:)

La Opinión

Estados Unidos está envenenado en su interior 

Estados Unidos está ocupado por la invasión a Ucrania, la Cumbre de las Américas o su competencia económica con China

Published

on

Estados Unidos está tan ocupado en su política exterior, con asuntos como la invasión a Ucrania, la Cumbre de las Américas o su competencia económica con China, que parece que hay un creciente descuido al interior del suelo estadounidense, las cosas cada vez pintan peor para el presidente demócrata Joe Biden, quien tiene enfrente unas elecciones legislativas que podrían quitarle a su partido una endeble mayoría. 

Sólo por mencionar algunos temas doméstico, se encuentra fuera de control la creciente violencia armada, que el fin de semana provocó cinco tiroteos y 15 muertos, el más grave en Búfalo, Nueva York, con 10 decesos en una expresión más de racismo contra los negros, además de ataques en Texas, Wisconsin, California y Chicago. 

El arma semiautomática utilizada en el tiroteo del pasado sábado en un centro comercial en Nueva York también tenía escrito un epíteto racial en el caño, según el diario local The Buffalo News.

Lee: Le levantan la mano y le gritan presidente a Ricardo Monreal en Quintana Roo

Esta matanza en Búfalo evocó otros ataques racistas, como el perpetrado por un joven blanco en una iglesia de Carolina del Sur en 2015, que mató a 9 fieles o el de un hombre blanco en Texas que se cobró 23 vidas, la mayoría latinas, en Texas en 2019.

El senador por Nueva York Charles Schumer calificó al racismo como “el veneno de Estados Unidos” y sostuvo: “Debemos abordar el flagelo de la violencia armada y finalmente prohibir las armas de guerra en nuestras calles”.

Pero los esfuerzos anteriores del Congreso para endurecer las leyes generalmente se han quedado cortos, incluso después de algunos de los tiroteos más trágicos, mucho tiene que ver el poder que ejerce en el Congreso la Asociación Nacional de Rifle, que dispone de cantidades importantes de dólares para evitar que se endurezcan las medidas para que civiles obtengan armas.

Otro tema al interior de Estados Unidos con tintes alarmantes, es la epidemia de drogas, que en 2021 provocó la muerte de 107 mil personas, sobre todo, por el abuso de fentanilo, proporcionado principalmente por los cárteles mexicanos, Biden puso un plan de disuasión, pero tiene muy poco alcance, estados como Colorado proponen castigos más radicales con prisión a los portadores de 4 gramos en adelante.  

Pero ahí no para la cosa, también en junio se puede desatar una revolución social en Estados Unidos, después de que la Corte Suprema tome una decisión sobre la legalidad o no del uso del aborto, una ley conocida como el caso Roe v. Wade, que en 1973 estableció garantías para el acceso a esa práctica a nivel nacional.

Simplemente, el pasado sábado, miles de estadounidenses tomaron las calles para defender ese derecho que en estados como Texas, de manos del controvertido gobernador republicano Greg Abbott, están a favor de penalizar, claro todo esto con miras a las elecciones legislativas del 8 de noviembre, en un claro guiño a los votantes conservadores, quienes por cierto ya cantan victoria.

Según el Centro de Derechos Reproductivos, un grupo que lucha contra las restricciones al aborto en los tribunales y que sigue de cerca las leyes estatales, es probable que 25 estados prohíban el aborto si se lo permiten. Esos estados son: Alabama, Arizona, Arkansas, Georgia, Idaho, Indiana, Kentucky, Louisiana, Michigan, Mississippi, Missouri, Nebraska, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Pensilvania, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Virginia Occidental ,Wisconsin y Wyoming.

En pocas palabras la mitad de Estados Unidos, entraría a la clandestinidad en este tema, por eso hay estados, como Los Ángeles, Connecticut y Nueva York,  que ya trabajan para convertirse en santuarios de la practica del aborto, según los especialistas la prohibición de este derecho haría retroceder a ese país en al menos 50 años en sus políticas sociales.

Hay otro tema que no es menos importante, el estado de Florida captó la atención no solo de Estados Unidos, sino del mundo entero al ser aprobada la ‘Ley para el derecho de los padres en la educación’, conocida popularmente como la ley “no digas gay”. 

La propuesta de ley, que contó con un fuerte patrocinio de los republicanos, indica que los temas relacionados con orientación sexual e identidad de género desde el jardín de infantes hasta el tercer grado de primaria debe ser abordado por los padres, no por los maestros, la decisión a todas luces también tiene un tinte electoral y de brazos abiertos para los conservadores, que dicho sea de paso son el voto duro en Estados Unidos, sobre todo, en personas adultas.

El tema migratorio es quizá el problema más fuerte que enfrenta el gobierno demócrata de Biden, precisamente los republicanos buscan evitar que se levante el Título 42, que permite expulsar a los migrantes ipso facto a México y que fue implementado por el expresidente Donald Trump, como una medida sanitaria por la pandemia de Covid-19.

Solamente en 2021, más de dos millones de migrantes fueron arrestados intentando entrar a suelo estadounidense, se espera que del 6 al 9 de junio uno de los temas centrales de la tambaleante Cumbre de las Américas sean los flujos migratorios, pero no está claro si se va a poder llevar a cabo, por la postura de EU con el veto a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Lee: El comes y te vas de Vicente Fox en una Cumbre de las Américas

La verdad es que la Casa Blanca no está equivocada en señalar que estos países no respetan los derechos humanos y no es que EU si lo haga, ahí está los abusos contra negros y la posible prohibición del aborto, pero también es cierto que la interpretación de la democracia que ejercen esos regímenes es muy cuestionable. O usted ¿qué cree?