:)

La Opinión

Xiomara Castro visita en México para delinear una agenda con AMLO

Xiomara Castro, presidente electa de Honduras, se reunirá con el mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador para delinear un plan para abatir la migración

Published

on

El próximo 27 de enero de 2022, Xiomara Castro asumirá la presidencia de Honduras, que alguna vez ya ostentó su esposo Manuel Zelaya, quien padeció un golpe de Estado por abrir la puerta a la reelección. Añas más tarde, se religió en la presidencia de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien deja un país sumido en el narcotráfico (con todos sus derivados), sumido en la pobreza extrema y en medio de una pandemia de Covid-19.

La presidente electa de Honduras se reunirá con el mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, el cual será su primer encuentro de carácter internacional desde que ganó los comicios del 28 de noviembre de 2021. El viaje de la política hondureña es trascendente, porque remarca el liderazgo que ha tomado el fundador de Morena con los gobiernos de izquierda.

Un equipo del gobierno mexicano, encabezado por el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Rogelio Ramírez de la O se trasladó a Perú para asesorar a Pedro Castillo, quien padece ataques abiertos del Congreso para que deje el poder antes de cumplir sus primeros seis meses de gestión.

Lee: La militarización es culpa de todos

Otro referentes significativos del liderazgo asumido por Andrés Manuel López Obrador es el asilo político a Evo Morales; la creación del Grupo Puebla; los movimientos y decisiones de la Celac; la vista de su homólogo argentino, Alberto Fernández; el planteamiento de enterrar a la Organización de Estados Americanos (OEA), entre otros.

Ahora Xiomara Castro viene a recibir la venia de AMLO y de paso a delinear cuál será el camino para enfrentar los problemas comunes de Honduras con México, como las caravanas migratorias, el narcotráfico, la asistencia para contrarrestar las causas de la migración y la pobreza. Pero que sea el primer viaje de Xiomara habla mucho del liderazgo antes mencionado.

Xiomara Castro es la primera mujer hondureña que será presidenta de su país y sucederá en el poder a Juan Orlando Hernández, quien el 27 de enero de 2022 concluirá su segundo mandato de cuatro años, pero que deberá dar pasos precisos sino quiere terminar en una prisión de Nueva York por sus vínculos con el narco.

Además de México, para el día de la asunción de Xiomara Castro están invitados, los ex presidentes (Bolivia) Evo Morales, (Paraguay) Fernando Lugo, la expresidenta de Argentina, Cristina Fernández; los expresidentes de Brasil: Dilma Rousseff y Lula Da Silva; el ex gobernante de Estados Unidos, Barack Obama; y el ex aspirante a la presidencia, Bernie Sanders.

Algo muy interesante será ver qué sucede el día de la ceremonia de investidura de Xiomara Castro, porque la Cancillería hondureña, mandó la invitación a quien reconocen como actual presidente de Venezuela, Juan Guaidó. Mientras que, por parte de la mandataria electa, se le extendió la invitación a Nicolás Maduro: ¿Qué le parece? Se puede dar una nueva versión de un comes y te vas, pero ahora con Nicolás Maduro o Juan Guidó.

Además de todos los problemas que deberá de la nueva presidenta hondureña, también tiene que encarar y resolver muy rápido que el pasado domingo, el líder indígena Pablo Isabel Hernández fue asesinado a tiros en el departamento (estado) de Lempira, en el occidente de Honduras, denunció el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en el país (Cofadeh).También era un líder religioso de su comunidad, ambientalista “por convicción” e impulsaba una universidad indígena y de los pueblos. 

La víctima presidía la Red de Agroecólogos de la Biosfera Cacique Lempira Señor de Las Montañas y era indígena lenca, la misma etnia a la que pertenecía Berta Cáceres, galardonada por su labor ambientalista y asesinada a tiros en 2016, tras años de lucha contra megaproyectos que amenazan con desplazar a pueblos originarios.

También hay que tomar en cuenta que en 2021, se registraron al menos una treintena de asesinatos por motivaciones políticas, que fueron acompañados de acusaciones de corrupción y narcotráfico entre algunos candidatos que salpican incluso al actual presidente, Juan Orlando Hernández. 

En el último lustro, la economía de Honduras ralentizó su crecimiento, lastrada por la inseguridad y la corrupción. En 2020, el Producto Interno Bruto (PIB) del segundo país más poblado de Centroamérica cayó 9 por ciento por los efectos de la pandemia y de dos potentes huracanes que golpearon la zona.

Las proyecciones del Banco Mundial muestran que la proporción de personas que viven por debajo de la línea de pobreza de 5.5 dólares al día habría aumentado al 55 por ciento en 2020; esto es, más de 700 mil nuevos pobres.

Lee: Nayib Bukele le juega al dictador

Además, de 2019 a 2020, la tasa de desempleo casi se duplicó al llegar al 10.9 por ciento y la de subempleo pasó del 60.6 por ciento al 70.7 por ciento. En septiembre de 2021, unos 3.3 millones de hondureños –un tercio del país– enfrentan inseguridad alimentaria aguda.

El reto para Xiomara Castro se vislumbra mayúsculo, habrá que ver cuales son los “consejos” que recibe en México el sábado para enfrentar la ola de problemas que tiene de cara al inicio de su gobierno, de una forma u otra, eso marcará el futuro del mismo, pero ante todo tenga presente que ya va con la venia del nuevo líder regional de la región. O ¿usted qué cree?