:)

Inteligencia Artificial

Will Joseph Cook, un músico que escribe entre la felicidad y la introspección

El británico habla de su arte, sus influencias y de las razones por las que se siente más atraído por la música norteamericana que por la de su país

Published

on

Foto: Mauricio Huízar

En su primera visita a México, Will Joseph Cook, joven artista de 24 años originario de Tunbridge Wells, un pueblito medio turístico del condado de Kent, a una media hora de Londres, habla de su música, cuyas letras hablan simplemente de su vida, amigos y familia.

Comentó que también visitó Estados Unidos, “básicamente para conocer a toda la gente que contacté por Internet a través de blogs y radios el año pasado; quería conocerlos en persona”.

Y en el caso de México, dijo, tiene sentido, porque es el segundo país con más visitas en mi Spotify, así que quería saber qué pasaba… Creo que la música indie de guitarra es muy popular aquí.

Lee: La música de los chamanes es moderna y desde las raíces: Tetsuya Hori

Sin embargo, expresó que cualquier músico tendría que ser muy arrogante para esperar que adoren su música instantáneamente; “a mí siempre me sorprende que sean exitosas mis canciones, porque simplemente hablan de mi vida, de mis amigos, mi familia”.

Comentó que el primer disco tiene muchos temas felices, pero probablemente esos fueron los peores años de su historia personal y por ello produjo ese tipo de canciones.

“Creo que es una transición entre el adolescente que era y el hombre que quiero ser… Había tenido fracasos amorosos y perdí familiares por la pandemia…. Pasé por momentos no muy placenteros y quise hacer que la música me hiciera sentir mejor… Pienso que tal vez proyecté esa esperanza, para que la gente la recibiera y la sintiera”, mencionó.

Consideró que las canciones tristes no tienen que sonar terriblemente tristes, “o al menos siempre quiero poner algo de esperanza en ellas. Casi siempre, si estoy pasando por un momento difícil, escribo de ello hasta seis meses o un año después, y esa es mi forma de decir que las cosas cambiarán para mejorar… Me gusta hacer música como un artilugio para hacer que las cosas mejoren”.

Will Joseph Cook indicó que para componer una canción casi siempre usa la guitarra y a veces la computadora cuando necesita un solo de bajo, por ejemplo.

“Especialmente para el disco que ahora estoy haciendo, ocupo mi guitarra porque creo que así lo hago mejor, ya que no pienso ni trato de ser bueno en el instrumento; así me enfoco en las letras y no me preocupo si toco pésimamente… Me preocupo mejor en lo que quiero decir y no en cómo decirlo desde un inicio”, abundó.

Al hablar de héroes en la guitarra, Will respondió que probablemente Ezra Koenig, de Vampire Weekend, “ya que adoro cómo toca en canciones como “Holiday”, es increíble.

Lee: Rafael Payare quiere unirse a través de la música con la niñez de Tijuana

“Personalmente, me gusta que la música sea simple y que hable a mi corazón; con tres notas puedes decir mucho si sabes qué quieres decir. También soy muy fan de Mark, de la banda Eels; no es un gran guitarrista, pero su selección de cómo toca los solos es la mejor”, añadió.

Hay muchas que me encantan, algunas en realidad no son tan populares, como los ingleses Totally Enormous Extinct Dinosaurs, que son fabulosos, muy interesantes… Para mí, “Dont you forget about me” es una de las mejores canciones románticas de toda la historia; se parece a “Nothing compares to you”, de Prince, creo tiene la misma energía, porque son solo vocales y tiene un build up impresionante, se parece un poco a también a Childish Gambino, con ese sonido funk… También me gusta el nuevo disco de Caroline Polachek, que es una artista de Los Ángeles.

En cuanto a colaboraciones, el joven británico dijo que le gustaría trabajar con Darwin Deez, “que es una gran influencia para mí, por cómo toca la guitarra, y es una razón por la cual hago música… Cuando era un adolescente lo encontré y fue toda una revelación para mí”.

Y si fuera un artista fallecido, señaló a Prince y también con Marc Bolan, de T-Rex, “él era un inglés residente en Nueva York, y para mí verlo fue increíble. Las canciones que hacía con tanta energía, pero también las acústicas; era un gran cantante y guitarrista… un cool motherfucker…”.

Will comentó que siempre he estado más cerca de la música norteamericana, “porque me gusta más. Mi último disco lo hice en Los Ángeles, así que por ejemplo Eric Radloff y su proyecto Okudaxij ha sido muy influyente para mí… He encontrado más inspiración en Norteamérica que en mi país, aunque suene extraño”.

En medio de la pandemia, afirmó haberse convertido en un escritor más sentimental y preocupado porque tal vez “he sobreexpuesto mis sentimientos”.

“Soy más emocional en general, porque sensibilizo qué tan importante es el contacto humano y la familia. Siento que he madurado como persona y como músico, trato de mantenerlo real. “Be around me”, por ejemplo, trata sobre momentos difíciles al conocer a alguien y cuento la historia tal y como fue”, confesó.

Will Joseph Cook aseguró que no pretende hacer su vida más interesante; “hablar de cosas que te suceden a diario es más honesto que inventarlas para tener algo que cantar… La música es una poderosa herramienta para estos tiempos difíciles”.

“A veces, en los peores tiempos que he tenido, he sentido que ya termina todo y que no puedo hacer mas música, que tengo que conseguirme otro trabajo. Sucedió durante la pandemia y fue lo que lo más me asustó: no poder hacer más música, porque sabía que la industria tenía que cambiar, y tuve suerte, porque edité mi disco gracias a la gente que tenía alrededor y que me ayudó a hacerlo posible”, agregó.

Guillermo Franco-Guevara / El Sol de México

Seguir Leyendo
Publicidad