:)

Sonora

Para Sonora y el mundo: las salsas El Werito brindan su toque picante mexicano

La pandemia llevó a Santiago y Gabriela a elaborar sus salsas para Sonora y el mundo, basándose en la receta familiar, a base de chile Caribe o güerito y su toque picante mexicano

Published

on

HERMOSILLO, Sonora. La pandemia llevó a Santiago y Gabriela a elaborar sus salsas para Sonora y el mundo, basándose en la receta familiar, a base de chile Caribe o güerito y su toque picante mexicano.

Una de las recetas tradicionales de la familia Zazueta Hurtado es la salsa que ha conquistado el paladar de los hermosillenses y de personas de otros países al deleitarse con el sabor único de casa.

Santiago Zazueta y Gabriela Hurtado son una pareja de esposos empresarios; al iniciar la pandemia por Covid-19 los jóvenes decidieron iniciar con la venta de salsas caseras, una de las actividades que más disfruta Santiago, que antes elaboraba salsas para cualquier ocasión y las compartía con sus amigos y familiares.

“Todo surge de la necesidad derivada de la pandemia, Santiago preparaba la salsa para las reuniones que yo tenía con mis amigas, la receta había tenido muy buena aceptación, así que pensamos de qué manera podríamos innovarla y mejorarla para convertirlo en un negocio”, comentó Gabriela, quien es maestra de secundaria.

Lee: Joseline se convirtió en yogui-empresaria por la pandemia de Covid-19 en Hermosillo

Fue así como iniciaron con la venta de Salsas El Werito, que está hecha con uno de los chiles más reconocidos y buscados por los sonorenses, aunque contaron que el nombre también se eligió por el apodo que tiene el papá del Santiago “El Wero Zazueta”.

“Nos motivó a seguir con el negocio la misma necesidad de superarnos y ofrecerle a nuestro hijo lo mejor, nos dimos cuenta que las salsas han tenido buena aceptación y que podría ser un buen proyecto”, dijo Gabriela.

Contó que al principio se les dificultó porque carecían de los insumos suficientes para poder abarcar un poco más de mercado; “no contábamos con utensilios que nos permitieran hacerlo, pero gracias a Dios, a nuestros familiares y amigos pudimos empezarlo”.

A un año de trabajo, los empresarios consideraron que han tenido muy buenas ventas de su producto, pues actualmente se han colocado alrededor de 500 botellas de salsas y entregado galones de hasta cinco litros en algunos negocios.

 “Poder compartir con nuestros familiares y amigos nuestra salsa es lo que más disfrutamos, el ver las fotografías y darnos cuenta que es del gusto de nuestros clientes, nos encanta que nos compartan tus comidas con salsas, siempre estamos abiertos a escuchar opiniones de nuestros clientes, cada que recibimos una opinión buena o constructiva tratamos de buscar la manera para mejorar”, dijo.

Uno de los sueños más grandes de Santiago y Gabriela es que a futuro la Salsa El Werito sea comercializada por toda la República, también en otros países pues se ha distribuido entre la familia de la pareja que residen en Estados Unidos, por lo que sólo esperan hacer el registro de la marca y expandir su mercado.