y el desarrollo económico en el Valle de Guadalupe.

Lee: Sin uvas no hay Valle de Guadalupe: Camilo Magoni