:)

Seguridad

La importación de autos chocolate crece en Ciudad Juárez, pese al cierre de la frontera y el Covid-19

La importación de autos chocolate continúa, pese a que la frontera de México y Estados Unidos está cerrada hace ya casi un año

Published

on

Foto: Archivo

CIUDAD JUÁREZ, Chihuahua. Pese al cierre en la frontera norte del país por la pandemia de Covid-19, loteros e importadores continúan con su trabajo y trámites de importación de autos de manera habitual.

De acuerdo con Chito Cereceres, presidente de la Unión Independiente de Vendedores de Autos y Camiones Usados (UIVAC), actualmente realizan unos 800 trámites de regularización por semana, lo que representa más de tres mil vehículos al mes, según datos compartidos con la Aduana Fronteriza.

En el tema de la llegada de vehículos norteamericanos para su comercialización, dijo que esta actividad también continúa, aunque no cuentan con cifras exactas de cuántos automóviles han ingresado con el cierre de las fronteras.

Lee: La pandemia de Covid-19 desploma las ventas de automóviles híbridos en Jalisco

Señaló que ellos siguen cruzando autos para su importación gracias a un permiso especial otorgado por el gobierno de Estados Unidos y por la Aduana, lo que les ha permitido mantenerse, no obstante que bajaron sus ingresos.

“Es difícil, es más caro hoy para nosotros, no hay mucha oferta de vehículos en Estados Unidos, la demanda se ha incrementado y se encarece el producto”, expresó.

Además, abundó, entre los gastos está el pagar a residentes o ciudadanos norteamericanos para que les ayuden a cruzar los autos.

“No hemos perdido empleos en nuestra actividad comercial y gracias a la buena relación que hay entre la Aduana Fronteriza y la Aduana de Tornillo, Texas, no se paralizó está actividad”, abundó.

Respecto a los carros “chuecos”, Chito Cereceres comentó que esta actividad no ha parado, pero que es responsabilidad de las autoridades federales, con las facilidades que otorga la ley aduanera, pues continúan los altos aranceles.

“Hay mucho carro extranjero que no se puede regularizar, de hecho muchos ni los cotizamos por el alto costo”, finalizó.

Aunque las fronteras están cerradas para turistas con visa por vía terrestre, vendedores de autos se las ingenian para seguir comprando y trayendo vehículos norteamericanos.

Información compartida por un lotero refiere que ahora viajan a Estados Unidos vía aérea, a lugares como Atlanta u otros estados y de ahí se mueven a las subastas de autos.

Lee: Sonora tiene el litio para las baterías de los automóviles eléctricos fabricados en Arizona

Después, envían los vehículos a la frontera de El Paso-Juárez con “brincadores” y de ahí son cruzados a Ciudad Juárez, donde posteriormente son ofertados.

Héctor Tovar | El Heraldo de Juárez