:)

Baja California

Tijuana tiene suministro de agua para cinco años

Antes de cinco años deben encontrarse alternativas para asegurar el suministro de agua para la ciudad, señala la Comisión Estatal de Servicios Públicos

Published

on

Acueducto Río Colorado-Tijuana

El servicio de agua en Tijuana está garantizado hasta 2025 y antes de que ese plazo se cumpla se buscan alternativas para que ese recurso no haga falta después de esa fecha, señaló Sergio Antonio Rosete Weben, director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos (CESPT).

Ante la escasez de agua, desde noviembre de 2019 comenzó el programa de dosificación y los cortes en el servicio en días y horas específicas, hecho sin precedentes en la ciudad fronteriza.

Los cortes actuales al servicio de dotación de agua potable se deben a la falta de presión en el bombeo en el acueducto Río Colorado-Tijuana, debido a la demanda alta de electricidad por la ola de calor en California, Estados Unidos, de donde proviene la electricidad de Baja California.

“Los estamos complementando con acciones que nos van a permitir tener agua suficiente para la demanda hasta el año 2025”.

Cada año se demandan 150 millones de metros cúbicos de agua pero se autorizan 80 millones por parte de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), por lo que hay un déficit de 50 por ciento en el abastecimiento, precisó el funcionario.

Lee: La falta de agua pone en jaque a 24 mil agricultores de trigo y cebada de Guanajuato

De acuerdo con un estudio del Centro de Investigación y Desarrollo Económico del Noroeste A.C., en 2014, los habitantes de Tijuana reciben menos aguda de la que necesitan, ya que se les entregan 200 litros al día por habitante cuando lo ideal son 230 litros.  

“En este momento tenemos que tener un planteamiento para saber qué va a pasar en los próximos 10 años”, compartió en una conferencia virtual.  

La opción para afrontar la sequía en la ciudad fronteriza es la construcción de una desaladora, que permita el rehúso del agua, consideró el Director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana.

“Ahorita se está viendo eso por parte de la Secretaría del Agua y las autoridades cuál es la mejor forma de poder garantizar el agua”.

La idea es, dijo, que el verano del próximo año no se tenga la necesidad de suspender el servicio.

Los cortes, llamados “tandeos programados”, tienen una duración de hasta 36 horas, aunque ha habido quejas de la población sobre el aumento en el tiempo de la suspensión del servicio de agua potable.  

El agua del río Colorado es la que abastece a Baja California de agua potable, que se almacena en la presa del Carrizo, pero que no se encontraba a su capacidad óptima, por lo que se decidió hacer los cortes en 2019.