:)

Guanajuato

Guanajuato tiene un déficit de 750 mil toneladas de maíz amarillo

A falta de esta variedad, hay excedentes de maíz blanco que se utilizan en la industria

Published

on

Foto: SDAYR | INIFAP

CELAYA, Guanajuato. Aunque Guanajuato es autosuficiente y con excedentes en la producción de maíz blanco, pero no así en el caso del maíz amarillo, que requiere la industria y el sector pecuario, pues registra un déficit anual de 750 mil toneladas que deben de importarse para cubrir las necesidades.

El gobierno del estado, a través de la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAYR), realiza desde hace tres años un esfuerzo por alentar la producción de maíz amarillo, cuyo precio es más atractivo, con producción de alto rendimiento.

Rito Vargas Varela, subsecretario para el Desarrollo y Competitividad Agroalimentaria, informó que Guanajuato es deficitario en la producción de maíz amarillo y sigue importándolo, por ello se pretende alentar a los productores agrícolas que preferentemente producen maíz blanco a cultivar parte de sus superficies con amarillo para llegar a un equilibrio.

Lee: El precio del maíz en Irapuato sube hasta 50% por la sequía

En el tema del maíz blanco, en el estado se espera durante este ciclo primavera-verano 2021 un volumen de producción de un millón 700 mil toneladas, en lo que corresponde a maíz amarillo, del que la entidad es deficitaria, la SDAYR apoya una estrategia de producción y comercialización de agricultura de alto rendimiento.

Para el efecto, se atienden a diferentes organizaciones de productores con una superficie de alrededor de tres mil hectáreas, la misma estrategia se viene implementando desde hace tres años en diferentes superficies de atención por ciclo, se espera que a través de esta superficie establecida, en este ciclo se obtengan unas 40 mil toneladas aproximadamente.

Pero además se espera otro número similar a través de productores que de manera directa y sin subsidio hayan establecido este tipo de cultivo y que representarían entre 30 mil y 40 mil toneladas más.

Detalló que Guanajuato es autosuficiente en maíz blanco, de las 1.7 millones de toneladas que se espera obtener se consume prácticamente la mitad, alrededor de 800 mil toneladas, en la entidad y la diferencia o se queda en el estado para otros fines, tomando en cuenta que mucho del maíz blanco excedente se utiliza en el sector pecuario, aunque el que tiene mayor propiedad para la producción de alimento pecuario es el amarillo, el resto, se comercializa fuera del estado.

“Requerimos en el estado alrededor de 750 mil toneladas anuales, somos deficitarios en lo que es la producción de maíz amarillo, lo que se pretende es que en Guanajuato, año con año, los productores se convenzan más de que sembrar maíz amarillo es un negocio que les va a dejar utilidad, ya que se paga mejor”, dijo.

Se espera que sea contratado por los productores que están participando en esta estrategia de producción, dado que las cosas no son finalmente como en un primer momento se pensaba, cuando se decía que el maíz amarillo no tenía mejor rendimiento o que era más susceptibles a plagas y enfermedades, han ido mejorando las variedades, ya son diferentes año con año y tienen un mejor rendimiento, apuntó.

Vargas Varela precisó que hay algunas organizaciones que han logrado hasta unas 19 toneladas por hectárea, hay quienes iniciaron con rendimientos de 9 toneladas y ahora han obtenido 12 o 13, “ya se perfeccionaron y están aprendiendo al cultivo de maíz, cuando se aplican mejores prácticas agrícolas con nueva tecnología, maquinaria apropiada y toda la experiencia, tanto en el blanco como el amarillo se tienen rendimientos mejores, en lo general, el promedio de rendimiento en el estado es entre 14 y 15 toneladas”.

Lee: Los productores de maíz de Jalisco redujeron superficie de siembra por otros cultivos

Comentó que los rendimientos dependen de cada productor, de las fechas de siembra, de la maquinaria que utilizan, que esté bien calibrada la sembradora, etcétera, “hay productores que tenían toda su vida, 20 o 30 años cultivando maíz, pero después de ese tiempo llega un técnico y les demuestra que su sembradora tiene que ajustarse y hacerse ciertas adecuaciones, que la semilla debe ir a la misma longitud y profundidad; si todas las semillas van a la misma profundidad y si el riego es uniforme y demás, y si se logra que 90 o 95 por ciento de las semillas germinen y las plantas nazcan el mismo día, esto es un buen indicador de que habrá buena producción.

También, anotó, deben tomarse en cuenta los factores de maleza, plagas, enfermedades, esto es, estar atendiendo a tiempo el cultivo para poder obtener un mayor rendimiento.

Finalmente, dijo que la idea no es desplazar el maíz blanco sino hacer un equilibrio de tal forma que se puedan cubrir por un lado las necesidades industriales y por el otro que se siga manteniendo la cobertura de las necesidades alimenticias para la población.

El Sol del Bajío

Trends