:)

El Extranjero

Tomateros mexicanos logran acuerdo con Estados Unidos

Published

on

Minutos antes de la conclusión del plazo establecido por Estados Unidos, los productores mexicanos de tomate llegaron a un acuerdo con el Departamento de Comercio para suspender la investigación dumping que derivaría en un arancel de 25.28% sobre sus exportaciones.

Una vez que el Nuevo Acuerdo entre en vigor, las exportaciones de tomate tampoco pagarán el impuesto actual de 17.56% y tendrán el derecho de recibir todos los depósitos en efectivo que hayan realizado desde el 7 de mayo pasado, hasta el día en que este acuerdo se publique en el Federal Register, informaron las asociaciones de agricultores involucradas en las negociaciones.

Tomateros sembrarán otros alimentos para sortear arancel de EU

A cambio de llevar las discusiones a buen puerto, los tomateros mexicanos tuvieron que ceder en la exigencia del Departamento de Comercio de Estados Unidos de revisar en las garitas el 92% de los camiones cargados del producto para verificar su calidad.

El pasado 18 de julio, las Asociaciones de productores advirtieron que la demanda de Washington representaba un riesgo para el sector y otras industrias al provocar un “nudo logístico” en los cruces fronterizos.

“Esto es una necedad más de los productores de Florida que no les reditúa ningún nivel de protección adicional al del Precio de Referencia. Crearía un nudo logístico en la frontera considerando que se tendrían que inspeccionar 120 mil camiones en un proceso que dura más de una hora y media por camión”, expusieron en su momento.

Detectaron también efectos colaterales para otros sectores exportadores, como maquiladoras, automotriz, partes electrónicas y otras manufacturas al saturar los espacios físicos para la inspección aduanal.

El Nuevo Acuerdo incluye incrementos en los precios de referencia para tomates de especialidad y un incremento en el precio de los tomates orgánicos 40% arriba del precio de los convencionales. Además, será revisado de manera obligatoria en el siguiente Sunset Review, en septiembre del 2024.

El grupo de asociaciones mexicanas de agricultores, informó que el denominado Nuevo Acuerdo suspende la investigación dumping reactivada por Washington el 7 de mayo y que pretendía el cobro de derechos compensatorios de 25.28% a las importaciones de tomate mexicano sobre su precio de venta.

El hallazgo del nuevo margen de dumping, anunciado el pasado 23 de julio por el Departamento de Comercio, era superior al 17.56% previo que, la agroindustria mexicana estaba obligada a pagar y que afectaba en especial a los productores de menor tamaño.

Celebran empresarios y autoridades

Los empresarios tomateros y el gobierno mexicano se congratularon por el Acuerdo alcanzado después de casi dos años de negociaciones.

Tomateros mexicanos piden indagar subsidios de Trump a granos de EU

“La industria del tomate de México agradece a todos los actores nacionales e internacionales que apoyaron durante casi dos años este proceso de negociación, así como al Gobierno de México; nuestra embajada en Washington y a los miembros del Senado y del Congreso que se unieron a esta causa en ambos países”, agradeció Mario Robles, director de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES).

En su cuenta de Twitter, la titular de la Secretaría de Economía (SE), Graciela Márquez Colín, expuso que la decisión permitirá mantener abierto el mercado de las exportaciones de tomate hacia Estados Unidos. 

En las negociaciones estuvieron presentes representantes de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), el Sistema Producto Tomate Nacional (SPTN) y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo (APHYM).

Por parte de las autoridades, las secretarías de Economía (SE), de Agricultura y Desarrollo Rural (Seder), así como legisladores estuvieron al tanto de las conversaciones con empresarios estadounidenses y el Departamento de Comercio.

Por Nancy Balderas