:)

Inteligencia Artificial

La Casa de los Vientos es un proyecto cultural en Acapulco que está en el olvido

En 2019, el gobierno municipal anunció una millonaria inversión por parte de la Federación, a través de la Secretaría de Cultura

Published

on

Foto: Enrique Hernández

ACAPULCO, Guerrero. A pesar del gran valor cultural que posee, la Casa de los Vientos donde vivió sus últimos años el famoso pintor Diego Rivera, se mantiene en el olvido pese a ser considerado como una obra de arte, gracias a los pintorescos murales que realizó el pintor originario de la ciudad de Guanajuato.

Hace dos años se anunció una inversión para restaurarla, pero los recursos no han llegado y no se considera este espacio como una ruta cultural en la visita de miles de turistas a este destino de playa.

Ubicada en el número seis de la calle Inalámbrica, del fraccionamiento las Playas en la zona del Acapulco Tradicional, la propiedad de dos niveles fue construida en el año de 1943 y fue considerado como la casa de verano del pintor mexicano.

Lee: Con arte urbano, Bravas se apoderan de las calles de San Luis Potosí

En 2013, la Secretaría de Cultura de Guerrero y la Fundación Slim, adquirieron el inmueble en tres millones de dólares, con el propósito de conservar los murales que el pintor Diego Rivera realizó en esta propiedad durante los años en los que ahí vivió, junto con su esposa la también pintora Frida Kahlo.

Además de mantener la obra de arte del pintor mexicano, otra de las intenciones de adquirir la vivienda fue la de convertirla en un centro cultural en este destino de playa.

En la propiedad de dos niveles, construida en una extensión de 553 metros cuadrados y mil 760 metros de jardín, el pintor Diego Rivera realizó tres murales en el techo de la vivienda que consiste en un paisaje marítimo.

Pero la obra más emblemática que se tiene en la Casa de los Vientos se encuentra en la fachada principal donde aparece la obra denominada Exekatlkalli o Ehecatl Calli, el cual está construido en 70 metros cuadrados de la residencia.

El pintor mexicano, Diego Rivera, murió en esta casa en 1957, luego la residencia quedó en un total olvidó ocasionado con el paso de los años, un gran deterioro en su estructura y en algunas partes de las obras de arte que son parte emblemáticas de la propiedad.

En abril de 2019, la actual alcaldesa Adela Román Ocampo anunció que la Federación destinaría una inversión millonaria para rescatar la imagen de la zona del Acapulco Tradicional, y en este proyecto, la Secretaría de Cultura, consideró la famosa “Casa de los Vientos “.

Este espacio considerado como un recinto cultural, en abandono, perteneció también a la impulsora de las artes en México, Dolores Olmedo, y en 1956, llegó a esta residencia Diego Rivera.

Lee: Con arte urbano, Bravas se apoderan de las calles de San Luis Potosí

Esta propiedad, que en estos momentos se encuentra cerrada aun cuando estaba dentro de un proyecto para convertirla en un museo cultural, también abrió sus puertas a políticos mexicanos como Miguel Alemán Valdés, Adolfo López Mateos y otras personalidades que disfrutaron el arte cultural del pintor mexicano Diego Rivera.

El recinto que se encuentra en un total olvidó, posee un gran valor cultural que no es muy conocido por acapulqueños y propios turistas, debido a que no es considerado una ruta cultural.

La restauración y reactivación de la Casa de los vientos, ubicada en el puerto de Acapulco, Guerrero, requerirá de una inversión de unos 1.8 millones de pesos, según lo declarado el pasado 3 de octubre del 2020 por la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero.

El proyecto que se dio a conocer al gobierno del estado consistía en la rehabilitación de la estructura, así como la reparación de los murales que fueron creados en la residencia por el famoso pintor Diego Rivera.

Antes de morir, Diego Rivera pintó en la Casa de los Vientos su última exposición antes de fallecer el 24 de noviembre de 1957.

Enrique Hernández | El Sol de Acapulco

Trends